Por Pamela Méndez*

Hablamos con Pachu Cerviño, directora artística de Radio Wicca, una nueva radio transfeminista que se suma a la batalla comunicacional contra el patriarcado. A partir de la unidad con otras compañeras radialistas se dieron cuenta que los obstáculos y ninguneos que debían atravesar en medios de comunicación manejados por hombres eran una cuestión sistemática. Ese fue el puntapié para iniciar un proyecto donde las voces transfeministas ardan.

Transmiten desde el barrio de Colegiales y las podes escuchar desde cualquier lugar del mundo en www.radiowicca.com.ar

¿Cómo surge Radio Wicca?

El año pasado participamos junto a varias compañeras de “Radio La Bici” del Encuentro de Radialistas Feministas en Mar del Plata, allí nos conocimos con más compañeras, operadoras, locutoras, estudiantes, etc… Y empezamos a coincidir en muchas cosas, estamos todas –o la mayoría- en medios que lo manejan hombres, ya seas comunitarios, privados, públicos, mainstream, y nuestras voces no están o somos segundas voces,  somos columnistas, tenemos poco tiempo en el aire, las operadoras no tienen tantas horas para trabajar como los hombres, o algunas cobran menos. Viendo todas esas problemáticas, que las pusimos arriba de la mesa en el Encuentro, surgió una idea un poco más concreta sobre qué hacer, más allá de todos los miedos que implica tener un espacio propio consideramos que es súper necesario contar con ello, donde nos manejemos nosotras, donde no haya más violencia al aire, porque eso también pasa: ninguneos de operador, de directores de radio o mismos compañeros.

– Cuando compartieron todo eso se dieron cuenta que es sistemático, ¿no?

¡Exacto! Ese encuentro fue hermosísimo porque nos dimos cuenta que nos pasa  a todas, me di cuenta que no soy yo el problema, porque a veces pasaba que pensas: ¿Seré yo? ¿Seré yo que no me banco una? ¿Qué no estoy a la altura?  Nos pasa en todos los lugares. Nos dimos cuenta que nos pasa a todas. Entonces ¿qué hacemos?  Podemos seguir luchando desde nuestros programas, desde el lugar donde estemos, aunque también era necesario pelear desde un lugar de resistencia real. Después del Encuentro empecé a hablar con otras compañeras y surgió la idea de armar un lugar de resistencia de nuestras voces. Empezamos a pensar como armar algo sin tener recursos ni plata, le pregunté a los directores de Radio La Bici si nos daban un lugar, luego de varias charlas que tuvimos nos cedieron un espacio.  Después de varios meses, miedos, llantos, emociones pusimos en marcha el proyecto sabiendo que estamos seguras y vamos a defender Radio Wicca.

 

¿Por qué ese nombre?

Eso fue lo más difícil, es complicado ponerle nombre a algo que te identifique y sobre todo si hablamos de una radio que tiene una misma temática y una perspectiva marcada. Wicca es la religión pagana de los conjuros, siempre estuvo mal visto, las brujas siempre estuvieron vinculadas a la maldad. En realidad es un culto hermoso, vinculado con la naturaleza, el cuerpo, las energías, tiene que ver con conjuros pero no los de Magia Negra. Me pareció un buen nombre es original, tenía que ver con nosotras, con todas las brujas que quemaron, nosotras somos las nietas de todas las brujas que quemaron. Ahora, las mujeres y disidencias empezamos a estar en contacto con nuestra cuerpa, eliminar tabúes y por eso también nos identificamos con el nombre Wicca.

Tienen una reivindicación fuerte del transfeminismo  ¿Por qué?

Sí, creemos que no hay futuro feminista sin que estén dentro las personas trans, travestis, intersex, queer. No hay movimiento sin elles.

¿En los programas tendrán presencia?

En nuestra inauguración se llenó el espacio de mujeres trans, sin haberlo buscado incluso, pero fue hermoso. Estuvo como invitada Paula Raigada, vinieron las chicas del documental Reina de Corazones, las chicas del documental del Mocha Celis (el primer bachillerato popular trans), pasaron los trailers de sus producciones. Nos sentimos muy bien con todo esto porque nosotras somos mujeres cis y somos conscientes que tenemos privilegios frente a estas disidencias, y más allá que digamos que el futuro es transfeminista sentíamos como un desafío llevar a cabo esto desde nuestra condición de mujeres cis. Pero, cuando vi toda esa cantidad de mujeres trans, lo cómodas que estaban, me di cuenta que estábamos haciendo las cosas bien, estamos del lado correcto y trabajando del lado correcto.

¿Cómo es el contexto de un medio feminista y autogestivo en tiempos neoliberales?

Muy complicado. Nosotras tenemos muy poco tiempo de vida, apenas 3 meses, todos los proyectos tienen un proceso que llevan tiempo y nosotras no tenemos ese tiempo, nos está corriendo. Somos independientes, autogestionadas y estamos en un momento donde no sabemos si vamos a poder sosteniéndonos. Hay una crisis real que nos está atravesando a todes, pero la vamos a pelear hasta el último momento porque creemos que este lugar de resistencia tiene que estar. En los momentos complicados es cuando más necesarios se tornan estos espacios. Ese es nuestro desafío. Es un momento de elecciones, nuevamente presentarán el proyecto del Aborto en el Congreso. La lucha sigue, con crisis o sin crisis.

