Las periodistas que hicieron publicas 8 denuncias de acoso y abuso sexual contra el director de cine Ciro Guerra fueron citadas a interrogatorio por la fiscalía.

La fiscalía cita a interrogtorio a las periodistas que hicieron publicas las denuncias de acoso y abuso sexual contra Ciro guerra, director de cine colombiano.

Después de que Cataliana Ruiz y Matilde Londoño presentaran el reportaje “Ocho denuncias de acoso y abuso sexual contra Ciro Guerra” en el que se recogen 8 testimonios de mujeres victimas de acoso y abuso sexual por parte del reconocido director de cine colombiano

El pasado 24 de junio del 2020, Cataliana Ruiz y Matilde Londoño presentaron el reportaje “Ocho denuncias de acoso y abuso sexual contra Ciro Guerra” en el que se recogieron 8 testimonios de mujeres víctimas de acoso y abuso sexual por parte del reconocido director de cine colombiano ocurridos entre los años 2013 y 2019. 

Tras la publicación de la investigación, Ciro Guerra presentó una denuncia por calumnia en contra de las dos periodistas. La presente semana se conoció que por cuenta de dicha denuncia, la fiscalía, específicamente el Fiscal 292 adscrito a la Casa de Justicia Kennedy, llamó a interrogatorio a Catalina y Matilde el pasado 9 de Septiembre luego de que los encuentros de diligencia de conciliación fracasaran. 

Mientras que la denuncia interpuesta por Guerra avanza a una velocidad impresionante tiendo en cuenta los tiempos de la justicia colombiana, la investigación por el delito de acoso sexual contra este no tiene ningún avance. Vale la pena señalar que Colombia es un país con una tasa de impunidad para los casos de violencia sexual de más del 95% y que sólo el 1% de las denuncias ha terminado en una condena.* 

Desde Revista Emancipa nos preguntamos ¿Cuál es el mensaje que reciben las mujeres violentadas? ¿Qué nos espera a los medios independientes cuándo la libertad de prensa es cercenada por el estado, la guerra y el patriarcado?

 

  • Sisma Mujer https://www.rcnradio.com/recomendado-del-editor/el-95-de-casos-de-violencia-sexual-podrian-quedar-en-la-impunidad

La lucha continúa: Organizaciones y activistas colombianas interponen una demanda que busca eliminar el delito de aborto del código penal.

El 16 se septiembre es un día histórico para las mujeres y personas con capacidad gestante, el Movimiento Causa Justa conformado por más de 225 organizaciones presentaron ante la Corte Constitucional una demanda por inconstitucionalidad que busca reformar el artículo 122 del Código Penal de Colombia que establece el aborto como un delito. Esto sería un gran avance para el pleno ejercicio de la autonomía de niñas, mujeres y diversidades sobre sus cuerpos. 

“Ha llegado el momento de reconocer la autonomía reproductiva de las mujeres” dicen desde Causa Justa, también plantean la eliminación del delito de aborto como una necesidad, no sólo para las mujeres, sino para la sociedad y la democracia. 

A pesar de que en Colombia el aborto es legal bajo 3 circunstancias -Peligro para la salud física o metal de la mujer, malformación grave del feto o en caso de violación- hay mujeres que siguen siendo judicializadas por ejercer su derecho a la interrupción voluntaria del embarazo, en su gran mayoría  (97%) de las zonas rurales del país. A pesar de que la despenalización parcial del aborto cumple ya 14 años menos del 9% de los abortos que se realizan en Colombia son “legales”.

Invitamos a leer el manifiesto de Causa Justa en el que exponen las razones por las cuales es necesaria la despenalización del aborto en Colombia.

 

Link aquí: https://www.instagram.com/p/CFM9hcalgkF/.

Desde Revista Emancipa celebramos esta demanda, nos unimos a la campaña “LaLibertadEsMiCausa y llamamos a que nos movilicemos por un aborto, legal, seguro, gratuito y libre. 

El cuidado es trabajo: En Bogotá, Colombia comienza la creación del sistema distrital de cuidados.

 

La semana pasada se presentó en el Concejo de Bogotá por parte de la Secretaría Distrital de la Mujer el proyecto de Decreto que crea la “Comisión intersectorial del sistema distrital de cuidados”. Esta comisión se encargará de la formulación, estructuración y transversalización del sistema tanto con entendidas públicas, sector privado y organizaciones comunitarias. Dicho proyecto recibió 80 aportes de la ciudadanía para continuar en su creación. 

