Como hace 26 años y en el Día Internacional de los Derechos Humanos, la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay presentó elInforme Anual sobre la situación de los derechos humanos en Paraguay. Los temas centrales este 2021 son los desalojos forzosos, la reforma agraria, la salud y el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia. Según el documento la pandemia del Covid-19 fue una catástrofe previsible. Sus efectos adversos fueron agravados por la precarización y desfinanciamiento de las políticas sociales.

“Registramos que en comunidades campesinas, en el año 2021, hubo 10 desalojos forzosos que afectaron a 1126 personas incluidas: mujeres, niñas, niños, adolescentes, personas con discapacidad y adultos mayores. En cuanto a comunidades indígenas las cifras son un poco más desalentadoras. Registramos 12 desalojos que afectaron a 725 familias, aun a pesar que por propias disposiciones de la Constitución Nacional, el traslado de las comunidades indígenas de su hábitat no puede hacerse sin su previo consentimiento. Entonces la ilegalidad de los desalojos, en el contexto de pueblos indígena, es absoluta”, señala el abogado e investigador Hugo Valiente

Al igual que en 2020 un tema protagónico es el sufrimiento de la ciudadanía en el sistema público de salud: “A pesar de los recursos que fueron asignados al Ministerio de Salud fue alarmante la bajísima ejecución de programas emblemáticos que están asociados a las principales causas de muerte del país. Por ejemplo el Instituto Nacional del Cáncer, los programas de cáncer de cuello uterino con la estrategia de atención primaria tuvieron indicadores de déficit en ejecución sumamente importantes. Las familias con pacientes afectados por el COVID19 enfrentaron gastos catastróficos debidos al desabastecimiento de los hospitales a pesar que sistema de salud pública declara su gratuidad por ley y a pesar de tener un año de previsión del pico de la pandemia. Los medicamentos esenciales e insumos necesarios no estuvieron disponibles, ni fueron gratuitos. Los controles estatales fueron absolutamente ineficaces para evitar la especulación del mercado privado con los medicamentos esenciales. La precarización histórica del sistema de saludpública llevó a que por dos semanas, en 2021, ocupemos el primer lugar del mundo en cuanto a mortalidad diaria”, refirióValiente.

Se destaca en esta edición la incorporación de dos nuevos artículos: uno sobre política fiscal y DD.HH. con una mirada enfocada a las grandes ganancias y otro, sobre soberanía energética en torno a la renegociación de Itaipú. Se realizó un control del origen de estos recursos financieros y de dónde el Estado podría obtener lo que hace falta. Además se hacen recomendaciones sobre las más diversas temáticas de derechos humanos, desde salud y educación pasando por ambiente, alimentación hasta derechos de las personas TLGBIQ, derecho de los/as niños, niñas y adolescentes, entre otros.

Según la investigadora Marcela Zub: “En el eje de violencia contra las mujeres encontramos que la violencia doméstica es el hecho más denunciado ingresado en el poder judicial a través delos juzgados de paz, con una cifra que ronda más de los 17.000 casos en el primer semestre, esto da un promedio de 2100 denuncias nivel país, por mes. Aumentaron las denuncias penales por violencia familiar, coacciónsexual e incumplimiento del deber alimentario donde el promedio del 83% de las víctimas son mujeres”.

El artículo a cargo de Zub además presenta casos de abuso sexual en niñas, violencia contra defensoras de DDHH, y el caso de Alexa donde finalmente el tribunal condenó por acoso sexual al sacerdote silvestre olmedo, este caso constituye un paso importante en el reconocimiento del delito del acoso sexual.También que “229 niñas huérfanas por el causa del feminicidio de sus madres. Desde las instituciones del estado no se disponen de mecanismos, protocolos de atención sicológicos, sociales ni legales para estas víctimas indirectas”.

Para la Codehupy el desafío que se presenta es grande ya que, así como los derechos humanos no estuvieron en el centro de las medidas que se adoptaron como respuesta nacional frente al Covid-19, de la misma manera, los derechos humanos no figuran como un eje fundamental de los planes de recuperación de la crisis. El informe se realiza desde hace 26 años y compila 36 artículos Y fue escrito por 66 autores y autoras, expertos y expertas en distintas áreas.

 

Deja un comentario