La Red Docente Feminista, juntos a distintas organizaciones como la Fech, FENATEd, MUD: Movimiento por la Unidad Docente, MED: Movimeinto Educación Diferencial, Colectiva Pizarra Chueca de Profesorxs de la diversidad y disidencia sexual, Campaña Alto al SIMCE, REPROFICH Red de Profesores y Profesoras de Filosofía – Chile, y distintos sindicatos docentes llaman a establecer un receso pedagógico que permita a las y los docentes, estudiantes y familias hacer una pausa, evitando el colapso que el mal manejo de la crisis ha propiciado y que, sumado al agobio y las malas decisiones desde el MINEDUC, llevaron a adelantar las vacaciones en abril y no significaron, debido al contexto actual, ningún descanso.

 

“Comúnmente julio, es el mes de las vacaciones de invierno, sin embargo hoy las comunidades educativas no podemos tomarnos ese tiempo y renovar energías para el segundo semestre, por una decisión unilateral que tomó el ministro Raúl Figueroa”, afirma en una declaración la Red Docente Feminista junto a distintas organizaciones que representan a los docentes y a las comunidades educativas. “A cambio el Mineduc – sigue la Red – ha propuesto que las y los colegios realicen cambios de actividades, centradas en ‘ponerse al día en las materias’, en capacitaciones para las y los docentes, o jornadas para fortalecer el vínculo pedagógico y emocional, no entendiendo que un cambio de actividades implica trabajar, y no es realmente una pausa”. Frente al llamado de profesores, estudiantes y familias a establecer un “receso pedagógico”, desde la cartera señalan que “lo que por ningún motivo puede ocurrir es que el denominado ´receso´ se transforme en vacaciones, ya que eso sería un incumplimiento del Calendario Escolar Regional”.

 

Rosario Olivares, coordinadora de la Red Docente Feminista (Redofem), replica: “Creemos que existe un confusión por parte del Mineduc y el ministro Figueroa. Para esta cartera es más importante el cumplimiento del calendario, que el descanso y la salud mental de las comunidades educativas. Fueron ellos quienes adelantaron las vacaciones en abril sin ningún resultado, y ahora pretenden que tengamos un años escolar de corrido, teniendo como única opción cambiar de actividades, lo que de cualquier forma no es un receso pedagógico como el que solicitamos.”

 

En este contexto de crisis, la continuidad del proceso educativo ha dependido, en gran medida, de la salud mental de las y los docentes. “No obstante, el Ministerio sólo ha propuesto  acciones que suman obligaciones a su situación actual de agobio. Circunstancia que resulta especialmente crítica para las profesoras que cumplen doble o triple jornada laboral (labores domésticas, reproductivas y de cuidados). Esto último adquiere relevancia, dado que el 74% del total del cuerpo docente son mujeres”, destacan la Redofem y las distintas organizaciones de docentes y las comunidades educativas.

 

“Sabemos que los y las docentes, desde sus hogares, han hecho muchísimos esfuerzos que no corresponden a su área de trabajo para garantizar la continuidad del proceso educativo. Por su parte, niñas, niños, jóvenes y sus familias, han debido enfrentar este nuevo escenario con mucho esfuerzo, no contando con todo lo necesario para acceder a clase online, en medio de una crisis sanitaria que ha traído consigo empobrecimiento, desempleo y en algunos casos el fallecimiento de sus seres queridos”, agregan las organizaciones.

 

“Por todo lo anterior, llamamos a establecer un receso pedagógico que permita a las y los docentes, estudiantes y familias hacer una pausa, para evitar el colapso”, finalizan, lanzando una campaña en redes sociales con el hashtag #RecesoPedagógico.

Fuente: Prensa Redofem

Deja un comentario