¿Tienen contacto con otros medios o proyectos feministas?

Nosotras creemos que es fundamental tejer lazos, armar una economía feminista. La radio surge a partir del Encuentro de Radialistas Feministas, a partir de ello empezamos a tejer redes, y creemos que no solo lo haremos mediante programas, también convocamos mujeres y disidencias talleristas que  tengan distintos proyectos, hablamos con artistas les decimos que acá pueden hacer cosas. No creemos que haya otra salida que no sea una red transfeminista, para mí tenemos que crear una economía transfeminista entre nosotras.

-Que importante es resaltar el valor de lo colectivo en una coyuntura que nos lleva a lo individual, ¿no?

Exacto, el feminismo tiene que ver con eso. El feminismo es uno de los movimientos más alejados al capitalismo, por eso es súper importante trabajar en comunión entre nosotras. Por eso resaltamos la importancia de armar redes, cada vez conocemos más chicas/chiques que vienen y quieren hacer cosas, nos proponen proyectos. Está buenísimo, nos está contando a todes, pero acá estamos, seguimos de pie.

-¿Cómo funciona un medio de comunicación feminista ante la avanzada de la concentración mediática?

También  es complejo. Están los medios hegemónicos que deciden ignorar políticamente nuestras voces, por eso es importante aguantar este lugar de resistencia porque sin nuestras voces no hay democratización de la palabra. Por ahora estamos dando la batalla en un momento nacional complicado, a su vez al no ser tan conocidas no sabemos cómo van a recibirnos los otros medios que no tienen nada que ver con nosotras, que no quieren que nosotras tengamos voz. Por ahora le daremos pelea a eso y luego, ojalá podamos crecer, veremos cómo contribuimos en todo lo que tiene que ver el feminismo en Latinoamérica.

-También es importante dar cuenta que no estamos solas a nivel continente.

Claro, al Encuentro de Mar del Plata vinieron compañeras de otros países de Latinoamérica y compartimos las mismas experiencias dentro de los medios de comunicación, esas cosas que sentíamos que nos pasaban a nosotras solas nos pasaban a todas y no sólo a nivel nacional, sino también a nivel regional. De hecho, nosotras como argentinas somos bastantes privilegiadas respecto al feminismo y las luchas que venimos llevando, en otros países estas mujeres vienen batallando desde el barro, tienen pocos espacios, las maltratan muchísimo, hay pocos medios feministas, muchos de ellos son comunitarios entonces tienen poco alcance. Acá estamos un poco mejor paradas, pero las mujeres y disidencias trabajadoras de los medios de comunicación tenemos los mismos problemas en toda América Latina. En Argentina estamos visibilizándonos más, hay más movida acá.

¿Es más complicado darse a conocer entre tantos medios?

Es  más complicado, pero es hermoso, me encanta que así sea. A partir de toda esta oferta de medios feministas podemos empezar a articular con otras compañeras, porque estar solas no está bueno. Esto es una lucha y hacerla solas no tiene sentido. Yo me siento muy feliz de estar en este lugar donde vienen ustedes, una revista que también está en Chile y Paraguay, vienen también compañeras de MUA (mujeres audiovisuales), me parece bellísimo que cada vez seamos más y podamos unirnos entre nosotras.

¿Por qué deberíamos escuchar Radio Wicca?

Porque somos un espacio de mujeres y disidencias feministas, porque no creemos en un mundo androcéntrico, sino uno transversal, plural: feminista, somos anti racistas y anti patriarcales. Esa es la línea política de la radio, eso es irrenunciable. Creamos este espacio porque es nuestro lugar de resistencia, tenemos muchas cosas por decir y queremos marcar nosotras la agenda, no queremos más que nos la marquen hombres ni medios patriarcales o hegemónicos. Tenemos un montón de cosas para decir, somos brillantes también como otros hombres que están en otros medios. Si escuchan nuestros programas se van a dar cuenta que son brillantes, si no estás empapade en el tema del feminismo vas a encontrarte a pibas que te están mostrando como es nuestra vida, a qué aspiramos: la igualdad entre géneros. El feminismo es eso. Es un buen medio, no solo para nosotras que ya sabemos de qué lado estamos, también para aquelles que están indecisos o del otro lado. Somos la primer emisora transfeminista, me parece súper importante que exista este espacio. Invitamos a todes a que vengan a la radio.

El futuro será transfeminista o no será.

 

FB: Radio Wicca

TW: @radio_wicca

IG: @radiowicca

 

* Pam está cursando la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación y el profesorado  de Cs. de la Comunicación en la UBA. Le gustan el rock, los recitales, tomar mates e ir a la cancha a ver a Racing

Deja un comentario