Como ya se está haciendo costumbre, por tercera semana consecutiva las chilenas y chilenos salieron a copar las calles del país de manera masiva y contundente, demostrando tras 22 días de manifestaciones que la voluntad sigue en alto y la convicción no se detiene, pese a las medidas represivas y a la violencia policial con la que el Gobierno ha decidido enfrentar las manifestaciones sociales.

En la capital de Chile, la Plaza Baquedano, que simboliza el centro de la Región Metropolitana, donde viven 7 millones de personas, es decir, el 40% de la población total el país; más de un millón de personas volvieron a copar las calles con la demanda de Asamblea Constituyente y el llamado al Presidente Sebastián Piñera de renunciar a su cargo.

 

Las feministas estuvieron presentes en las convocatorias nacionales, con cordones feministas marchando por el país, para manifestar el rechazo de las mujeres a las politicas represivas del gobierno y la demanda de una asamblea constituyente feminista y plurinacional.

Foto: Jo Vergara

 

 

Deja un comentario