Desde Revista Emancipa replicamos el comunicado de Elizabeh Fleitas, Yamila Cirigliano y el Observatorio contra el Acoso en el que anuncian la denuncia contra el Embajador de Paraguay en Argentina y el Primer Ministro de la misma misión diplomática por acoso, hostigamiento y maltrato.

Buenos Aires, 13 de Marzo 2020

Por intermedio del presente comunicamos que fue  presentada ante la Corte Suprema de Justicia de Argentina una denuncia contra Sr. Julio Cesar Vera Caseres, Embajador de la República del Paraguay en la Argentina y al Sr. Alfredo Arístides Porro Campos, quien detenta el cargo de Primer Ministro en dicha misión diplomática por hostigamiento y maltrato hacia Elizabeh Fleitas, reconocida Chef de este país y una de sus principales colaboradoras.

La denuncia fue hecha ante la Suprema Corte por tratarse de altas autoridades del vecino país cumpliendo roles diplomáticos en Arg y busca que se sancionen las repetidas conductas de acoso y hostigamiento contra las denunciantes y que las autoridades de nuestro país declaren como personas non grata a los mencionados.

Durante aproximadamente dos años, tiempo en que Elizabeh presto servicio con su Cocina Móvil para eventos de dicha institución, estas mujeres y otros miembros del equipo de trabajo de ella tuvieron que soportar insinuaciones y frases que no sólo vulneraron su intimidad, sino que también tenían un claro contenido de discriminación de género, clase y nacionalidad.

No es la primera vez que se habla públicamente del caso. En diciembre del año pasado, tanto en medios argentinos como paraguayos, pudimos ver distintas declaraciones del embajador explicando porque Elizabeh envió una carta en la que anuncia que no aceptará trabajar más para la embajada de su país natal por no soportar las agresiones cometidas hacia ella y su equipo de trabajo.

Elizabeh tuvo que soportar frases como “¿otra vez estas preñada? Mira que las paraguayas cogen y cogen y quedan embarazadas cada dos por tres” frase dicha por el Primer Ministro. Mientras que la otra denunciante  escapaba constantemente del embajador porque este la invitaba a salir con el argumento de ser “astrologo” y “que ella era muy inteligente, que podía llegar lejos, pero que lo más importante era su belleza, que era como un poder que ella tenía y para eso debía confiar y que él la iba a ayudar” en más de una ocasión le convocó a seguir la conversación en un café.

Pero además Elizabeh tuvo que contener a otres miembres de su equipo de trabajo pues constantemente el Sr. Porro, por ejemplo, en una oportunidad se referido a uno de los camareros y le dijo «dale putito, traeme más vino»

Todo este escenario puede ser la punta del iceberg del desarrollo de una cultura de dicha embajada en el que no sólo se pasan por alto o se permiten situaciones de maltrato y acoso, sino que además se encubren. Es por eso que se ha decidido comenzar con la acción judicial más allá de que los mencionados cuenten con la llamada “inmunidad diplomática” pues, inmunidad no puede ser sinónimo de impunidad.

Argentina es ejemplo en el mundo entero por el avance, reconocimiento y respeto de los derechos de mujeres, lesbianas, gays, travestis, trans y no binaries entre otros generos. Por lo tanto, no puede permitirse que aprovechando esta inmunidad se vulneren derechos fundamentales protegidos por diversos Pactos y Tratados Internacionales con rango constitucional  en Argentina. El derecho a la inmunidad no puede estar por sobre los DDHH y eso es lo que se busca defender y dejar plasmado con el inicio de este proceso.

Se sabe que la tarea no es fácil y que irá en contra toda la estructura patriarcal establecida. Sin embargo, estamos empoderadas y nos sostenemos en toda esa gran red feminista de Argentina y Latinoamérica para llevar adelante esta causa.

 

Elizabeh Fleitas

Yamila Cirigliano, Abogada

Observatorio Contra el Acoso

 

Deja un comentario