Dora Flecha y Cony Oviedo fueron voceras en el acto del lanzamiento del 8M Foto: Osvaldo Zayas

*Por Emancipa Paraguay

Se realizó este lunes el lanzamiento oficial de la marcha del 8 de Marzo por el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Mujeres de distintas organizaciones del campo y la ciudad y también independientes aprovecharon la conmemoración del Día de la Mujer Paraguaya para exigir a las autoridades que se trascienda de los discursos y del papel, al cumplimento efectivo de los derechos de todas las mujeres.

“Derechos ni el de la queja,

por ser pobre y ser mujer.

Se hacen muchos discursos

sobre su heroísmo de ayer.

En el papel la respetan,

pero solo en el papel”

Parafraseando a la poeta paraguaya Carmen Soler llegaron frente al Ministerio mujeres del campo, de la ciudad, mujeres lesbianas, trans, madres, hijas, todas con la consigna de que las leyes no sirven si no se cumplen. La rutina del lunes trajinado en el centro de la ciudad fue rota por los tambores y los cánticos que hicieron para repudiar la inacción estatal –por incapacidad o complicidad- para hacer cumplir los derechos laborales de las trabajadoras.

Denunciaron que la negligencia de las instituciones del Estado da luz verde para la explotación, precarización, informalidad, acoso, discriminación y otros obstáculos que enfrentan las mujeres en sus lugares de trabajo.  Entre otras cosas criticaron la permisividad que permite a numerosas empresas violar las leyes de Protección a la Maternidad y Lactancia, del Salario Mínimo para las Trabajadoras Domésticas o del propio el Código Laboral.

Foto: Flavia Borja

“Nosotras habíamos presentado una nota al Ministerio del Trabajo pidiendo que se respeten estas leyes. Todo está en el papel y parafraseando a Carmen Soler, estamos cansadas de que esté todo en el papel, pero eso no nos sirve. Necesitamos que se apliquen las leyes que existen. El Estado debe garantizar estos derechos, necesitamos que los entes cumplan con su trabajo, con su responsabilidad con las mujeres”, señaló Cony Oviedo, una de las voceras durante la protesta.

Por su parte Dora Flecha del Frente Mujer del Partido Paraguay Pyahura denunció que las mujeres en el campo viven una profunda desesperanza y desestabilización, producto de la falta de acceso a la tierra, a la salud, a la educación para sus hijos.

Explicó que muchas campesinas siguen resistiendo en sus asentamientos, moviendo el motor de la agricultura familiar. Muchas, siguen resistiendo los violentos desalojos, atropellos de la Policía y de matones esperando acceder a un pedazo de tierra que les permita producir para que sus hijos no tengan hambre.

Uno de los problemas más agudizados para las mujeres campesinas es la expulsión de esos territorios. Una de las consecuencias es que muchas migran a la ciudad en busca de “mejores horizontes” y terminan trabajando como empleadas domésticas sin que se cumplan sus derechos como trabajadora o son engañadas por redes de trata de personas y obligadas a prostituirse. Esto a su vez implica la separación de familias.

Foto: Osvaldo Zayas

Las mujeres paraguayas siguen sosteniendo gran parte de la carga social que permite el desarrollo en distintos ámbitos de la economía y es el reconocimiento y la acción sobre esa realidad lo que reclamaron las mujeres este 24 de febrero, con miras a la próxima marcha del #8M Paraguay.

Deja un comentario