 

Esta semana se crea la primera manzana del cuidado. Este es el primer piloto de centros dedicados a la redistribución de las labores del cuidado. Es decir, lugares de atención a grupos etarios en condiciones de vulnerabilidad altos, como niños, niñas, adultos mayores, personas en condición de discapacidad. Está ubicado en Bosa, localidad al sur occidente de Bogotá. También comienza la estrategia de cuidado para cuidadoras y cuidadores. Así lo anunciaron la Secretaria Diana Rodrigez y la Secretaría de Integración Social Xinia Navarro.

 

Desde Revista Emancipa celebramos el inicio de este gran proyecto y nos preguntamos ¿Eso que llamamos amor es trabajo no pago? ¿No es hora de cambiar los roles de género en nuestras casas? ¿Quién cuida a quienes nos cuidan? 

Método de defensa patriarcal o método Alberto Salcedo Ramos: Declararse inocente ante sus delitos, manifestar que todos sus actos fueron consensuados y amenazar con interponer una demanda penal. 

 

¿Qué garantías tienen las mujeres que denuncian haber sido acusadas o abusadas sexualmente?

 

El pasado 9 de septiembre del 2020, Las Igualadas -canal y plataforma del Espectador- publicó 7 denuncias públicas de acoso y abuso sexual en contra de Alberto Salcedo Ramos,  reconocido periodista y cronista Colombiano. Dos de las denunciantes decidieron revelar su identidad y manifestar el acoso sexual que fueron víctimas por parte de Salcedo. Mencionan que en ambos casos Salcedo se aprovecha de su posición de poder y reconocimiento para invitarlas a su casa, forcejearlas para besarlas y abalanzarse hacia ellas sin su consentimiento.

 

Las Igualadas deciden comunicarse directamente con Alberto Salcedo Ramos para escuchar su versión y no obtienen respuesta de su parte. Después de haber publicado las noticias en el canal de Youtube el pasado 16 de septiembre, Alberto emite un pronunciamiento público puntualizando que “Los lectores pueden confiar en que, tan pronto reciba la respuesta al derecho de petición, me acercaré a la Fiscalía a entregar las pruebas de mi inocencia. En ellas se verá que con Omaña y Castellanos tuve relaciones de adultos, y que nunca existió un vínculo de subordinación o una posición de poder que representara una amenaza para ellas. Dada la contundencia de las pruebas a mi favor, no descarto entablar más adelante procesos penales y civiles contra Las Igualadas y, naturalmente, contra el periódico El Espectador, que les da respaldo”

 

Ante este comunicado, no es el primer caso en Colombia donde el acusado NO se responsabiliza de sus actos y se excusa con argumentos que agudizan la revictimización de quienes deciden hacer públicos estos hechos, puesto que como indica Omaña “cuando son cosas de adultos no se necesita usar la fuerza, y él utilizó la fuerza con nosotras”. Adicionalmente, con el comunicado Salcedo, desligitima las investigaciones rigurosas que hacen medios de comunicación como Las Igualadas, para visibilizar estos hechos de acoso y abuso sexual, siendo amenazadas por una justicia punitivista, impune y machista a la que las mujeres Colombianas nos enfrentamos todos los días.

Aún no se hace justicia en el caso de la joven de 21 años abusada sexualmente durante una consulta médica

Aunque el pasado 12 de septiembre fue dictada medida de aseguramiento para Ernesto Ortiz Ruiz, ginecólogo que el 7 de septiembre abusó sexualmente de una joven de 21 años durante una consulta médica en Bogotá, hoy él es prófugo de la justicia. La EPS en la cual sucedieron los hechos hasta último momento encubrió y apoyó al médico. Gracias a que la denuncia se realizó de manera inmediata y a que varias colectivas feministas reaccionaron ante el hecho en medios, el médico ha sido judicializado y el caso ha puesto de nuevo sobre la mesa la discusión en cuanto a los abusos de poder por parte de los médicos.
Desde Revista Emancipa nos movilizamos en contra de la violencia hacia niñas y mujeres y nos preguntamos ¿Qué medidas están adelantando las entidades de salud para evitar que estos casos sucedan? ¿Cuántos médicos continúan ejerciendo su profesión con normalidad después de abusar de menores de edad y mujeres que no denunciaron por miedo a que no les creyeran?

Deja un comentario