Frente a la agenda precarizadora del gobierno de Piñera, este 1 de junio, hacemos nuestra propia Cuenta Popular Feminista.

Adjuntamos el texto íntegro de nuestra cuenta popular feminista y el video de esta (grabado frente a la tercera comisaría de Santiago tras la detención de nuestra vocera Alondra Carrillo y nuestra compañera Vesna Madariaga, presidenta de la Asociación de Funcionarias/os del Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, por intervenir en la detención arbitraria e ilegal de estudiantes secundarios).

Cuenta Popular Feminista

Este 1° de junio Sebastián Piñera rinde cuenta pública de su gestión ante el país. Como coordinación plurinacional de mujeres que luchan nos hemos llamado, una vez más, a levantar la voz en una Cuenta Popular Feminista y Jornada de protesta. Hace un año, mientras el “mayo feminista” demostraba en las calles la potencia transformadora del movimiento, el gobierno, en un intento de procesar nuestro descontento, anunció la llamada “Agenda Mujer”. Nosotras lo sabíamos bien: la agenda mujer no era feminismo, sino apropiación de nuestras luchas. Piñera en un intento de tomar nuestras banderas impulsa neoliberalismo. Hoy seguimos alzando demandas de transformación y nos levantamos para cambiarmradicalmente nuestra vida y la de todas.

El gobierno y los partidos precarizadores siguen siendo los mismos; pero nosotras no somos las de hace un año: Hoy SOMOS + , somos muchas más. Nos hemos organizado a lo largo del territorio, hemos construido un programa y hemos luchado juntas en la primera Huelga General Feminista el pasado 8 de marzo. Hoy nos enfrentamos a un vértice histórico. En el contexto de una crisis global que presiona particularmente a América Latina, surgen respuestas conservadoras ya sea repitiendo el dogma neoliberal o a través de nacionalismos o fundamentalistas religiosas. Nosotras apostamos por el feminismo como una alternativa transformadora que atraviese las fronteras.

Aunque hoy seamos muchas, la violencia contra las mujeres y disidentes sexuales no cesa. Decenas de ataques misóginos, transfóbicos, de lesboodio y homofobia dejan, a la fecha, 26 compañeras víctimas de feminicidios por quienes no pueden tolerar que afirmemos nuestra existencia. Nosotras lo sabemos y lo hemos denunciado: esa violencia es una condición de nuestra vida, inseparable de todas las demás condiciones que deterioran cada día la vida de la gran mayoría. Los gobiernos no han hecho nada por frenar la violencia, es más, la impulsa y agudiza con su agenda de precarización en todos los ámbitos de la vida.

Denunciamos casos como el de Nicole Saavedra, quien fue víctima de un cruel ataque lesbofóbico, asesinada en circunstancias en donde la justicia a tres años del hecho, no ha sido capaz de determinar responsabilidades. Esta impunidad, más parecida a la indolencia, agudiza la invisibilización que vivimos miles de mujeres lesbianas, y a todas aquellas que se nos impone la heterosexualidad -incluso mediante violaciones correctivas- como norma cuando es justamente esta es justamente una aliada del sistema neoliberal, machista y patriarcal. .

No basta con sensibilizar, promover la inclusión, el respeto y exigir la garantía de los derechos civiles y políticos de las disidencias sexo-genéricas; para el estado no existimos como ciudadanes y se nos condiciona a precariedades que atraviesan toda nuestra vida. El rol activo del Estado es un ausente y a su vez un facilitador de que ocurran todo tipo de violencias. Casos como los suicidios por causa de bullying transfóbico, son el resultado de un sistema negligente y estructuralmente indolente con la realidad de las personas trans.

Ante este escenario macabro, el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, consistente con esta política de la miseria y garrote, ha respondido precarizando a sus trabajadoras, despidiendo a voceras trabajadoras de Centros de la Mujer, desmantelando los servicios destinados a prevenir, atender y proteger a las mujeres que denuncian violencia machista, demostrando que nuestras vidas para ellos nada importan.

Ante los asesinatos, por parte del Estado chileno, de Joan Florvil, Rebeka Pierre y Monise Joseph, acusamos al gobierno de promover la impunidad, la xenofobia y el racismo a través de sus políticas migratorias sin perspectiva de derechos. Hoy, ser mujer, negra y migrante en este país es estar al centro de la violencia institucional. Reivindicamos el derecho de los y las migrantes a organizarse y manifestarse contra la violencia del Estado y por sus derechos.

Ante el asesinato de Camilo Catrillanca y la impunidad de los agentes estatales agresores de Lorenza Cayuhan y Sayén, el gobierno persiste en la militarización del Wallmapu, demostrando su carácter represor y colonial. Queremos recordar que este año se cumplen 3 años del feminicidio empresarial de Macarena Valdés, activista mapuche defensora del medio ambiente y el territorio en Tranguil. A 3 años de impunidad total volvemos a decir, ¡No+ muertas por luchar! ¡Exigimos justicia por Macarena Valdés!

Ante las históricas demandas de la última década por educación pública como derecho social desmercantilizado, por la democratización de las comunidades educativas y por educación no sexista y laica. Este gobierno y los anteriores han respondido perfeccionando el modelo ideológico de mercado y segregador. Proyectos como Admisión Justa no hacen más que seguir fomentando la competencia y desigualdad social. El gobierno promueve leyes como Aula Segura que nos criminaliza y facilita la continua represión a estudiantes por FFEE. Como profesoras y estudiantes sabemos que la reforma curricular que elimina la obligatoriedad de la asignatura de historia, educación física y artes en los últimos niveles de la educación secundaria, no hace más que precarizar la educación en Chile.

