Imagen: Afiche 15Festival Lesbigaytrans

*Por EmancipaParaguay

Este lunes 15 de julio se dio inicio al festival número 15 de cine Lesbigaytrans que es una iniciativa llevada a cabo por las activistas integrantes de Aireana, grupo por los derechos de las lesbianas.  Entonces Emancipa Paraguay aprovechó la oportunidad para hablar con ellas y conocer un poco más sobre el festival.

“Queríamos que nuestras vidas se vean reflejadas en el cine, poder reconocernos e identificarnos en las historias, las imágenes, las estéticas LesBiGayTrans. Creemos que el cine genera cambios en el imaginario social, y sobre todo el cine LGBTI, rompe con la lógica de la normatividad de las relaciones, además contribuye a la diversidad cultural”

Carolina Robledo, presidenta de Aireana nos comentó que festivales como éste, ya se realizaban con mucho éxito en otros países, ellas quisieron e hicieron todo para poder traer la idea a Paraguay y junto con el LESGAICINEMAD de la Fundación Triangulo de Madrid y el apoyo del Centro Cultural de España Juan de Salazar, iniciaron este camino, y así realizaron la primera Muestra de cine LesBiGayTrans en 2005, que luego de unos años fue tomando más forma de festival.

El festival se sostiene por la prioridad que se le da desde la organización y siempre buscan la forma de poder llevarlo adelante con pocos recursos o con más recursos. “Además sabemos que ayuda a las personas de muchas formas: a salir del closet, a tener un cine de referencia, aprender, a liberar prejuicios y tabúes, y muchas otras razones. Se sostiene además gracias al apoyo del CCJS, al aporte de directorxs y realizadorxs que dan el permiso para que su trabajo se vea en nuestro festival; y por todas las ganas que le ponemos desde el primer año”

El festival de cine, se ha convertido en uno de los eventos más esperados para muchas personas LGBTI. “Cuando empezamos dudábamos sobre la tolerancia de ciertos sectores, siempre hay temores cuando algo nuevo se inicia.” También reconoce Carolina que la prensa fue aprendiendo, al comienzo las preguntas que hacía tenían que ver con que si el cine era porno, hoy en día está instalado el festival como un evento que tiene por objetivo promover los derechos de las personas LGTBI.

“En Aireana siempre decimos que, aunque no cambien las leyes en nuestro país, lo que se trabaja con la gente, queda y de a poco se pueden ver cambios.  Todos los años la sala se llena todos los días. Hay momentos que incluso la gente se sienta en el piso.”

Cuando consultamos sobre el sostenimiento del festival Carolina respondió que el festival tiene mucha gente voluntaria, cada año se suman más y eso hace que vaya creciendo y pueda ir mejorando en cuanto a la calidad y la técnica, personas que colaboran con traducciones, con enlaces con otros festivales, en conseguir películas, en aportar ideas, etc. Además de las organizaciones que apoyan y se suman para promocionar y así dar mayor difusión al evento.

Para seleccionar las proyecciones que serán emitidas en el festival Aireana lanza una convocatoria y a través de unas plataformas de festivales se van inscribiendo los materiales, para la selección se forma un equipo y éste es el encargado de ver lo que llega, el contenido, el mensaje que transmite cada audiovisual. Por supuesto que el equipo está muy atento que las historias no sean machistas ni violentas o muy trágicas.

“La idea es dar alguna salida, dar mayor visibilidad o que transmita ganas de salir del closet, de sacarte peso o vergüenza, de ser feliz. Lo que es un cine independiente, pocas veces se va encontrar en el cine comercial.” 

Carolina nos comentó que el festival también tiene por finalidad promocionar el cine LGTBI nacional, para así incentivar con premios y servir de plataforma para otros festivales internacionales. La regla es que ingresa todo lo nacional que se presente, cada año se presentan entre tres y cinco. Todavía es poca la producción nacional pero lo bueno es que cada año alguna organización o activista realiza algún material exclusivo para el festival, y eso es maravilloso, por el valor que se le da al festival.

Finalmente Carolina nos dijo que lo más hermoso del festival es la posibilidad de que les participantes se apropien del espacio como cada año con risas, llanto, alegría y buena onda. Se espera que se pueda llegar a la mayor cantidad de público, que todes aprendamos a través de las historias y que cada quien se pueda llevar algo que le aporte a su vida.

Deja un comentario