¡DESDE EMANCIPA COMPARTIMOS EL COMUNICADO DE LA JUNTANZA!

Comunicado a la opinión pública- Ibagué, Tolima. 

Hechos ocurridos el lunes 8 de marzo de 2021  

En el marco del Día Internacional de las Mujeres trabajadoras #8M 

Porque juntas somos más fuertes, mujeres, trans, campesinas, obreras, lesbianas, feministas,  artistas, estudiantes, defensoras del territorio, la paz y los derechos humanos, docentes,  bisexuales, bici-usuarias, cuidadoras, trabajadoras informales, negras, indígenas, mestizas, con  diversidad funcional, jóvenes, niñas, adultas mayores; todas decidimos salir a las calles de  Ibagué el pasado 8 de Marzo del 2021 a movilizarnos para reclamar, una vez más, nuestros  derechos sexuales, reproductivos, laborales, ambientales, culturales, sociales y políticos, que  finalmente, garantizan nuestro derecho a una vida libre de violencias Así pues, nos autoconvocamos y movilizamos conmemorando un día de lucha, autonomía y resistencia,  motivadas por las siguientes situaciones: 

  1. Las instituciones NO garantizan nuestros derechos como mujeres sobrevivientes  de violencia. 

Durante el 2020 en Colombia se presentaron más de 630 feminicidios1, de los cuales 17  ocurrieron en el departamento del Tolima. Las mujeres no confiamos en instituciones del  Estado como Comisarías de Familia, Fiscalía, Medicina Legal, Policía y Bienestar Familiar,  entidades a cargo de la protección y garantía de derechos de las mujeres sobrevivientes de  violencias basadas en género porque NO conocen la normativa vigente (Ley 1257 de 2008,  Ley 1719 de 2014 o 1761 de 2015), incumplen con sus responsabilidades misionales proporcionales a estas situaciones de violencia y son barrera de acceso a nuestros derechos. Un  dato que soporta esta aseveración es que el 90% de las denuncias por violencia sexual en  Colombia quedan en la impunidad2, y eso no quiere decir que este 10% resulte en una sanción favorable a las mujeres y un victimario penalmente juzgado. 

En estos casos, EL ESTADO ES CÓMPLICE POR OMISIÓN, por la ausencia de medidas de  protección, por la invisibilización de los hechos de violencia. Ante esto respondemos con un LUTO NACIONAL POR FEMINICIDIOS. Salimos a las calles gritando: ¡El Estado no me  cuida, me cuidan mis amigas! Pues somos nosotras, las redes de mujeres quienes organizadas  atendemos casos de violencia hacia nosotras, activamos rutas de autoprotección y realizamos  acciones oportunas. 

¿POR QUÉ AL RESPECTO NO ESCRIBEN E INFORMAN LOS MEDIOS DE  COMUNICACIÓN EN EL TOLIMA? Si también estuvieron a lo largo de la marcha  registrando las denuncias. 

  1. La feminización de la pobreza.  

Nos adherimos a la propuesta de una HUELGA MUNDIAL para hacer visible la violencia  estructural que nos afecta: trabajamos sin remuneración en nuestros hogares y en otros espacios  

1. De acuerdo al portal del Observatorio de Feminicidios en Colombia.  https://observatoriofeminicidioscolombia.org/ 

2. Impunidad en delitos sexuales supera el 90% de acuerdo a Women´s Link Worldwide preparando alimentos, limpiando, cuidando niñes, personas enfermas y adultas mayores.  Cumplimos con labores necesarias para el sostenimiento de la vida y el mercado laboral sin reconocimiento a que dichos trabajos representan casi el 25% del PIB de Colombia.  Aportamos más de 185.7 billones de pesos anuales a la economía nacional; esos trabajos de cuidados no remunerados nos exponen a violencias y a precariedad. En Colombia, las niñas  y mujeres representamos el 70% de las personas en extrema pobreza. En Ibagué, ganamos  menos que los hombres (un 25% menos según cifras del DNP), experimentamos más  desempleo (2% más que los hombres según cifras del DNP), más informalidad (10% más que  los hombres según el DNP) y más endeudamiento. Además, el Tolima es uno de los  departamentos con mayor desigualdad económica, las mujeres rurales NO encuentran garantías  para la tenencia de tierras y son más vulnerables a las actividades extractivistas, desconociendo  que son fundamentales para mantener la soberanía y autonomía alimentaria del territorio.  

¿POR QUÉ AL RESPECTO NO ESCRIBEN E INFORMAN LOS MEDIOS DE  COMUNICACIÓN EN EL TOLIMA? Si también estuvieron a lo largo de la marcha  registrando las denuncias. 

  1. Exigir que nuestros derechos sexuales y reproductivos sean respetados 

No queremos ser tocadas por parejas u otros hombres sin nuestro consentimiento. Ni una  relación afectiva, ni una fiesta, ni una falda corta, ni una relación laboral o política, son  justificaciones para invadir nuestras cuerpas y violentarnos o limitar nuestra autonomía y goce  de la sexualidad. Reclamamos una maternidad deseada, queremos ejercer sin barreras nuestra  autonomía sexual y reproductiva. La Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) es una  práctica ancestral e inevitable y es reclamada cómo derecho de todas las mujeres y cuerpas  gestantes, por el que vamos a seguir luchando. Nos unimos al llamado CAUSA JUSTA por la  Despenalización del Derecho al Aborto, criminalizar la interrupción del embarazo es asesinar  mujeres.  

