Ilustración: Leticia Alvarenga

*Por Noelia Díaz Esquivel

«Yo le creo, te juro que le creo»

Ella también fue víctima del capitán Rubén Valdez. Ocurrió hace varios años y decidió romper el silencio pero con mucho temor prefiere resguardar su identidad. La joven voluntaria cuenta que Valdez le había solicitado lo acompañe a una verificación a Ciudad del Este, prometiendo un pago por el trabajo. El bombero mencionó que otra mujer los acompañaría, pero eso no sucedió. Relata que cuando llegaron al hotel y se acercaron a la recepción se enteró que él pidió una habitación matrimonial para ambos. Asustada se negó rotundamente y finalmente consiguió dormir sola. De regreso a Asunción iniciaron las amenazas.

Testimonio

“Ahí le digo yo que no iba a dormir con él en una sola habitación. Intentó convencerme, pero no. No acepté, no accedí y se enojó muchísimo. No sé dónde durmió. Yo me quedé sola en la habitación y tenía que esperar su aviso para volver al lugar de la verificación y ya no me avisó nada, enojadísimo estaba porque no acepté dormir con él. Me quedé sola en el hotel esperando que me avise. Yo no tenía un peso partido en dos. Hasta que me avisó. Volvimos a Asunción y no me habló en todo el camino porque estaba enojadísimo. Ahí empezó mi infierno cuando me dice que supuestamente, cuando yo dormía, a la madruga, entró a la habitación del hotel y me sacó fotos durmiendo. Me decía tengo “fotos tuyas durmiendo”. No me preocupaba la ropa, porque dormí con jeans, pero si tenía muchísima vergüenza. Me torturaba con eso. Me decía que iba a dar a entender, y decía luego que estuvo conmigo, que tuvimos relaciones sexuales. No sé si daba los detalles pero él me decía que tenía mis fotos y que iba a usar como prueba. Con él es normal el tema de las fotos y los video y a partir de ahí sus amenazas, es algo típico en él. Yo no denuncie porque yo sabía que si lo hacía, al final, la que iba a terminar mal era yo. Porque éste clan, ésta familia maneja la institución a su antojo, se creen dueños. Entonces si yo denunciaba me iba ir peor a mí y nunca denuncie. Esto fue en el año 2007”.

Prosiguiendo con su relato afirma que todas las víctimas tienen miedo y denuncia que están siendo amedrentadas. No cuentan con ningún tipo de protección o garantías ni de la justicia ni de la institución.

El fin de semana siguiente a su imputación, Rubén Valdez, a pesar de existir una investigación abierta en su contra fue hasta el cuartel cruzándose impunemente frente a sus víctimas. La bombera relata que la presión y las amenazas para encubrirlo son enormes al interior de los Bomberos Voluntarios.

Testimonio

«Él teniendo una imputación encima, con un caso tan grave como el que tiene se volvió a ir a los Bomberos. ¿Por qué él se tiene que ir?, sus víctimas están queriendo servir a la comunidad y él sigue yendo donde ellas están. Yo sé que hay más chicas que no se animan a hablar, es más una de ellas me escribió y me contó que le pidió hacer un trio, porque no se fue la persiguió. Otra chica me dijo: a mí me pedía para buscarme de la facultad, todo el tiempo, no pasó a mayores porque nunca le seguí el juego. Él es una persona que está constantemente haciendo eso. Se de personas que dejaron de ir a los bomberos porque eran perseguidas por este señor. Él se maneja así.

Deseo de corazón, como mujer, deseo que quien denunció no dé un paso otras, que siga y que cuente más. Ella sabe mucho más”.

Ante esta situación muchas de las víctimas tienen miedo aunque están cansadas de los acosos, abusos de poder y la corrupción a las que las somete el clan Valdez.

Testimonio

“Es lamentable y hasta me animo a decir que es asqueroso como están tratando todo, están ridiculizando, tratando de minimizar todo y tratando de hacerle quedar – a la denunciante – como una despechada. Yo le creo, te juro que le creo porque este señor es así”.

