En una coordinación inédita hace por lo menos 10 años en Chile, las agrupaciones de lesbianas y trans feministas de Chile, Red Lesbofeminista, Agrupación Lésbica Visibles, Colectiva Tara, FECh, ABOFEM, Disidencia Universidad Diego Portales, Familia es Familia, Radio Humedales, la Pastoral Diversidad Sexual Iglesia Evangélica Luterana, Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio y Lesbianas y Trans autoconvocadas, dieron a conocer un comunicado donde «hacen un llamado a frenar los ensañamientos en contra de la población LGBTIQ+ y denuncian el aumento de ataques violentos que ya suman 13 en lo que va del año», dejamos a continuación el comunicado completo:

«Las organizaciones exigen al Gobierno garantizar la protección de todas las personas, con políticas públicas que reconozcan la diversidad, y a concretar transformaciones educacionales para prevenir estos delitos respetando la disidencia sexual y de género. Hechos como el ataque a Carolina Torres y a Matías Mella merecen justicia, tal como los lesbocidios en contra de Nicole Saavedra Bahamondes, Susana Sanhueza Aravena y María Pía Castro, no pueden quedar impunes.

«Las acciones transfóbicas y lesbofóbicas son en gran medida generadas por los discursos de odio que están promoviendo principalmente líderes políticos conservadores, vinculados a sectores religiosos fundamentalistas. Un mensaje de odio puede tener distintas expresiones en espacios públicos o privados, que promueven e incitan la discriminación y la violencia hacia un individuo o grupo por su identidad sexual y/o de género, por ser y pensar distinto a la norma o ideas dominantes en una sociedad.

«Debido a esto, condenamos que el Gobierno avale la visita al país del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien promueve abiertamente discursos y políticas de odio que incentivan la violencia y fomentan la discriminación. Las declaraciones de Bolsonaro como “no podría amar a un hijo gay, prefiero que muera”,  son soporte público para las acciones de lesbofobia y trans odio que han ocurrido, cobrando vidas y atemorizando a un sector de ciudadanos que lo que buscan es vivir en paz y tranquilos, respetando los derechos humanos de las personas.

«Por último, las agrupaciones y personas autoconvocadas que hacemos esta declaración afirmamos que “no volveremos al closet, y tampoco permitiremos que una sociedad se eduque sin reconocer y respetar las diferencias, por eso hacemos un llamado al conjunto de los actores políticos, sindicales, civiles y organizados de la sociedad, a incidir para transformar Chile y educar, ya sea desde los medios de comunicación, desde las aula y desde el Parlamento, sobre la idea de que una sociedad solo avanza cuando lo hace con todos, todas y todes”.

 

Deja un comentario