¿POR QUÉ AL RESPECTO NO ESCRIBEN E INFORMAN LOS MEDIOS DE  COMUNICACIÓN EN EL TOLIMA? Si también estuvieron a lo largo de la marcha  registrando las denuncias. 

Sobre la protesta social pacífica del 8M 2021 en Ibagué manifestamos que: 

  1. Lo que registraron los medios de comunicación local en Ibagué sobre la protesta social del  8M es un golpe de opinión que censura, difama, reprime nuestro derecho a la protesta  social y genera en la ciudadanía una actitud de rechazo al movimiento político y social  feminista. Con relación a las acciones legítimas de protesta social que se dieron en la Plaza de  Bolívar. Aclaramos a la ciudadanía y autoridades que NO HUBO DAÑO A PATRIMONIO  PÚBLICO o PRIVADO, NI ACTOS de VANDALISMO. Lo sucedido corresponde a  intervenciones artístico-políticas propias de la protesta social y de la indignación (PORQUE  NOS ESTÁN MATANDO) que no hacen daño a ningún ser humano o patrimonio. El objetivo  de la protesta social es justamente ese, visibilizar el estado de emergencia nacional a causa de  la violencia hacia las mujeres, la negligencia, impunidad e inoperancia del Estado para hacer lo que tiene que hacer: proteger, prevenir violencia, atender y garantizar justicia a las mujeres  víctimas.
  1. La información FALSA que circula en medios locales como Alerta Tolima, Periódico de  Hoy, Ibagué Denuncia, Ecos del Combeima, El Olfato, Claroscuro Digital, La voz Mayor  del Tolima, Q’Hubo Ibagué, La Otra Verdad comparte el tono represivo y autoritario con  el que se dirige a la opinión pública el Secretario de Gobierno de Ibagué Carlos Pórtela quienes con sus declaraciones han provocado un escenario de persecución, represión y difusión de falsa información que se ha vuelto viral en la ciudad.
  1. Es un ataque a nuestra seguridad y derecho a la libre reunión y protesta que, desde el  pasado 9 de marzo los medios locales citados anteriormente, hayan publicado la foto del rostro  de una compañera que asistió a la marcha, acusándola – sin pruebas y sin ninguna acción  judicial en curso – de actos vandálicos y daños a bienes públicos y privados. En estas notas incluso se insta a la ciudadanía ibaguereña a identificarla y avisar a las autoridades de su  paradero. Ahora bien, la foto usada es de su rostro mientras ella sonríe, foto sin contexto alguno, con zoom a su cara, SOLO SU ROSTRO como suelen hacer las autoridades cuando  buscan una persona juzgada o imputada. Lo cual puso a nuestra compañera en una situación  de riesgo inmediata, ha sufrido amenazas por redes sociales desde el 9 de marzo a la fecha,  está confinada para proteger su integridad y en una constante situación de pánico.
  2. Tampoco existieron periodistas perseguidos, golpeados o amenazados como lo han  indicado distintos medios. Inclusive, los reporteros que asistieron tienen material visual de  TODA la marcha que, infortunadamente han invisibilizado en su mayoría y sólo usado una  parte en sus portales para desinformar a la ciudadanía y señalarnos de acciones que no se  llevaron a cabo, estigmatizando a las feministas de una ciudad pequeña como Ibagué y  haciendo que nuestra integridad sea comprometida. 
  3. Esta ola de desinformación ha generado angustia entre las más de 300 mujeres que  acudimos a la marcha. Estas acusaciones falsas pudieron hacerse contra cualquiera de nosotras  pues su objetivo fue estigmatizarnos y señalar a quienes hacemos parte de la Juntanza Ibagué como vándalas. Por supuesto, rechazamos esta falsa información, falsa acusación y si algo  le ocurre a la mujer expuesta por los medios serán ustedes los responsables. ¡Exigimos a los  medios locales y al Secretario de Gobierno de Ibagué que rectifiquen esta información a  través de los mismos canales y con la misma intensidad con la que desinformaron  previamente! 

Por último, le transmitimos a la opinión pública que ¡NUNCA MÁS ESTAREMOS EN  SILENCIO! no nos vamos a dejar intimidar por su campaña anti feminista, somos un  movimiento social en ascenso, una puesta política desde nosotras y para nosotras. Estamos  tomando las acciones legales pertinentes y activándonos para proteger la vida de la mujer  expuesta en medios. Ya no tenemos miedo, seguiremos denunciando las múltiples violencias  que vivimos las mujeres cis y trans. Estamos cansadas de esta historia patriarcal asesina,  merecemos sentirnos y estar seguras, es hora de reescribir la historia desde nosotras y nuestras luchas, sin violencias, sin explotaciones, sin discriminaciones, sin despojos. Estamos reescribiendo la historia desde el amor a la vida, al territorio y especialmente a nosotras  mismas.  

¡Seguiremos juntas hasta que ni una más tenga miedo, hasta que ninguna más sea  discriminada, asesinada, maltratada o explotada! 

¡Porque todos los días son 8M y nos sobran motivos para organizarnos! ¡El Estado no me cuida, me cuidan mis amigas! 

 

Deja un comentario