Por Prensa CF8M

“Hacer sobremesa feminista e incómoda” fue uno de los objetivos del ciclo de “Onces aborteras”, que se inició el domingo recién pasado con un encuentro llamado “Agüita de Ruda: abortos en los territorios”. La transmisión se llevó a cabo por las plataformas de Facebook y Youtube de la CF8M y consideró la participación de activistas de la zona norte, centro y sur del país.

 

Una conversación profunda sobre las distintas realidades que enfrentan mujeres y cuerpos gestantes a la hora de abortar, fue la que se desarrolló durante poco más de una hora a través de las redes sociales de la Coordinadora Feminista 8 de Marzo.

 

Los encuentros – llamados Onces Aborteras- originalmente se realizarían a fines de julio, en la semana de agitación por el aborto, fecha en que desde 2013 las organizaciones de mujeres y feministas marchan por el avance en derechos sexuales y reproductivos en el país.

 

Sin embargo, la emergencia por los ataques racistas en contra de quienes se manifestaban en apoyo a la liberación de los presos políticos mapuche en la Araucanía hizo que este ciclo de foros se pospusiera por dos semanas y que estuviera marcado por referencias a la soberanía de la tierra y de los cuerpos de las mujeres.

 

“Hoy, la lucha contra la violencia patriarcal sigue, el horror continúa, la injusticia se hace evidente y como lo dijimos antes: en revuelta, ante el terrorismo de Estado, ante la amenaza fascita, las mujeres seguimos abortando. Abortamos ayer, hoy y mañana también”, sostuvo Francisca Fernández, del Comité Socioambiental de la Coordinadora Feminista 8M, quien moderó el encuentro.

 

“Con dolor y con luto nos vemos con el compromiso de relevar la lucha por el aborto sin quitar fuerza a las urgencias de horror que nos atraviesan, porque sabemos que en todos los territorios hay mujeres que ahora están siendo obligadas a parir”, agregó Fernández.

 

“Agüita de ruda: abortos en los territorios” contó con la participación de Erika Ñanco, de la Asamblea de Mujeres de Gulumapu; Marcela Tapia, de la Colectiva Feministas Ckalama; y Daniela Sáez, del Movimiento de Pobladoras y Pobladores en Lucha. Las tres invitadas, provenientes de distintas realidades territoriales del país, dieron cuenta de las dificultades que viven mujeres, jóvenes y niñas que enfrentan embarazos no deseados, incluso si sus casos pertenecen a las tres causales permitidas por la legislación chilena, cuyo cumplimiento se ha visto complicado, primero por el alto número de médicos que declararon objeción de conciencia y luego, por la emergencia sanitaria del Covid-19.

 

La situación del aborto en el país es crítica para mujeres y cuerpos gestantes, más aún cuando a nivel mundial se estima que 1 de cada 3 mujeres no dispone de anticonceptivos en pandemia, con lo que podría haber más de 7 millones de embarazos no deseados. La ausencia del derecho al aborto condiciona su presente e indudablemente traerá consecuencias para su futuro.

 

Esta dura realidad, sumada a la urgente necesidad de despenalizar legal y socialmente el aborto, es la que motiva la realización del Ciclo de Onces Aborteras, que continuará cada domingo a las 19 horas hasta el 6 de septiembre.

 

El capítulo completo de la primera once abortera puede verse aquí: https://www.youtube.com/watch?v=yzuRAp5Sq10

 

Próximas Onces Aborteras:

  • Té con canela: Diálogos antirracistas sobre aborto y maternidades, domingo 23 de agosto a las 19 hrs

  • Leche con milo: Aborto antes de los 18, domingo 30 de agosto a las 19 hrs

  • Mate amargo: Sistema de salud en deuda, domingo 6 de septiembre a las 19 hrs

 

Deja un comentario