Las afectadas mencionaron que los casos de acoso y otros hechos «gravísimos» fueron denunciando incontables veces al Tribunal de Justicia del CBVP, pero que muy por el contrario, el juzgado terminó persiguiendo a las víctimas hasta incluso ser expulsadas.

Libertad ambulatoria para el denunciado

Valdez fue denunciado por sexotorsión. Según la denuncia de su ex pareja –también voluntaria de los bomberos–, Valdez la grababa mientras dormía, desnuda y filmaba las relaciones consentidas, sin avisarle.  Según la denuncia, la mujer intentó terminar la relación de pareja y Valdez le extorsionó con las imágenes que tenía en su poder.

Valdez Cáceres había sido denunciado inicialmente por violencia familiar hace tres semanas, pero el caso fue reasignado a la Unidad de Delitos Informáticos.

La fiscala de delitos informáticos, Irma Llano, imputó al bombero por lesión al derecho a la comunicación de la imagen y coacción.

El capitán obtuvo libertad ambulatoria dictada por la jueza Hilda Benítez, mientras que el Ministerio Público sigue investigando más denuncias de otras presuntas víctimas.

Por su parte la ex pareja del capitán de bomberos realizó un pedido de auxilio ante la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, ya que no se puede acercar al local del Cuerpo de Bomberos, porque el hombre –imputado por sextorsión– cuenta con libertad ambulatoria. Aseguró mediante una nota que tiene miedo y que el bombero instruiría a otros voluntarios, que se acercarán a declarar a la Fiscalía.

Sostiene que dicha compañía nunca pronunció apoyo a la denuncia que ella realizó.

Las repercusiones

Luego de la primera denuncia otras bomberas se animaron a relatar sus testimonios, algunas desde el anonimato y otras ante la fiscalía. Mientras que las bomberas voluntarias y ex voluntarias de la Tercera Compañía Sajonia lanzaron un manifiesto de apoyo a las víctimas. A través del documento expresaron: 

“Que ninguna mujer sea acosada, perseguida, o discriminada. Que no tenga que sentir miedo nunca más, por ninguna razón. Venimos a decir: estamos presentes y unidas”.

 “Vida por vidas”

Juntas contra el acoso!

Somos un grupo de Bomberas de la 3ra Compañía Sajonia (CBVP), indignadas a raíz de las denuncias sobre acoso sexual y el manejo institucional de las mismas. Expresamos:

– Nuestra total solidaridad con las compañeras que se animan a denunciar hechos gravísimos. No es fácil hacerlo, pero es importantísimo para que no se repitan. Cuentan con nuestro apoyo.

– Alentamos a todas las Bomberas afectadas por alguna situación de abuso de poder a denunciar los hechos. Ninguna persona provoca el acoso sexual. La responsabilidad de la situación de acoso sexual está siempre sobre el acosador.

– Repudiamos el abuso de poder y la persecución ejercida contra las mujeres en la institución, aparentemente a través de prácticas sistemáticas.

– Instamos al Directorio del CBVP a contar con mecanismos de actuación contra el acoso sexual como protocolos o guías, acciones de comunicación, sensibilización del personal y medidas anti-impunidad.

– Aprovechamos este 8 de marzo, haciendo uso del derecho constitucional a manifestarnos, para reivindicar nuestro derecho a poder servir a la comunidad sin discriminación de género, sin que nos acosen y sin tener miedo a represalias. La violencia de género no es un problema personal ni individual. No podemos permitir que se institucionalice como algo habitual.

¡Seamos una institución libre de acoso sexual!

Así también bomberos varones de la Tercera Compañía de Sajonia expresaron su repudio ante las acciones de Valdez y que afectaron a sus compañeras. Instaron a todxs a realizar denuncias y pidieron garantías para que ninguna denuncia quede impune.

Organizaciones de mujeres se sumaron a las manifestaciones de apoyo a las bomberas bajo el #LasBomberasNoEstánSolas y a través de diferentes redes sociales viralizaron frases de bomberas que fueron víctimas del capitán.

 

#LasBomberasNoEstánSolas

#8MPy2021

#BastaDeAcoso

#Metete

#Vivas #Diversas y #ConDerechos

Deja un comentario