Ph: Sophie Starzenski

 

Hace un tiempo, en los inicios de Revista Emancipa, habíamos inaugurado la sección “Quiz feminista”. Consiste en realizarle siete preguntas a una personalidad destacada de los feminismos para poder conocerlx un poco más.

Hoy retomamos nuestra sección y les invitamos a conocer a Agostina Mileo, alías: La Barbie Científica. Agostina es divulgadora científica, comunicadora, editora de ciencia en Economía Femini(s)ta y Coordinadora General de Menstruacción.

Veamos cuáles fueron sus respuestas.

-¿Cuándo conociste la palabra feminismo?

-No sé cuando conocí la palabra feminismo, supongo que habrá sido en la escuela primaria. Pero, en el año 2015 cuando empecé a trabajar en temas de gestión menstrual y a partir del primer Ni Una Menos comencé a pensar en qué definición de feminismo quería aplicar a mi cotidianeidad y qué definición de feminismo quería aplicar a mi praxis vital.

-¿Cuál es el texto que todx feminista DEBE leer?

-Descreo bastante del tema de “deber leer”, es decir esto de sumar credenciales para ser feminista. Pero, un texto que para mí es muy esclarecedor es “Tiene sexo la mente” de Londa Schiebinger que narra el devenir de la diferencia sexual en el conocimiento científico y como están anquilosadas las ideas acerca de los roles sociales de varones y mujeres

-¿Quién es la autora que deberían leer lxs chicos y chicas en la escuela?

-Creo que incluir más autoras en las currículas es un desafío sumamente importante, la lista es infinita. En tema de enseñanzas de las ciencias, donde vemos que muchos estudios indican la importancia de los modelos, narrar, mencionar las historias de las personas que hacen ciencia es fundamental para incentivar las vocaciones en las niñas. Personalmente creo que hay dos historias que son centrales: la de Rosalind Franklin y Lynn Margulis, sería bueno que se incluyeran en la enseñanza inicial.

En lo particular, junto a Valeria Edelstein y Wikimedia Argentina hemos desarrollado un juego didáctico para dar a conocer a las mujeres que hacen ciencia en Argentina, se llama “Quien es esa científica”

-¿Quién es tu heroína feminista? (Persona real)

-Para mí hay una cuestión central en los feminismos que es desarmar la idolatría como forma relacional por el tema de la forma en que impactan las estructuras de poder. Esto las feministas lo hemos analizado con músicos/artistas y el tema de los abusos, como estos varones con el tema de la idolatría han sostenido posiciones privilegiadas para abusar. Entonces, yo creo que los feminismos no se trata de cambiar varones por mujeres y conservar las mismas estructuras de poder. Es importante sacarnos de encima la figura del “ídolo”, si bien tengo feministas “favoritas” o que admiro mucho, me gusta más hablar de la admiración por la potencia colectiva y por nuestra forma de tener un movimiento que muchas veces es sin conducción. Eso me parece que es una potencia enorme. Aunque tengo mis heroínas, prefiero destacar este aspecto y pensar en desarmar esas formas que creo son parte del deber y quehacer feminista.

-¿Princesa Leia, Katniss Everdeen; Wonder Woman o Daenerys Targaryen? Podes agregar a la heroína que consideres. (Personaje de ficción)

-De esas es Leia, no tanto por su valor como icono feminista, sino por mi emocionalidad, mis recuerdos y a que apela en  mi historia.

-¿Por qué el futuro debe ser feminista? 

-Creo que el futuro debe ser feminista porque sino será injusto.

-¿Podes darnos una recomendación para ir a una fiesta familiar siendo feminista y no morir con los comentarios machistas, sexistas, heteronormados, etc? 

(PD: Se puede aplicar a taxistas, comentarios en la fila del banco y otras)

-Mi recomendación en cuanto a la fiesta familiar es que prevalezca el cariño, la ternura. Creo que lo fundamental es tener espacios de discusión que sean edificantes y si una no tiene acuerdos básicos, la discusión no será edificante. De hecho, no habrá debate sino un sinfín de agresiones cruzadas. Entonces, mi recomendación sería tener espacios de discusión edificantes, y que cuando nos crucemos con ciertas discusiones o posiciones podamos ignorarlas tranquilamente, en paz; sabiendo que estamos construyendo donde tenemos que construir. Eso es lo mejor, sobre todo en las fiestas familiares, donde una se tiene que concentrar en que la gente que quiere y alimentar ese cariño. No todo tiene que ser directo y confrontativo, si una construye sus lazos afectivos puede llegar a lugares de comprensión mucho más fructíferos que mediante la confrontación. Esa es mi opinión.

 

Deja un comentario