*Por Danae Prado C.

El martes 26 de febrero las mujeres de Chile conocieron de manera masiva una de las asociaciones ilícitas de violencia y acosos contra las mujeres más impactantes del país. Los chats de amigas y compañeras se compartían los textos e imágenes de un portal llamado Nido.org en el que hombres se compartían datos sobre como violar y secuestrar mujeres, donde comprar estupefacientes para intoxicar a jóvenes para violarlas, además de acosar y agredir a aquellas que los denunciaban, publicitar fotos de menores de edad robadas de sus perfiles de redes sociales, entre otras atrocidades.

 

Rápidamente se dieron a conocer detalles de la organización de estos hombres escudados tras el anonimato de internet, para acosar, maltratar, secuestrar y violar mujeres.

 

La web se había traducido en grupo masivo de telegram donde los hombres se intercambiaban “datos” y fotos de las mujeres que habían atacado y de aquellas a quienes ellos estimaban debían acosar y atacar por estar contra el machismo y la misoginia.

 

Las redes feministas difundieron las imágenes y recomendaron a las mujeres proteger sus perfiles de redes sociales, revisar las amistades virtuales y eliminar a quienes no conocieran y que fueran sospechosos. Las mujeres actuaron en unidad y la unidad hizo la fuerza. Sentimos miedo, todas lo sentimos, pero la acción fue tan rápida por parte de las organizaciones de mujeres y feministas, que inmediatamente también nos sentimos resguardadas por nuestras propias compañeras.

 

La noticia salió una semana antes del llamado a Huelga de Mujeres por el 8 de marzo más importante de los últimos años en el país y que contempla iniciativas desde este lunes 4 de marzo, catalogado como súper lunes feminista por la Coordinadora Feminista 8M y que tendrá actividades todo el mes, a lo largo de todo el país.

 

El día miércoles 27 conocimos otra noticia: el supuesto líder de esta banda de delincuentes se había suicidado tirándose al metro de Santiago. La Policía de Investigaciones incautó sus computadores y otras especies de su casa, e informó que el sujeto estaba siendo investigado por intercambio de pornografía infantil y acoso virtual a mujeres. Para qué vamos a dedicar más análisis al tratamiento de los medios de comunicación de esta noticia, quienes difundieron las buenas calificaciones del acusado y su perfil como profesional destacado.

 

A una semana de dado a conocer el caso, las denuncias contra el portal ante las policías ascienden a 147, 34 de los cuales involucran a menores de edad. Todas mujeres que vivieron el acoso de estos hombres organizados en su misoginia y machismo.

 

La Asociación de Abogadas Feministas encabeza la denuncia contra quienes resulten responsables de las agresiones y acosos contra mujeres coordinadas en esta página y ya han recibido más de 300 denuncias en el mail habilitado para esto. Bárbara Sepúlveda, Directora Ejecutiva de la ABOFEM, comentó en entrevista en CNN que “esta es una red de personas que se agrupa para la comisión de algunos ilícitos, en el resguardo del anonimato, con años y años de protección en esta web”

 

“Ellos mismos se atribuyeron la autoría y participación en diversos delitos de mucha gravedad, hablamos de amenazas, violaciones, secuestros, incluso de homicidios, además, tenemos casos de personas y también tenemos testimonios de personas que habían ido a denunciar ante las policías y que fueron enviadas a sus casas por no llevar evidencia o simplemente haber considerado que le había pasado a ella no era un delito, cuestiones bastante irregulares” relató Bárbara Sepúlveda.

 

Agregó que “no estamos hablando solamente de la difusión de fotos que pueden haber sido públicas, sino de la incitación a vulnerar la integridad sexual de mujeres y de niñas, además de las mujeres que se dieron cuenta que sus fotos estaban ahí, fueron agredidas sistemáticamente por estas personas amparadas por el anonimato y cuando fueron a denunciar se sintieron desamparadas por un sistema jurídico que no dio el ancho”

 

“Aquí hay un delito solo por el hecho de haber una asociación ilícita, además de otros delitos que pueden haber cometido, por eso es de suma gravedad y requiere la investigación inmediata. Necesitamos una respuesta contundente de parte del Estado, que se capacite a los agentes que hoy reciben las denuncias y que nunca más un policía de investigaciones le diga a una víctima que esto no es un delito cuando llega una niña de 16 años que recibió una amenaza de que al día siguiente va a despertar dentro de una bolsa” explicó categórica la Directora Ejecutiva de ABOFEM.

 

Conocer de Nido.org nos da miedo, nos revuelve el estómago conocer la voluntad de estos hombres que dicho sea de paso no están enfermos, no son locos, no son ignorantes, sino que son hombres profesionales, que saben lo que están haciendo, que lo hacen por placer y que la mayoría de las veces, conocen a sus víctimas. Esto según el estudio Violencia en Internet contra feministas y otras activistas chilenas, de las periodistas Karen Vergara y Cecilia Ananías., que se publicará este año, sobre foros y grupos iguales Nido.org

 

Da susto además saber que en esta red- solo en esta página- había 34.000 suscritos. 34 mil hombres dispuestos a acosar, agredir, violar, amenazar de muerte e incluso matar mujeres.

 

Pero del susto y el miedo, pasamos por la rabia y la impotencia, tomamos todas las emociones que nos provocan asociaciones ilícitas como esta y decidimos tomar la unidad y la lucha como herramienta para seguir adelante, para hacer de este un nuevo año de movimiento feminista y de revolución de las mujeres. ¡Porque ya no estamos solas!

*Periodista feminista marxista, Editora General de Emancipa Chile

Deja un comentario