Ilustración: Vecteezy

*Por Paola Kolher

Cuando la Salud no es pública, gratuita y universal, las recomendaciones para hacer frente al Covid-19 tampoco lo son.
Leí y escribí muchas recomendaciones desde mi lugar de privilegio y aunque sé que a muchas personas les resulta útil leerlas,  hay otras muchas a las que no.

Voy a reflexionar sobre algunas de las recomendaciones:

1. Quedate en tu casa: ese mandato que repetimos como mantra desde nuestra mesa cargada de alimentos – esterilizados-

2. Salí de tu casa lo menos posible: sí, ojalá doña Rosa lo pueda hacer, pero tiene que salir del barrio, solo así podrá por lo menos intentar que a sus hijxs no les duela la panza de hambre.

3. Que salga sólo un miembro de la familia para hacer los trámites urgentes: pasa que a Gladys le gustaría, pero tiene una familia monoparental y sus hijas son pequeñas, entonces salen con ella. Gladys sabe que llevarlas con ella es peligroso, pero es más peligroso que se queden solas, Gladys sabe de los monstruos que están cerca de sus hijas por ser niñas.

4. No mires tantas noticias, elegí un medio confiable: si la tele se apaga en casa de Tere, sus hijos van a querer salir a la calle a jugar y ella no quiere que salgan, entonces la televisión con 3 canales de aire que salen en su casa, está prendida todo el tiempo por si aparece algún dibujo animado, solo que no aparecen, cada rato sale un señor que dice groserías, las mismas que Tere no quiere que sus hijos repitan. Y aunque Tere hace el esfuerzo de criar sin violencia, este señor habla de garrotes todo el tiempo.

5. Utiliza las redes sociales para comunicarte con tus familiares, hace llamadas y video llamadas para no sentirte sola: ¿en qué momento Internet se volvió, público, gratuito y universal?

6. Si estás viviendo con tu agresor llama a tal asterisco; los asteriscos tal vez están con miedo al contagio, por eso no funcionan y Laura sabe eso, desde antes de la pandemia quedarse en su casa, es un riesgo para su vida,  ya desde antes del tiempo del alcohol en gel, la patrullera no entra a su barrio.

7. Contactá y pedí ayuda profesional de la salud mental: contar con atención en salud mental, siempre fue un privilegio en este país y a parte de eso Irma tiene hambre y entonces les cuesta identificar el vacío o el dolor de la angustia en el cuerpo. Tiene hambre.

Que hagamos el esfuerzo colectivo de cuidarnos, sin perder la empatía y la ternura. Con que no las juzguemos desde nuestras ventanas, con que puedas escuchar a tu vecina desde tu muralla, con que ella y vos sepan que se tienen, ya es, por ahora, un montón.

Paola Kolher es psicóloga clínica y terapeuta familiar, integrante del Espacio Juliana, de la Red Feminista de Salud Mental y del Consejo Latinoamericano, España y Portugal TILAC.

Deja un comentario