*Por Noelia Díaz Esquivel

“Es una catástrofe” que niñas en edad de desarrollo, de jugar y estudiar no sólo hayan sido víctimas de abuso sexual sino que además hayan sido obligadas a parir.

3 casos en Amambay

  • Una niña de 11 años oriunda de Pedro Juan Caballero, departamento de Amambay, fue víctima de abuso sexual y fue sometida a una cesárea en el Hospital Nacional de Itauguá tras un embrazado de 8 meses, no deseado.
  • Por su parte el director de la Región Sanitaria de Amambay, Pedro Collar, reportó que en el Hospital Regional de Pedro Juan Caballero se encuentran asistiendo a una niña también de 11 años que tendría entre 24 a 26 semanas de gestación.
  • Mientras que defensora de la Niñez y Adolescencia de Pedro Juan Caballero, Gladys Escobar, mencionó que otra niña de 14 años está embarazada de 39 semanas, con lo que suman tres casos de niñas madres en el Departamento de Amambay.

Amambay es uno de los diecisiete departamentos de la República del Paraguay. Su capital es Pedro Juan Caballero. Está ubicado al norte de la región oriental del país, limitando al norte y este con Brasil, al sur con Canindeyú, al suroeste con San Pedro y al oeste con Concepción. Con 169.615 habitantes, en 2019, es el sexto departamento menos poblado de país. La tasa de analfabetismo es del 8% y el promedio de años de estudio es de 8,9. El 13% de la población vive en pobreza extrema, mientras que el 6% en pobreza.

El abuso y el embarazo de niñas es una epidemia en Paraguay

Según datos brindados por el Ministerio de la niñez y la adolescencia de enero a junio de este año se registraron 233 casos de embarazos en menores de 10 a 14 años, mientras que 6.148 casos se dieron en adolescentes de 15 a 19 años. La secretaría de Estado recordó que de acuerdo a las denuncias que reciben, en un 85% los abusos sexuales en niños se dan en entornos familiares. Teresa Martínez, ministra de la niñez, sostiene que es necesario trabajar en educación sexual temprana y en concienciar sobre la obligación de denunciar, mientras que la justicia debe ser implacable en relación a estos casos.

“Es necesario que el sistema de protección social se incorpore a trabajar, que estas sean alertas para trabajar inmediatamente y necesitamos trabajar con los padres, con comunidad y sobre todo con los varones – niños, adolescentes, adultos – que es un delito tener contacto sexual con una persona menor de edad aunque haya consentimiento, siempre va a ser un abuso”

Martínez recordó que el abuso sexual es un crimen y que es urgente cambiar los modelos de educación y las pautas de crianza, que un niño debe saber que no tiene que tocar a una niña y que en la casa la niña es un ser humano, una persona que tiene derechos y no un simple objeto de placer de nadie. Sostienen que hay evidencias científicas que indican que una adecuada educación sexual en adolescentes va a retardar las relaciones sexuales y que no cree que esto vaya contra ningún principio religioso o escuela.

 

“Tenemos comprobado que en comunidades donde se habla y se trabaja el tema cuando se mete esto en educación los y las adolescentes retardan su primer contacto sexual porque, precisamente la información, les permite tomar las decisiones adecuadas, no así en los casos de abuso y seguiremos insistiendo que es un crimen un delito y que cada quien haga su parte para ir desterrando”

El embarazo en adolescentes debe dejar de ser naturalizados, según la ministra tienen registrados casos de personas que han solicitado una dispensa judicial para poder contraer matrimonio antes de la edad mínima legal requerida.  Es importante mencionar que para contraer matrimonio de manera libre en Paraguay, la Ley de la Reforma del Código Civil exige contar con 18 años de edad como mínimo, o en lo contrario, contar con el consentimiento de los padres. No obstante, la norma estipula que la edad mínima que debe tener un menor para contraer nupcias es 16 años.

“Los más de 6200 casos no lleva a pensar, hay un visión normal que una niña de 14 años, una adolescente viva ya en pareja, porque hay muchísimas, desde los 12 años tenemos niñas y adolescentes que están viendo en pareja con consentimiento de sus padres y como que todo el mundo lo ve normal, recién cuando llega a l sistema de salud explota.

Que más datos se necesitan para entender que se debe instalar urgentemente la educación sexual integral para prevenir y no truncar la vida de una adolescente de una niña, quienes tras un embrazo quedan con una dificultad tremenda para reinsertarse y proseguir con su desarrollo.

 

Deja un comentario