Ilustración: Leticia Alvarenga

*Por Noelia Díaz Esquivel 

“Muchas de las víctimas de abuso sexual no tenían conciencia de que estaban siendo vulnerados en sus derechos hasta que accedieron a información al respecto, por eso es tan importante la prevención” dijo la fiscal Karina Sánchez, cuando lanzaba las terribles estadísticas sobre las causas denunciadas que atentan contra la integridad física y sicológica de niños y niñas en Paraguay.

5074 causas que atentan contra la integridad física y psicológica de niños y niñas en situación de violencia fueron recibidas por el Ministerio Público en 2018. De estos casos:

  • 2608 corresponden a abuso sexual
  • 1259 a maltrato a niñas y niños
  • 663 denuncias por estupro
  • 521 causas por pornografía infantil
  • 251 por proxenetismo
  • 17 causas por abuso sexual en personas bajo tutela
  • 6 casos de actos homosexuales contra menores.

La mayoría de las denuncias se realizaron en Asunción y el departamento Central y se habla de un total de 1962,  le sigue Alto Paraná con 540 e Itapúa con 254 casos.

El promedio de edad de  víctimas de abuso se centra en niños y niñas de 11 a 13 años, siendo el 50%. Mientras que el promedio de edad de víctimas de maltrato reporta un 40% de niños y niñas de 6 a 10 años y 30% corresponde a menores de 0 a 5 años.

Del total de denuncias por abuso sexual se reporta que el 85% son niñas y 15% niños. Las víctimas de maltrato, en su mayoría, también son niñas y hablamos de un 60% de los casos.

Los victimarios o agresores, en un 98% son hombres, y la edad promedio señala que el 60% de los sindicados como abusadores tienen 31 años y más. El promedio de edad de los victimarios de maltrato es mayor de 30 años en un 75% de los casos denunciados.

En el 85% de los casos el victimario o agresor es una persona cercana a la familia de la víctima.

De todas las causas ingresadas sólo el 30% han llegado a imputaciones o acusaciones a la espera de un juicio oral. Según explican esto se debe al déficit de profesionales especializados con los que cuenta el Ministerio Público y es muy complicado responder a lo que consideran una emergencia nacional. En busca de mejorar la atención a víctimas y abordar de manera eficaz los casos se trabajó en un “Instructivo de investigación” que será puesto en vigencia a partir del 02 de mayo. Este material establece un procedimiento penal en los casos de Maltrato y Abuso Sexual en niños, niñas y adolescentes, a fin de responder con eficacia y eficiencia las denuncias. Explican que el cumplimiento del instructivo será de carácter obligatorio para los agentes fiscales que llevan adelante la investigación.

La resolución contempla que el agente fiscal y los funcionarios del Ministerio Público están obligados a evitar la re victimización y además deben allanar todos los obstáculos que se presentan durante el proceso investigativo a fin de hacer efectivo el acceso real a la justicia. Así mismo establece que las causas en las que son víctimas niños, niñas y adolescentes prevalecen ante las demás a la hora de ser atendidas por los representantes de la institución.

Este guía de abordaje de agentes fiscales y funcionarios está siendo distribuida en las diferentes sedes del Ministerio del Público del todo el país.

En caso de que agentes fiscales y funcionarios no cumplen con tu tarea de investigar, proteger y sancionar las causan que atentan contra la integridad física y psicológica de los niños y niñas se debe denunciar a través de la línea 147 de Fono Ayuda, dependiente del Ministerio de la Niñez y la Adolescencia.

 

Señales y consecuencias del abuso sexual o físico

  • Poca concentración, dificultades para dormir
  • Auto-culpabilidad por los hechos o vergüenza extrema
  • Baja autoestima, se retrae de la vida
  • Depresión, ansiedad, llanto frecuente
  • Toma de decisiones autodestructivas
  • Miedo generalizado
  • Rechazo del propio cuerpo
  • Falta de confianza en otras personas
  • Incapacidad de recibir, sentir cariño y amor

 

¿Qué debo hacer si mi hijo/hija me dice que sufrió abuso sexual?

  • No se asuste
  • No critique al niños/ña, ni le diga que ha mal interpretado lo ocurrido
  • Tranquilice a su hijo/ja, asegurándole que él o ella no tiene la culpa
  • Dígale que se asegurará de que no volverá a ocurrir
  • Guarde las ropas u objetos con los que haya recibido la agresión, son elementos importantísimos que servirán de prueba para la investigación del agente fiscal
  • Anime a su hijo/ja a que cuente lo ocurrido a las autoridades competentes, pero que intente evitar las entrevistas repetidas, ya que podrían resultar estresantes, además de re victimizar a la víctima

¿Dónde Denunciar?

911 Policía Nacional

137 SOS Mujer

141 SEME

021 454611 Ministerio Público

147 Fono Ayuda

 

Deja un comentario