Boletín – Octubre 2020 

Gracias al trabajo del grupo de género Económica de la Red por la Justicia Tributaria y de las organizaciones de mujeres la Corte Constitucional ordenó la eliminación del IVA a toallas higiénicas y tampones mediante la sentencia C 117/18; no obstante, el alto tribunal señaló que la copa menstrual al ser más costosa a corto plazo tiene un obstáculo predominante para quienes tienen recursos económicos para obtenerlo y quienes no. Por ello, actualmente La Federación Colombiana de Obstetricia y Ginecología (FECOLSOG) y organizaciones como La Mesa por la Vida y Salud de las Mujeres indicó que al omitir la copa menstrual en la sentencia se desconoce  el principio de igualdad, no discriminación, equidad, protección al medio ambiente y a la salud; además, resaltan las múltiples ventajas que tiene la copa menstrual, pues tiene una duración de 10 años, es reutiizable y no genera contaminación al medio ambiente, como sucede con la toalla higiénica al tardar 100 años en biodegradarse. La copa menstrual cuenta con un aspecto novedoso a comparación de los tampones y las toallas higiénicas y es que contiene y no absorbe, un aspecto positivo para la salud de las mujeres. Así que si la corte constitucional mencionaba que había un limitante económico importante para algunas mujeres, las organizaciones explican que es un costo alto al principio pero es un ahorro a mediano y largo plazo.

Revista Emancipa: Aplaude y resalta la importante labor que hacen las organizaciones, grupos  y federaciones para que las mujeres podamos vivir en igualdad, equidad y protegiendo nuestra salud. El hecho que la copa menstrual pueda ser exenta de IVA, puede ser un motivo clave para que las instituciones de salud, las políticas públicas y el mismo Estado disponga estrategias para informar el uso y los beneficios que tiene la copa menstrual y que este bello objeto haga parte de muchas más mujeres en Colombia. 

La National Geographic anunció las y los ganadores del Premio Buffett Award por su liderazgo en la conservación. Reseñó el trabajo de Ángela Maldonado, ecologista colombiana y afirmó que la primatóloga ha dedicado su vida a reducir el comercio ilegal de vida silvestre en la Amazonía. Además, resaltó que sus esfuerzos han dado como resultado la prohibición de caza de monos nocturnos y una investigación abierta sobre este mercado ilegal. 

Cada año se otorgan dos premios: uno por logros en África y otro, en América Latina con los que se honra a las personas que han demostrado su liderazgo en la gestión y protección de los recursos naturales en estas regiones

Este tipo de reconocimientos en un país donde el total de publicaciones científicas, sólo el 31 % son lideradas por mujeres; de estas, sólo el 28 % son financiadas y, además, las mujeres que trabajan en la ciencia y la tecnología perciben un salario 14% menor que el de sus colegas. Rompe cada día con el techo de cristal en mujeres científicas. (Datos revista Leve) 

Desde Revista Emancipa nos preguntamos En un país donde el total de publicaciones científicas sólo el 31% son lideradas por mujeres ¿Por qué las niñas no sueñan con ser científicas?  ¿Creemos que la ciencia es cosa de hombres? #MásMujeresEnLaCiencia 

Como parte del informe especial multimedia “ Defender la vida: Indígenas y mujeres que resisten en Colombia, el medio de comunicación Rutas del Conflicto elaboró un mapa interactivo para dar a conocer a todas las mujeres lideresas sociales que han sido asesinadas en Colombia desde el 2019, hasta el inicio de la cuarentena en el 2020.

El mapa, al igual que el especial, busca exponer a profundidad los patrones de las violencias que se ejercen hacia las lideres sociales en el país y cómo aspectos como la raza y el género no pueden ser omitidos a la hora de analizar los múltiples asesinatos de lideres y lideresas que ocurren casi a diario en Colombia.

Doble resistencia: Ser mujer y líder social en Colombia

“Las lideresas sociales en Colombia han sido constante e históricamente violentadas, por el hecho de ser mujeres y para silenciar sus luchas. Por lo menos 65 lideresas sociales y defensoras de derechos humanos fueron asesinadas entre 2019 y junio de 2020.