Ante nuestra demanda por el derecho al aborto libre, legal, seguro y gratuito, se ha limitado a sólo 3 causales que no bastan, y además el gobierno otorgó el derecho a objetar “conciencia” a los mercaderes de la salud, demostrando así su carácter anti derechos y anti mujeres. Hoy abrazamos a las feministas argentinas y nos unimos en internacionalismo a ellas. Reafirmamos la lucha por los derechos sexuales y reproductivos de mujeres y disidentes, y por el aborto libre, legal, seguro y gratuito en Chile, América Latina y el Mundo.

Ante nuestra demanda por el derecho a la vivienda y la ciudad, este gobierno nos responde profundizando el negocio inmobiliario y privilegiando a los empresarios que especulan con este derecho básico. Llamamos a tomarnos los espacios públicos, a caminar tranquilas y a rechazar la nueva ley de integración social y urbana que impulsa Piñera, Ell movimiento de pobladores y pobladoras exige ser escuchado y exige el fin del registro social de hogares que discrimina y precariza. Reclamamos ese derecho fundamental a la ciudad y a la vivienda ¡para todas las dueñas de casa sin casa!

Ante nuestra demanda de derecho al trabajo digno, estable y seguro, el gobierno responde con cierres de decenas de empresas y con una agenda de reformas laborales que buscan abaratar los despidos, recortar la indemnización por años de servicio, flexibilizar aún más nuestra jornada de trabajo y subordinar nuestra vida a las necesidades de las empresas.

Ante nuestras demanda del derecho a la seguridad social, el gobierno responde con una reforma de pensiones que mantiene y enriquece a las AFP, garantizándonos una vejez de miseria. Gritamos ¡NO+AFP! Exigimos un sistema de pensiones que sea de reparto, solidario, tripartito, que reconozca el valor de todos los trabajos que realizamos : formales o informales, a contrata o a honorarios, y especialmente los trabajos no remunerados que las mujeres realizamos en beneficio de toda la sociedad. ¡Criar y cuidar también es trabajar! Luchamos por un sistema de cuidados que sea plurinacional, feminista y comunitario, para poner fin a la doble jornada de trabajo .

Ante nuestras demandas que buscan acabar con la precarización de la vida, el gobierno responde con el TPP-11 , un tratado internacional que entrega nuestro futuro a los inversionistas extranjeros, devastando el medio ambiente, las comunidades y la salud de las personas. TPP-11 es más garantías a la industria extractivista y más territorios depredados. TPP-11 es libertad para las corporaciones,mercantilización de los bienes comunes, territorios sin agua y sin semillas, es empobrecimiento de las mujeres y sus comunidades. TPP-11 es una atentado a la vida. Nosotras nos autoconvocamos y levantamos la voz en las zonas de sacrificio y demás territorios en defensa de la vida, los ecosistemas y el futuro de todas y todos. Nosotras no callaremos nunca más , hoy lo que se juega es la posibilidad misma de la vida.

Es por eso que este 1° de junio nos hemos llamado a levantar la voz y salir a las calles, poniendo en el centro de la política la forma en que se organizan nuestras vidas. Como feministas, nos convocamos a hacer de este día una Jornada Plurinacional de Protesta Feminista junto a otras organizaciones y movimientos de múltiples sectores y territorios. El 8 de marzo nos comprometimos a dar un paso adelante y no permitir que nadie más hablara por nosotras, porque sabíamos que la huelga no sería solo el hito de un día, sino un momento de transformación más amplio y en pleno curso. Hoy lo que construimos juntas es memoria de futuro. Hoy como ayer
SOMOS +.

Adhieren:
Coordinadora Feminista 8M
Movimiento por el Agua y los Territorios (MAT)
Coordinadora por Justicia para Macarena Valdés
Secretaría de Mujeres Inmigrantes
Negrocentricxs: Laboratorio comunitario para mujeres
Asociación de Mujeres Rurales e indígenas ANAMURI
Mujeres Manos Libres
Agrupación Lésbica Visibles
Asamblea de Mujeres del Gulumapu
Coordinadora No más violencia de género Puerto Montt
Encuentro de Mujeres de Antofagasta
Coordinadora Feminista Atacama
Coordinadora Feminista 8 de Marzo Valparaíso
Coordinadora Feminista 8 de Marzo Rancagua
Coordinadora Feminista 8 de Marzo del Maule
Coordinadora Feminista 8 de Marzo Osorno
Articulación Feminista Zona Oriente
Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios ACES
Vocalía de Sexualidad y Género USACH
Secretaría de Género y Sexualidades UC
Transfeministas Anticapitalistas
Asociación Nacional Funcionarias/os Ministerio de la Mujer y Equidad de Género ANFUMEG
Red Chilena Contra la Violencia hacia las Mujeres
Librería Feminista Nicole Saavedra
Articulación Feminista Santiago Centro
Centro Social y Librería Proyección
Colectivo de Mujeres Sobrevivientes Siempre Resistentes
Mujeres al Frente y Colectiva HC / PUNK
Colectivo Feminista Rufián Revista
Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH)

Fuente: Prensa Coordinadora Feminista 8 Marzo

Deja un comentario