*Por Noelia Díaz Esquivel

En términos de la pandemia de coronavirus la casa es un lugar de protección. El mensaje -con el que todxs acordamos- es claro: “Quedáte en casa”. Quedáte, no salgas, tomá distancia del resto, porque el aislamiento es hoy la única forma de evitar un pico de contagios. Los niños, niñas y adolescentes del Paraguay acompañaron a su manera todas las indicaciones oficiales para protegerse y protegernos del virus Covid19.  Sin embargo, para  ellxs la casa no es precisamente un refugio porque la  mayoría de los abusos sexuales y maltratos contra la infancia y la adolescencia suceden en el hogar y a manos de familiares. Según un reporte del Ministerio de la Niñez de enero a abril de este año, la línea Fono Ayuda 147, recibió:

  • Maltrato 166
  • Abuso Sexual 29
  • Violación del deber de cuidado 48
  • Necesidades básicas 10

Recordemos que dentro de nuestro marco institucional de Protección Integral de la Niñez y la Adolescencia está la Codeni, Consejería por los Derechos de la Niñez y la Adolescencia, una instancia municipal que cumple la función de acompañar a los niños/as y sus familias. Sin embargo, la Agencia Global de Noticias  señala que tiene la información de que muchas Codenis funcionan desde las casas de las consejeras, desde sus celulares, con sus propios recursos, cuando que hoy más que nunca estos consejos deben estar para acompañar y coordinar con los recursos que cuentan los municipios, recursos privados y estatales, de manera a no abandonar a los niños y niñas. Las Codenis, como bien lo dice su nombre, son Consejerías Municipales y las familias precisan escuchar consejos y orientaciones, los niños, niñas y adolescentes precisan ser escuchados así como necesitan tener información ajustada a su medida, de manera a acompañar a los adultos en este difícil momento.

En esta misma línea desde el Ministerio de la Niñez exhortaron a las municipalidades de todo el país a que las Codenis se encuentren activas en su operatividad y disponibles físicamente en horarios laborales ordinarios y días hábiles; alertas al llamado ante cualquier situación de vulneración de derechos de niños, niñas y adolescentes en horas extraordinarias y días inhábiles.

La ministra, Teresa Martínez reclama con vehemencia la necesidad de contar con la presencia y contacto activo desde las consejerías con referentes comunitarios para que a través de ellos se pueda conocer  la situación de los niños y niñas al interior de sus hogares. Insta a que toda la sociedad se encuentre más vigilante que nunca, que no interprete el papel de observador sino que intervenga, porque más que nunca “TODOS SOMOS RESPONSABLES” ante esta situación de aislamiento social en el que se recrudece la violencia hacia la infancia y la adolescencia. Asegura que los  niveles de maltrato y abuso sexual no pararon ni disminuyeron por la pandemia.

Así también desde Global Infancia Paraguay hacen un llamado a las autoridades tanto municipales, como departamentales y autoridades centrales (Poder Ejecutivo y Legislativo) para asegurar que los servicios de las Codenis sean considerados indispensables, más aún en época de emergencia.

En este momento se debate en el Parlamento la utilización de los Royalties, se discute sobre la descentralización o centralización de dichos recursos.  Sería oportuno que en este debate se introduzca la necesidad de asegurar recursos para las Codenis.

ALARMANTES CIFRAS

Según datos estadísticos proveídos por el Ministerio Público, en diez meses – enero a octubre – de 2019 se han recibido 2.269 causas por abuso sexual en niños, superando cifras del 2018, cuando se registraron 2.600 casos.

Deja un comentario