Todas las semanas en nuestra redes sociales publicamos una sección llamada «Derribando Mitos» para hablar sobre cuestiones que giran en torno al feminismo o a lo que el patriarcado espera sobre nostras. Esta vez quisimos hablar sobre las mujeres que deciden NO ser madres y nos pareció interesante recomendar esta charla TED de  Laura Garcia – Andreu. Directora de cine que realizó un documental sobre el tema. Nos parece importante debatir y reflexionar sobre el tema porque cuando decimos que la maternidad será deseada o no será nos referimos a esto también.

En general a las mujeres que deciden no ser madres se las piensa en relación a las mujeres que si lo son o lo desean. Frases como «hay tanta mujer que desea serlo y tú no quieres» o «Ya te van a venir las ganas, todas quieren serlo» son las respuestas que escuchamos cuando una mujer comunica o habla sobre su decisión. Existe un fuerte disciplinamiento sobre quienes escapan a las lógicas patriarcales y muchas veces estas mujeres tienen que vivir la discriminación de sus propias pares. Se dice sobre ellas que no quieren asumir su vida adulta, o que se quedaran solas, como si nuestra vida comienza u termina con la maternidad. Decidir no maternar en una sociedad organizada bajo los preceptos del patriarcado no es una opción fácil, pero esto no tiene que ver con que las mujeres no supieran lo que quieren. Esto tiene que ver principalmente con las expectativas que les demás ponen sobre nosotras.

Que la maternidad no esté en los planes de una mujer debería ser  lo normal, pero por el contrario, en todo momento son vistas como bichos raros y pero aún, se dice que son “menos mujer”. El proyecto de vida de cada persona tiene una cantidad importante de opciones, pero para el patriarcado la maternidad no es opción, es una imposición.

Animarse a decir abiertamente “no quiero ser mamá” requiere de un conocimiento muy interno sobre el derecho de todas las mujeres para elegir quién quieren ser, porque deben enfrentar fuerte críticas en su entorno.

Si la maternidad fuera verdaderamente una cosa natural e instintiva ¿Por qué insistirle a una mujer que haga lo que no quiere hacer? no harían falta los mecanismos de presión,  tampoco despertaría tanta controversia, después de todo quienes deciden no ser madres tampoco están diciendo que otra mujeres no debería serlo, sino simplemente esa opción no está dentro de sus prioridades.

Pueden ver nuestro derribando mitos aquí.

 

 

Deja un comentario