En el marco del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, entrevistamos a la Directora Ejecutiva de la Asociación de Abogadas Feministas de Chile, Bárbara Sepúlveda.

Un recurso de protección contra el artículo 13 del reglamento de objeción de conciencia, por vulnerar los derechos fundamentales de las usuarias del sistema público de salud; un recurso de protección contra la Pontificia Universidad Católica por vulnerar los derechos de una estudiante de teología que fue acosada sexualmente por cura-profesor de dicha facultad; la defensa de una estudiante de derecho que fue agredida sexualmente por un abogado y que había sido culpada de injurias y calumnias; la representación de más de 300 mujeres acosadas en el portal Nido.org

Estas son solo algunas de las situaciones que no hubieran sucedido 8 meses atrás, cuando aún no existía la Asociación de Abogadas Feministas de Chile, ABOFEM. Organizadas al calor del resurgimiento del movimiento feminista en este país, un grupo de abogadas decidió unirse y hoy se alzan como una organización feminista importante del país.

La ABOFEM es una asociación sin fines de lucro que reúne abogadas, licenciadas y egresadas de derecho con diversas especialidades “para integrar un enfoque feminista en el derecho, tanto en su generación, a través de los procesos legislativos, su enseñanza, así como en su aplicación en las políticas públicas y en tribunales”

Tal como relata una de sus fundadoras y actual Directora Ejecutiva, Bárbara Sepúlveda en entrevista con Revista Emancipa, la ABOFEM “nace en mayo del 2018, en plenas movilizaciones feministas, a raíz de la inquietud de un grupo de abogadas feministas que buscábamos una instancia estable y representativa en la cual pudiéramos aportar al movimiento”

Bárbara Sepúlveda, Directora Ejecutiva de ABOFEM.

“En ese tiempo-recuerda Bárbara- comenzaron a surgir asambleas de ex alumnas en algunas facultades de derecho, pero dada la magnitud de las movilizaciones, la necesidad de organizarnos a nivel nacional era imperativa. Inicialmente éramos no más de un par quienes empezamos a plantearnos la idea de crear una asociación, y nos dimos la tarea de buscar entre nuestras compañeras y colegas a quienes quisieran unirse a este proyecto. La grata y enorme sorpresa fue que en un par de días ya teníamos 50 personas en un chat, 100 en dos semanas, y más de 350 inscritas luego de un mes. Hoy somos más de 500 asociadas a ABOFEM, de todo Chile y de diversas universidades”

Pero, ¿por qué organizar a las abogadas feministas?, las mujeres sabemos que el sistema judicial y legal la mayoría de las veces no es un aliado de nuestros derechos y avances, ¿cómo cambia las cosas una abogada con perspectiva de género y feminista? Bárbara nos explica que desde la perspectiva de ABOFEM “el derecho es un espacio de poder que debe ponerse al servicio de la emancipación de las mujeres y de la igualdad de derechos de quienes no tienen acceso a ese espacio, pensamos que es necesario integrar un enfoque feminista en el derecho, tanto en su generación, a través de los procesos legislativos, su enseñanza, así como en su aplicación en las políticas públicas y en tribunales”

“Dada la multiplicidad de factores que inciden en la discriminación de género dentro del derecho, en ABOFEM realizamos diversas acciones: Generamos informes académicos sobre problemas jurídicos que afectan a las mujeres; buscamos incidir en la tramitación legislativa en materia de género; y prestamos asesoría jurídica feminista gratuita a la comunidad” detalló Bárbara sobre la tarea de ABOFEM, agregando que también “buscamos visibilizar la perspectiva de las mujeres lesbianas y trans en el feminismo, así como las perspectivas a las problemáticas relacionadas con el género de los distintos grupos vulnerados y marginalizados, con un enfoque de derechos humanos e interseccional. En este sentido, el 90% de las charlas sobre feminismo que hemos organizado este año han abordado temáticas de vulneraciones específicas de las personas LGBTI y migrantes”

“Por otra parte, ofrecemos a la comunidad una red de abogadas defensoras de mujeres, que proporciona servicios jurídicos remunerados y no remunerados a las mujeres que lo requieren para su defensa jurídica en diversos procesos judiciales” agregó.

