Reporte de Danae Prado C. 

Luego de que la Comision Técnica formada por los partidos con representación parlamentaria que firmaron el rechazado y polémico Acuerdo por la paz y la nueva constitución, diera a conocer su propuesta para el proceso constituyente sin incluir paridad de género ni cuota de pueblos originarios, las manifestaciones no se hicieron esperar.

Cerca de 7 mil feministas ya han firmado la declaración pública «Llamamos a las autoridades a garantizar una #ConstituyenteParitaria», iniciativa de las organizacionesComunidadMujer; Fundación Superación de la Pobreza, Servicio País; Fundación ChileMujeres; Red de Politólogas; Kodea; Corporación Humanas; Juntas En Acción; Centro de Estudios de la Mujer; ABOFEM; Instituto de la Mujer; Laboratoria; Académicas de la U. Alberto Hurtado; Mujeres del Pacífico; Observatorio de Género y Equidad.

En dicha misiva, se establece que «Ante la falta de consenso entre los partidos políticos en el Acuerdo por la Paz Social y Nueva Constitución que excluyó la paridad de género y la representación de independientes y pueblos indígenas en el órgano constituyente, demandamos una vez más una #ConstituyenteParitaria»

«Creemos necesario insistir en que la legitimidad de este proceso histórico para nuestra democracia —que determinará nuestra casa común por las próximas décadas— estará dada por la representatividad y diversidad del grupo de personas escogido por ciudadanas y ciudadanos en octubre próximo para escribir nuestra carta fundamental» expresan.

Agregan que «Por eso, hacemos un llamado a las autoridades, a los partidos políticos que se han manifestado a favor de la paridad de género y, en los casos que corresponda, al Gobierno, para que impulsen con celeridad las reformas constitucionales y/o proyectos de ley necesarios que garanticen una Constituyente Paritaria y un proceso democrático inclusivo. Su voluntad política es esencial en esta hoja de ruta que ha logrado dar esperanza a un país que atraviesa por una profunda crisis social»

«La paridad de género no es, como se ha dicho, contraria a la democracia, sino una garantía a la legitimidad de la Constitución, al representar a la mitad de la sociedad: las mujeres. Es un estándar de no discriminación y una oportunidad para garantizar que nuestras opiniones e intereses sean escuchados y debidamente representados a la hora de definir un nuevo acuerdo constitucional» destacan.

En la carta recuerdan además que «El movimiento feminista ha demostrado en los últimos días —gracias a la reveladora intervención de LasTesis y el amplio llamado a poner fin a la violencia de género— la transversalidad de las demandas de las mujeres en este contexto de transformación social. Y es que cuando demandamos paridad en la Constituyente, estamos hablando de abordar representativamente los temas que nos importan y afectan, y también una nueva distribución de poder que nos incluya»

«Reconocer las tremendas desigualdades de género que enfrentamos: políticas, económicas, sociales y simbólicas, es parte del nuevo Pacto Social que nuestro país necesita. Por eso debemos estar en la mesa escribiendo la nueva Constitución que nos sitúe verdaderamente como iguales. Porque nadie nos va a representar mejor que nosotras mismas» afirman.

La declaración publica aun se puede firmar en el siguiente link: Acuerdo por la Paz Social y Nueva Constitución 

En la misma idea, cerca de 500 mujeres se reunieron el lunes 9 de noviembre en el frontis del Estadio Nacional-lugar que ya se ha vuelto ícono de las luchas feministas- atendieron al llamado de La Rebelión del Cuerpo, quien invito a través de sus redes sociales destacando que «para que la Nueva Constitución sea legítima y democrática, exigimos dos pisos mínimos: – Verdad, justicia y reparación ante la violación a las DDHH y la violencia política sexual, especialmente hacia mujeres y niñas. – Paridad de género en todas las etapas del proceso constituyente»

«Porque las mujeres somos el 51,1% de la población, se nos debe respetar y representar como tal» afirmaban en sus redes y por eso mismo, realizaron la intervención en la que formaron con las cuerpas de cientos de mujeres de todas las edades el porcentaje de mujeres que hay en el país, para demandar que el proceso constituyente considere la paridad.

Danae Prado Carmona

Danae Prado Carmos

Danae Prado Carmona

Danae Prado Carmona

Danae Prado Carmona

Danae Prado Carmona

Danae Prado Carmona

Danae Prado Carmona

Danae Prado Carmona

Danae Prado Carmona

Deja un comentario