El mapa hace parte de la sección Doble resistencia: Ser mujer y líder social en Colombia; en él las lideresas son representadas a través de flores que se ubican por departamentos. Cada flor despliega una ventana donde se pueden encontrar los perfiles de las lideresas sociales que han sido silenciadas en el periodo de tiempo ya señalado. El mapa es sólo una sección del informe, por eso desde Revista Emancipa invitamos a su lectura y reflexión, sobre todo en un país en el que el conflicto armado también se ha inscrito violentamente sobre los cuerpos de las mujeres.

También consideramos necesario que se repliquen más estas iniciativas que buscan que las mujeres asesinadas no se queden en cifras, sino que los y las colombianos las recordemos y hagamos un ejercicio de memoria que permita entender la violencia que ocurre en el país, rechazarla y prevenir que otras mujeres sean silenciadas.

Ver en especial completo: 

https://lapazenelterreno.com/especiales/defender-la-vida/

La Corte Constitucional de Colombia, el pasado 5 de agosto, tumbó un fallo de primera instancia proferido por un Juez que decidió sobre una tutela interpuesta por la madre de una menor de 16 años en la que solicitaba se le practicara un aborto a su hija, por considerar que no contaba con las condiciones económicas necesarias para la crianza.

El Juez 13 penal del circuito con funciones de conocimiento de Medellín, quien tuvo en sus manos por primera vez la tutela presentada por la ciudadana, no solamente negó lo solicitado en el recurso judicial, sino que decidió compulsar copias a la Fiscalía para que se abriera investigación contra la menor por presuntamente incurrir en el delito de aborto; lo anterior, por considerar que la menor había actuado libremente frente a su sexualidad y que por lo tanto debía también asumir las consecuencias. No obstante, en sede de revisión constitucional, la Corte revocó la orden de investigación ante la Fiscalía, sustentando que para el momento en el que se tomó tal determinación, la menor apenas había manifestado su intención de acceder a un aborto, más no lo había practicado; ello sumado a que se consideró por parte de los magistrados que la decisión de primera instancia no correspondía con la protección especial que se le debe brindar a los menores de edad.

Desde Revista Emancipa rechazamos absolutamente la violencia judicial contra las mujeres y niñas e insistimos en la urgente tarea que tiene el movimiento feminista colombiano de seguir luchando por la pronta despenalización del aborto, entendiendo que ésta es una medida penal que termina condenando en mayor medida a las mujeres más vulnerables. 

El movimiento Causa Justa propuso a la Corte Constitucional una solución definitiva y justa para que se garantice el acceso a abortos seguros y oportunos, por eso le pidio a la Corte, por medio de una demanda, eliminar el artículo 122 del código penal, el cual cataloga el aborto como un delito. Este artículo vulnera los derechos fundamentales a la IVE, a la igualdad y a la libertad de las mujeres. ¡Llegó el momento de reconocer la autonomía reproductiva de las todas!. En caso de ser eliminado el artículo, sería un gran avance para las mujeres y para la construcción de un país realmente democratico.

 Hoy celebramos que la Corte Constitucional haya admitido la demanda de inconstitucionalidad que busca eliminar el delito de aborto del codigo penal, pues eso significa que el alto tribunal consideró que esta cumplió con los requisitos para poder ser valorada por esta instancia y que las mujeres tenemos posibilidad de conquistar justas reinvidicaciones sobre la autonomía de nuestros cuerpos, sin la cual las mujeres no somos ciudadanas plenas. Recordemos que son las mujeres más vulnerables quienes tienen mayor riesgo de ir a la cárcel por decidir sobre su cuerpo y proyecto de vida.

En la Corte, según sus posiciones recientes, habría tres magistrados a favor de despenalizar el aborto, Alejandro Linares, José Fernando Reyes Cuartas y Alberto  Rojas Ríos, una magistrada en contra, Cristina Pardo, y tres que han mantenido las causales y podrían estar indecisos sobre si ir más allá: las magistradas Gloria Ortiz, Diana Fajardo y el magistrado Antonio José Lizarazo, quien es el encargado de revisar la demanda.  En los próximos meses deben llegar dos nuevos magistrados: Jorge Enrique Ibáñez (conocido como conservador) y otro que aún no ha sido elegido.

Revista Emancipa apoya la demanda interpuesta por Causa Justa e invita a que las mujeres colombianas se movilicen y presionen para nunca más una mujer sea judicializada por decidir sobre su cuerpo, pero además para que se garantice plenamente la IVE en todo el país. 

Deja un comentario