La Coordinadora Feminista 8M está conformada por más de 200 organizaciones y feministas autoconvocadas de Santiago y en articulación con organizaciones feministas, territoriales, sindicales, de DDHH, inmigrantes, educacionales y pobladores a lo largo de todo el país .

Prensa CF8M

En una Declaración Pública titulada “A saltar todos los torniquetes: Aprobamos Convención Constitucional”, la Coordinadora Feminista 8 de Marzo comunicó que “aprobamos Convención Constitucional en el plebiscito del 25 de octubre”.

Tras aprobarse la decisión en su última asamblea plurinacional, las feministas sostienen que “los administradores de la miseria creen que firmando acuerdos pueden dirigir las formas de un proceso constituyente que es popular, plurinacional y feminista. Se niegan a reconocer que en realidad este proceso se abrió de manera irreversible. No nos hemos soltado y seguimos en revuelta”.

“Hoy tenemos el desafío de seguir diciendo todo lo que queremos decir en el contexto inédito de un plebiscito que va a abolir la constitución de Pinochet”, detallan y aclaran que “este nunca fue nuestro acuerdo, pero tampoco es el acuerdo que ellos buscaban. Erráticos, incapaces de gobernar el presente y el futuro, los precarizadores se dividen entre la táctica del Apruebo y los métodos fascistas y racistas desplegados por los sectores que defienden la posición del Rechazo. Por distintos caminos se proponen defender lo mismo: un sistema y un modelo basado en la explotación y en la devastación de cuerpos, comunidades, aguas y territorios”.

La Coordinadora afirmó que “nosotras en cambio, vamos decididas hacia la vida que nos deben. Sabemos que el proceso constitucional es apenas un momento, aunque un momento importante, en un escenario de disputa mucho más amplio y abierto”.

“Nuestras vidas no caben en su acuerdo y por eso irrumpimos donde no nos quieren; porque estamos en todas partes, porque vamos a seguir diciendo NO+ a esta vida precaria, a la violencia patriarcal que lo atraviesa todo, a las deudas que nos asedian, a la impunidad que hoy enfrentan las y los cientos de víctimas de trauma ocular, a las políticas racistas y coloniales del Estado, a los abusos de 30, 47, 500 años impuestos por una minoría”, establecen.

Afirman que “Aprobamos en plural y en primera persona, porque esta tarea no es individual y porque en el plebiscito demostraremos al igual que en la Huelga General Feminista que juntas somos históricas”

“Asumimos la necesidad de desbordar todo, para continuar abriendo este proceso imparable y para saltar cada uno de los torniquetes que nos impongan. Aprobamos sin engañarnos y sin llamar a nadie a engaño” concretan.

Destacaron que “aprobamos en plural la libertad de los y las presas políticas de la revuelta y aprobamos la libertad de los presos políticos mapuche. Aprobamos la desmilitarización del Wallmapu y de Chile y el fin del toque de queda. Aprobamos juicio y castigo a los responsables materiales y políticos de la violación sistemática a los Derechos Humanos y aprobamos que de una vez se vaya Piñera y su gobierno criminal”.

Explicaron que “aprobamos una Convención Constitucional sin veto de minoría, sin restricción para la participación de dirigentes sindicales y vecinales, con escaños reservados y paritarios para los pueblos originarios y sin amarres, en la que podamos discutirlo todo partiendo por los Tratados de Libre Comercio y el TPP-11. Aprobamos la participación popular directa en la Convención Constitucional, multitudinaria y diversa, como la revuelta misma”.

“Aprobamos buscando transformar la Convención Constitucional en una Asamblea Constituyente, feminista, plurinacional, libre y soberana” concretaron y agregan que “aprobamos para defender el proceso constituyente inaugurado en las calles, las protestas, las asambleas y las barricadas. No lograrán con sus acuerdos cerrar lo que hemos abierto, porque este proceso se abre cada día más, en cada asamblea territorial, en cada cabildo, olla común, en cada muestra de solidaridad, en cada cacerolazo”.

“Nos llamamos a no callar, a no bajar la mirada, ni perder la confianza en nuestra propia fuerza. Nos llamamos a cuidarnos entre nosotras y saltar todos los torniquetes juntas, juntes, sin miedo y sin pedir permiso”, concretaron.

Deja un comentario