*Por Noelia Díaz Esquivel

Este fin de semana una periodista aclaró que una mujer con supuestos síntomas de coronavirus y que había escapado de su casa, violó la cuarentena e hizo caso omiso a las medidas de prevención recomendadas por el Gobierno, en realidad huyó por ser víctima de violencia intrafamiliar. Su pareja y verdugo llamó al 911 para que la sigan y denunció que era portadora del COVID-19. La policía la siguió por varias cuadras, la escoltó hasta el Hospital Nacional de Itauguá, donde la señora declaró y se supo que estaba escapando de su pareja que la violentaba.

Este es solo un caso de muchas mujeres paraguayas, quienes probablemente cumplirán con la cuarentena, más preocupadas por sobrevivir a sus agresores que por ser contagiadas por el coronavirus. Sin embargo, son pocas las informaciones respecto a esta realidad y a otras que viven las y los ciudadanos más vulnerados y a dónde, cómo y quiénes podrán socorrerlas y socorrerlos. Es cierto que el Gobierno, en general, ha tomado medidas acertadas, incluso con mucha más diligencia que los demás países de la región, sin embargo existen ministerios que atienden diversos sectores de la población que también deberían aportar con salidas y protección para todas y todos.

Hay que ser realistas, las situaciones de violencia de género van a seguir, no van a parar por la pandemia. Pero el ministro del Interior, Euclides Acevedo, al ser consultado sobre medidas eficaces de atención y protección a mujeres y sus hijxs, ante estas amenazas, solo respondió en tono burlón y dijo que los hombres también sufren violencia y que las denuncias van ser registradas como siempre, a través del 911 y las comisarías especializadas. Por su parte, el Ministerio de la Mujer hizo correr un flyer con indicaciones de a dónde acudir y horarios de atención de sus centros.

 

El Ministerio de la Defensa Pública también difundió a través de su página web www.mdp.gov.py  la lista de defensores y defensoras que estarán de turno del 12 al 26 de marzo.

En medio de prueba y error, de ir acomodando las fichas para ganarle la batalla a la pandemia, se van dan iniciativas individuales, colectivas que se van sumando a sobrellevar el pedido de #QuedateEnCasa.

Las mujeres del Bañado Tacumbu, por ejemplo, vieron que sus vecinas estaban sobrecargadas de trabajo doméstico y de cuidado de niños, niñas y personas adultas mayores, al suspenderse las clases la carga es mucho más dura porque al no haber clases tampoco hay merienda ni almuerzo escolar, además se ven disminuidos los ingresos a causa de la medida de aislamiento. Ante esto se organizaron ollas populares autogestionadas en el barrio y piden colaboración de la ciudadanía.

Desafortunadamente el Ministerio de Educación aún no puso en marcha una salida para dar respuesta a esta realidad.

Entre las iniciativas colectivas, el medio alternativo y digital “El Surtidor” www.elsurti.com dedicó gran parte de sus publicaciones a chequear información y compartir aquellas que fueron verificadas, desmintiendo aquellas informaciones falsas que corren por las redes sociales. Además, pusieron a disposición el WhatsApp 595 981 167 320 para atender preguntas, dudas inquietudes sobre el virus.

Ya que la publicación del Surti menciona la importancia de la salud mental en tiempos de coronavirus, las sicólogas de la Red Feminista de Salud Mental también ofrecen acompañamiento online, fíjense en la publicación de Paola Kolher, quien forma parte de esta red de profesionales de la salud mental.

Por su parte, la doctora Rocío Rales Naumann informó en su perfil de Facebook que es médica de familia y se ofreció para atender a través de consultas al privado de la red social sobre cómo actuar ante la aparición de síntomas respiratorios, para que no colapse el sistema de salud.

 

Otras mujeres se organizaron para dar clases de ejercicios online para niños y niñas, es que tantas horas en casa también es difícil de sobrellevar para las niñas y niños de la casa.

Entre otras iniciativas, menciono la respuesta del Ministerio de la Niñez para las niñas y los niños que forman parte de su programa emblema, “Abrazo”. Los centros del programa están cerrados para evitar la circulación masiva del COVID-19, lo cual deja a muchísimos niñas, niños  y adolescentes sin alimentación básica. Sin embargo, este lunes informaron que distribuirán kits de alimentos no perecederos, fruta y lácteos para 3500 familias.

https://www.ultimahora.com/ninez-repartira-kits-alimenticios-n2875107.html?fbclid=IwAR12iaR9WCkJyQeqbdHbDfMTP_gSu5vs6gMbifGDDAKIt2V0ZSYD_-EHhDg

También necesitan repuestas las personas que viven en situación de calle como niños, niñas y adolescentes, así como adultxs, jóvenes y adultxs mayores. Desde la Secretaria de Emergencia Nacional deberían organizar esfuerzos para albergues seguros.

Es sumamente necesario que todas y todos, Estado y sociedad, pongan de su parte para que no solo se logre sobrevivir a la pandemia, sino que cuando, eso ocurra las condiciones de vida de la gente no se vean tan afectadas ni que tardemos tanto en devolverles la dignidad.

 

Deja un comentario