Además, la ABOFEM ha cruzado las fronteras y “en los últimos meses ha comenzado a replicarse nuestra asociación en el resto de Latinoamérica, donde la primera en constituirse oficialmente fue ABOFEM Argentina, con quienes trabajamos en red para generar conciencia feminista inter y transnacional”

Sin duda, las tareas y desafíos de las abogadas feministas en un país neoliberal y patriarcal como Chile, son enormes. Por eso, las abogadas realizaron a fines de noviembre del año pasado el primer Encuentro Nacional de Abogadas Feministas, el cual contó con la presencia de más de 200 abogadas de todo el país y con charlas magistrales de profesoras extranjeras del más alto nivel académico.

A tu juicio ¿cuál ha sido la mayor enseñanza de la nueva ola movimiento feminista en Chile?

“Pensamos que una enseñanza relevante ha sido que, a pesar de las diferentes posturas que podamos tener entre las feministas, este año se puso de manifiesta la necesidad de la búsqueda de la unidad en la organización. Creemos que el aprendizaje que las feministas hacemos hoy respecto de las experiencias políticas de nuestras antecesoras radican precisamente en que nos proponemos nuevas formas de organización que se distancian de las formas tradicionales de entender y hacer política.

“Ya no nos identificamos con las formas políticas que exacerban la identidad hasta generar segregación, tampoco con los autoritarismos derivados de prácticas impositivas donde priman los beneficios unipersonales o de ciertos colectivos sobre otros. Es por esto que en ABOFEM buscamos configurar una orgánica y un funcionamiento que releve la acción colectiva y el interés general en sororidad, por lo que la toma de decisiones se hace en un Directorio colegiado, compuesto por las directoras de comisiones temáticas a nivel nacional, así como por las directoras de las regiones activas y la Directora Ejecutiva. Nos enorgullecemos de que ABOFEM sea una asociación pluralista, con socias de diversas religiones, sexualidad, origen étnico, social y militancia política”

Ad portas de un nuevo 8 de marzo, ¿cuáles son sus principales proyecciones para el 2019 como organización?

“Como Asociación, estamos conscientes del privilegio que significa la profesión de abogadas, por lo que queremos ponernos al servicio del movimiento feminista y de las mujeres, desde nuestra experticia, a fin de avanzar desde el derecho a una sociedad más justa y libre.

“Nuestras proyecciones en el 2019 están orientadas hacia el incremento de la participación de nuestras abogadas en medios, charlas y foros, a fin de posicionar cada vez más el discurso feminista y de derechos humanos en el derecho. Asimismo, realizaremos publicaciones académicas y potenciaremos a nuestras socias investigadoras masificando sus artículos, libros, ponencias, tesis, entre otros trabajos académicos.

“En todas nuestras áreas seguiremos trabajando con el objetivo de ser un aporte para las mujeres que habitan nuestro país y especialmente para aquellas que sufren con mayor intensidad las discriminaciones estructurales”

Si eres una abogada feminista y estas interesada en unirte a la Abofem, hay varios espacios en los que puedes aportar, en las distintas comisiones que ha estructurado la asociación: investigación jurídica; análisis legislativo y políticas públicas; asesorar y educar a la comunidad; promover espacios de educación y autoformación para las socias; generar informes en derecho con enfoque de género, y derechos humanos; fomentar políticas destinadas a terminar con la discriminación y lograr la visibilidad de las demandas LGTBIQ+; o participar del equipo de comunicaciones y RRPP.

Coordenadas:

Facebook: abofem

instagram: @ABOFEM

twitter: @ABOFEM1

Mail: abofemchile@gmail.com

Deja un comentario