La Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio, dio a conocer el lesbicidio del Chico Leslie, como eligió llamarse, en la madrugada del lunes 11 de agosto en la capital de Chile, mientras defendía a su compañera de un ataque sexual. Dejamos a continuación la Declaración Pública de la agrupación de feminismo lésbico:

«Denunciamos el lesbicidio -femicidio de acuerdo a Ley Gabriela- de Cynthia Leslie Velásquez. El asesinato de «El Chico Leslie» -como escogió nombrarse- ocurrió la madrugada del lunes 11 de agosto en la comuna de Lo Espejo, mientras defendía a su compañera de un ataque sexual que, según relataron sus familiares, intentaba perpetrar Iván Poblete Arévalo conocido en la comunidad como “El Guatón Iván”. Según relatan testigos, Poblete Arévalo habría provocado un apagón para abusar sexualmente de la compañera de Leslie, por lo que ésta al defenderla es apuñalada por la espalda, perforando uno de sus pulmones y con ello la muerte. Denunciamos también que pese a los antecedentes entregados a la policía, el sujeto regresó a su hogar, aún cuando testigos manifestaron que le vieron arrastrando el cuerpo agónico de Leslie.

 

«El asesinato del Chico Leslie, así como la agresión sexual contra su compañera, son crímenes de odio motivados no sólo por la orientación sexoafectiva, sino que también por la expresión de género. Este ataque de lesbotransodio se vuelve violencia institucional cuando a más de 24 horas no existe aún orden de detención en contra del principal sospechoso, Poblete Arévalo, pese a los antecedentes.

 

«Esto evidencia, una vez más, la negligencia estructural de un sistema que vulnera el debido proceso de diversas comunidades políticas enfrentadas al odio y múltiples violencias. Prisioneros políticos mapuche como el Machi Celestino Córdova, se encuentran al borde de la muerte por el racismo estatal: un fenómeno similar aparece en el asesinato de Leslie y de otras lesbianas como Nicole Saavedra, Anna Cook; la agresión contra Carolina Torres; de niñas y mujeres como Ámbar Cornejo y Antonia Barra, otras corporalidades no hegemónicas y comunidades, cuyas existencias y demandas son invisibilizadas e ignoradas por las autoridades del Estado.

«Por lo mismo exigimos:

  • Que la Fiscalía aplique la Ley Gabriela al formalizar al asesino de Leslie, por tratarse de un femicidio motivado por su orientación sexual y expresión de género.[1]
  • Que el Tribunal Oral en Lo Penal condene a presidio perpetuo efectivo al asesino.
  • Respeto del derecho a un debido proceso y pertinencia investigativa en todos los casos de violencia que afectan a nuestra y otras comunidades políticas.

«Finalmente, denunciamos que las disidencias sexogenéricas, mujeres y otras comunidades políticas, enfrentamos todas las violencias de manera interseccional, desde nuestras identidades, territorios y clases: la justicia chilena es una paradoja contradictoria que hoy nos enfrenta nuevamente a un cobarde lesbicidio, en que se normaliza con criterios de clase que su asesino se mantenga en libertad, mientras los prisioneros políticos mapuche, empobrecidos al igual que Leslie, están en serio peligro de muerte.

No más lesbo odio

No más trans odio

No más crímenes de odio

No más sexismo, racismo, ni clasismo

¡Justicia para El Chico Leslie!

 

APOYAN:  ABOFEM – Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio – Asamblea Lesbofeminista RM – Asociación Organizando Trans Diversidades, OTD Chile –  Colectiva Feminista de Lo Espejo – Mujeres Libres Chile – Las3 Abisales – Lesbofeministas Antirracistas Tierra y Territorio –  Reconstruyendo Espacios – Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres –

[1] Específicamente por el artículo 390 ter, número 4 del Código Penal. Véase “Ley 21.212 ‘que modifica el Código Penal, el Código Procesal Penal y la ley 18.216 en materia de tipificación del femicidio’, o Ley Gabriela” (2020), http://bcn.cl/2fiyx.

Deja un comentario