AbortoLegalAr Parlamento
*Por Pam Mendez

Las olas de la marea verde chocaban contra las paredes el imponente Congreso de la Nación Argentina, pero el vaivén de emociones suscitado por el debate no quedó solo en la calle. Dentro del Congreso se vivieron 22 horas marcadas por la intensidad, la incertidumbre, la ansiedad, el agotamiento y la alegría.

Al comienzo de la sesión tomaron la palabra las diputadas de los distintos bloques firmantes del Proyecto de Ley, luego lo hicieron quienes firmaron el dictamen en contra, el debate fluía, los argumentos a favor y contrarios se alternaban. Mientras tanto, sonaba un rumor poco alentador:

Los votos para la media sanción no eran suficientes.

Llegada la noche, esa idea se aferraba, y por eso la presencia de la vigilia verde se tornó tan necesaria. Ante un posible revés dentro del Congreso, era imperioso tener a la Marea afuera para que su fuerza –y sobre todo su demanda- se filtren puertas adentro del edificio. Además, es menester reconocer la labor de las periodistas que cubrieron sin interrupciones todo lo que ocurría dentro del congreso, brindando su apoyo y tratando de convencer a aquellxs que aún continuaban indecisxs.

Las tensiones interbloque también tuvieron su lugar en la extensa jornada, no había bloque que pueda garantizar los votos suficientes para la media sanción. El reloj continuaba avanzando, y el nerviosismo de quienes esperábamos ansiosos la votación también. Finalmente, a la madrugada, cuando el frío penetraba en los cuerpos de quienes se mantenían en vela fuera del Congreso, lxs diputadxs de La Pampa, Melina Delú, Ariel Rauschenberger y Sergio Ziliotto del bloque Justicialista, sorpresivamente anunciaron su voto a favor. A partir de allí la votación se revirtió y el curso de la sesión confluyó en la media sanción. La jornada terminó con una gran victoria del movimiento feminista, una muestra de sororidad inédita y de transversalidad a la hora de votar por los derechos de las mujeres.

El frío casi invernal continuó, pero nos inundó el calor de haber marcado a fuego verde la historia.

Ahora vamos por el Senado

El primer paso ya lo dimos, pero ¿Qué falta ahora? La semana que viene, el proyecto entrará a la Cámara de Senadores. De acuerdo con Miguel Ángel Pichetto, presidente del Bloque Justicialista, el Proyecto de Ley se trataría en 3 semanas. Previo a su debate se trabajará en comisiones. Esta lucha aún tiene un final abierto, pueden pasar 3 cosas: rechazarse, aprobarse o aprobarse con modificaciones. En caso que no se apruebe, el proyecto puede volver a tratarse recién el año que viene; si se aprueba, el Poder Ejecutivo lo promulgará o vetará y por último, si se aprueba con modificaciones debe volver a la Cámara de Diputados para que tras un debate determinen si aceptan, o no, los cambios.

Hasta ahora, el bloque PJ-FPV anunció su apoyo, a su vez, Luis Naidenoff –Jefe del interbloque de Senadores de Cambiemos- también aseveró lo mismo. Aún queda un tramo más por recorrer, debemos redoblar esfuerzos, reafirmar nuestra presencia en las calles porque si algo sabemos nosotras es que los derechos no los ganamos quedándonos en nuestras casas ni pidiendo permiso ¡Que siga arrasando la marea!

*Pam es estudiante de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Buenos Aires, militante feminista.

Deja un comentario