Imagen: Gentileza

* Por Noelia Díaz

Al escuchar ¡el machismo mata!, es muy probable que todas, todos, todes piensen en las miles de mujeres que anualmente son asesinadas por el sólo hecho de haber nacido mujer. En Paraguay las muertes violentas crecen en número y crueldad durante los últimos años. Solamente este año hubo 30 femicidios según el último reporte del Observatorio del Ministerio de la Mujer.

Mirian González, investigadora y directora del Centro de Documentación y Estudios, explica que el machismo simboliza el privilegio masculino y sus víctimas son las mujeres, los niños/as y la diversidad sexual. Sin embargo, el machismo mata en muchas maneras. Y los hombres también son víctimas del machismo. 

En el programa de radio feminista #LABuenaYunta, Mirian González explica por qué las feministas decimos que ¡El Machismo mata! 

El machismo mata porque…

… es el comportamiento que tienen los hombres en un sistema patriarcal, donde toda la valoración positiva que se tiene es con respecto a los hombres. Son los hombres quienes tienen el gobierno de la familia, de la sociedad. Se han criado bajo un sistema que valoriza y da privilegio a los hombres y mantienen en sumisión, subordinación, dominación a las mujeres. Es una situación histórica de desigualdad que viven las mujeres

“Las sociedad construyeron sistemas sociales formas jerárquicas de relacionamiento en donde el hombre es el que tiene todo el poder”, Mirian González

El machismo mata porque…

… las cifras hablan por sí solas, las violentadas y abusadas son las mujeres. El 95% de las víctimas en el marco de relaciones desiguales son mujeres y las niñas, en donde los hombres tienen el poder sobre sus vidas. Las estadísticas muestran la cantidad de asesinatos de hombres y mujeres y sus causas. Los hombres mueren en trifulcas y situaciones de peleas en donde el machismo hace que se confronten poderes masculinos entre sí, con el objetivo de buscar un ganador. Sin embrago, los asesinatos de mujeres responden a situaciones de poder desiguales.

González explica que: “Los hombres se mueren generalmente en manos de otros hombres y las mujeres cuando son asesinadas mueren en manos de hombres. Son muy pocas las mujeres que han asesinado a sus parejas. La causa de porque mueren de manera violenta las mujeres, en términos porcentuales, indica que se da en el marco de relaciones desiguales, generalmente de pareja o en situaciones en donde previamente un hombre violó y luego asesinó a su víctima, aunque no se trate de su pareja”.

El machismo mata porque…

… no porque los criminales estén locos. Por supuesto que hay un desequilibrio pero no es más que el detonante. ¿Qué es entonces lo que pasa cuando el hombre mata a una mujer?

“El hombre mata porque cree que es el dueño de su cuerpo, de la vida de esa mujer, obviamente al ser un feminicidio hay una situación de violencia, se exacerban los ánimos del hombre que mata. ¿Pero por qué reacciona de esa manera? porque de alguna manera se le está rompiendo ese modelo de masculinidad dentro del cual fue criado teniendo privilegios de distintos tipos. Le ensañaron que son los hombres quienes tienen el derecho de ser jefes, de ser patriarcas, de ser los jefes de la familia o la persona que tienen que tomar las decisiones. Se les educó sobre la base que las mujeres nacieron para obedecer y mantenerse en una situación de sumisión ante los hombres. Entonces cuando un hombre mata a una mujer es porque se le rompió ese modelo. Muchos casos de feminicidio responden a una situación de violencia previa en relaciones de pareja y la mujer decide denunciar, decide separarse, abandonar esa relación y ese hombre no soporta el abandono, no soporta que se haya roto el modelo de masculinidad dentro del cual  fue criado. Esta sociedad compuesta de hombres y mujeres coloca a los hombres en un lugar de jerarquía, de poder y dominación, ya sea en la casa como en la sociedad”.

El machismo mata…

… y afecta a los hombres. La desigualdad de género, el machismo también les quita derechos a los varones. En esta sociedad machista uno de los principales roles asignados al hombre es la obligación de ser proveedor de la familia, de su hogar. Sin embargo, muchas veces si no puede cumplir con ese rol y se le tilda de inútil. Ante esto se siente menoscabado porque no puede cumplir con ese rol.

“A lo mejor este hombre no consiguió trabajo, le echaron o no tiene las capacidades necesarias y siente que es menos porque fue criado en un ambiente donde le dijeron ¡vos sos el jefe y tenés que ser el que pone las normas, el que manda¡”. 

La investigadora añade por último que el que mata afronta un desbarajuste en sus creencias culturales cuando no cumple en el rol que tan fuertemente le inculcaron. Mata cuando siente que no es suficientemente hombre y no soporta no haber cumplido con el mandato social impuesto. “A no, yo si tengo poder sobre ella, entonces la mato y a veces se suicida porque no pudo cumplir con los mandatos culturales y sociales de ser hombre. Las drogas y alcohol también son detonantes de una situación de desequilibrio que se alojan en este mandato que no pudo ser cumplido”.

Mirian González concluye señalando que en la actualidad y afortunadamente se habla mucho de violencia, ya sabe que la violencia intrafamiliar no es del ámbito privado, sino que es un problema público. Sin embargo hay que seguir trabajando por derribar los roles de género asignados por sexo hasta lograr la igualdad entre hombres y mujeres. Recordemos que los modelos y formatos culturales cambian a medida que vamos aprendiendo.

Deja un comentario