¿Qué hacemos con la cobertura mediática discriminatoria? La prensa paraguaya ejerce violencia contra las personas trans.

Por: Emancipa Paraguay

El tratamiento de la noticia de un nuevo crimen de odio ocurrido en la ciudad de Pedro Juan Caballero instala de nuevo la necesidad de encarar las formas de violencia que ejercen los medios de comunicación a través de la cobertura y difusión irresponsable de hechos de violencia contra personas LGBTI.

Como lo ocurrido entre la noche del lunes y la mañana del martes, ocasión en que la prensa local ha orientado sus redacciones hacia otorgar detalles morbosos e irrelevantes, que nada tienen que ver con el hecho en sí, sobre el homicidio de una persona trans de 42 años.

A diferencia del alegato del juez en el caso de Romina, la información de prensa y los titulares acerca del asesinato ocurrido recientemente refuerzan la discriminación y conmocionan a las organizaciones y activistas de derechos humanos.

La cobertura de prensa discriminatoria es una más de las formas de violencia contra este colectivo y seguirá impune mientras no haya acciones que se puedan tomar contra los medios de prensa por promover el odio basado en prejuicios. Los hechos de discriminación no pueden ser denunciados mientras no se apruebe una ley contra toda forma de discriminación en el país.

Hace tan solo una semana, las voceras Yren Rotela y Mariana Sepúlveda celebraban que en el juicio oral y público por el asesinato de su compañera Romina Vargas se reconociera el odio y la discriminación por el hecho de “tener una forma de vida diferente” como agravante del homicidio hacia la mujer trans.

Ese día la justicia condenó a 25 años al hombre que reconoció haber asesinado a Romina, el mismo que había atentado contra por lo menos otras tres mujeres trans ese mismo año. Llegar a esa instancia judicial ya había sido un logro para las organizaciones que hace más de 15 años vienen denunciando la impunidad ante los asesinatos de personas trans en Paraguay: aproximadamente 60 mujeres asesinadas de 1989 a 2019. La condena, sin duda, fue un hito en el acceso a la justicia para este colectivo.

La prensa cubrió el juicio y empleó los pronombres y términos adecuados para referirse a Romina y las testigos que participaron en el juicio. Sin embargo, este martes, por lo menos tres medios de prensa divulgaron información de Soledad, víctima de transfeminicidio en Pedro Juan Caballero usando su nombre civil e incluyendo detalles de su vida que nada tienen que ver con la noticia de su muerte.

Emancipa Paraguay, en memoria de Soledad Fernández, hizo el trabajo de corregir con lentes lila algunos de los titulares de esos medios digitales, por si estos quieren editarlos en respeto al derecho a la identidad y privacidad de las personas involucradas.

Titular discriminatorio del diario HOY

Titular discriminatorio del transfeminicidio del lunes en Paraguay

Esta nota incluye, además del titular una foto de la víctima.

Titular discriminativo diario Extra Paraguay

Titular discriminativo diario Extra

Titular corregido

Titular discriminativo informativo local Oasis de Pedro Juan Caballero.

No sabemos de dónde salió la información de su supuesta “conversión”, pero la misma es irrelevante en la noticia de su asesinato. Este titular asume que las personas trans deben vestirse de determinada manera para ser percibidas como hombre o mujer. Está mal porque es emitir juicios según un estereotipo.

Muchos otros titulares se referían a la víctima en masculino: publicar el nombre civil de la persona trans en el titular es revictimizarla a través de la publicación. En un país donde no hay ley de identidad de género, si la prensa local publicó la identidad asumida de Soledad, ¿por qué asesinarla de nuevo de esta forma?

Para la prensa en general, esta web de la CIDH puede ayudar a saber más acerca de la terminología y conceptos básicos de los derechos humanos relacionados con la identidad de género, expresión de género y diversidad corporal.

Deja un comentario