Por: Nathalia Buitrago

En medio de un Paro Nacional y de ya varios días de movilizaciones en todo el país, en donde lo que buscamos son garantías de vida y de estabilidad para todas y todos; recibí un mensaje que decía “no está lista para mantener una conversación sobre este tema”, el tema: las marchas feministas.

El mensaje venía a ser la respuesta contundente ante mi pregunta de ¿por qué los vidrios y las paredes importan más que las vidas de todos los que salen a las calles? Les pregunté si también les indignaban las violaciones de mujeres y niñas dentro de los Comandos de Atención Inmediata. Callaron. Nunca hay atención inmediata y ni la habrá. Sus unidades policiales se convirtieron en un espacio de violación y agresión y para eso tampoco hay silencio ni olvido.

Que tampoco exista el olvido para nuestros derechos, recordemos que también debemos movilizarnos por la desigualdad de género y por las distintas violencias que sufren a diario miles de mujeres. La verdad, estamos cansadas de que nos digan que no estamos listas ni siquiera para establecer una conversación. Que no se nos olvide que durante las jornadas del Paro Nacional han violado a 16 mujeres y que, desde 2017 hasta hoy día, se han reportado más de 270 casos de violencia sexual perpetrados por la policía.

Escribo esto porque no quiero ver a mis amigas ni al resto de mujeres sumisas y obedientes. Escribo porque las quiero a todas vivas, libres y seguras. Y, finalmente porque las mujeres merecemos más de lo que tenemos, necesitamos más oportunidades laborales, políticas incluyentes, más seguridad y justicia, más respeto y equidad, merecemos ser escuchadas y que nos crean, que no desmeriten nuestra lucha y que por el contrario exalten lo que exigimos.

¡Estamos listas para que esta revolución sea feminista!

1 comentario

  • Estamos listas para ser lo que queramos ser. Y nadie nos debería decir que no entablemos esa o aquella conversación. Gracias por empoderarnos a todas!

Deja un comentario