Hombres participan más que las mujeres en sindicatos, cooperativas, juntas de vecinos y partidos políticos, según el último estudio de Rimisp. 

 

La investigación del Observatorio de Género, Mujeres y Territorios de Rimisp – Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, publicada esta semana, arrojó significativas brechas de género en la participación de organizaciones sociales y políticas en Chile, Colombia y México.

 

El estudio, denominado “Análisis de brechas de género y territoriales en indicadores de participación social y política”, constata que, en general, los hombres se asocian más que las mujeres a sindicatos, cooperativas, juntas de vecinos y partidos políticos, en los territorios rural-urbanos de estos tres países.

 

“Además, las mujeres de territorios pequeños y medianos presentan menores niveles de participación que las de territorios más grandes. Esa es la tendencia”, dice Valentina Cortínez, coordinadora del Observatorio.

 

No obstante, la investigación también concluye que, en este tipo de territorios conformados por ciudades rodeadas de zonas urbanas–, se registra una alta participación de hombres y mujeres en procesos electorales. “Incluso, a mayor ruralidad hay mayor participación electoral, y no se observan brechas de género, es decir, mujeres y hombres participan por igual”, acota la socióloga.

 

Metodología

Para llegar a estos resultados, el Observatorio analizó cerca de 12 mil encuestas -diseñada junto a dos universidades latinoamericanas-, aplicadas en 2017 y 2018 a hogares repartidos en los territorios rural-urbanos de Chile, Colombia y México.

 

“Lo que hicimos fue calcular las tasas medias de participación reportadas por los mismos entrevistados, separando a hombres y mujeres, y medir si había diferencias significativas, esto es, mayores a un margen de error estadístico, entre ambos grupos. Si encontramos alguna diferencia, esto implica que existe una brecha de género”, señala el investigador de Rimisp, David López, quien participó en el estudio.

 

El economista detalla que los cálculos se hicieron considerando “distintos niveles de ruralidad, medidos por el tamaño del centro urbano de cada territorio. El análisis nos permite ver cómo cambian las brechas de género a medida que la ruralidad aumenta (y el centro urbano disminuye)”.

 

Lo anterior, en línea con la misión del Observatorio de Género, que busca contribuir con la discusión sobre la equidad de género, poniendo en el debate la dimensión territorial de las desigualdades entre hombres y mujeres.

Revisa el estudio completo:

Rimisp-Analisis-brechas-genero-territoriales-participacion-social-politica

 

Fuente: Prensa Risimp

Deja un comentario