En el marco del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, entrevistamos la Secretaria General del Colegio de Periodistas de Chile y a la Presidenta de la Comisión de Género de dicha organización.

Hace ya 3 años y medio un grupo de periodistas feministas decidieron organizarse para unir los esfuerzos individuales que llevaban años realizando para incorporar la perspectiva feminista y de género a los medios de comunicación y el ejercicio del periodismo en Chile, para iniciar un trabajo colectivo por estos objetivos.

 

Es así, como se crea la Comisión de Género del Colegio de Periodistas de Chile, desde donde se han organizado diversos seminarios, conversatorios y capacitación en género y medios de comunicación para periodistas, y el año pasado realizaron la campaña #MediosNoSexistas para exigir el fin del sexismo en las líneas editoriales de los medios.

 

Para conocer más sobre las motivaciones y desafíos de las periodistas feministas, Revista Emancipa entrevistó a Rocío Alorda, Secretaria General del Colegio de Periodista, y Fabiola Gutiérrez, Presidenta de la Comisión de Género del gremio.

Rocío Alorda

Fabiola Gutiérrez

¿Cómo nace la Comisión de Género del Colegio de Periodistas?

 

En agosto del 2015 el Colegio de Periodistas promueve la creación de la Comisión de Género con el fin de articularnos y apoyar en el desarrollo de una mirada crítica al escenario comunicacional que existe en Chile, ya que constituía un pendiente que desde hace un tiempo distintas colegas colegiadas y no colegiadas venían demandando debido a un principal motivo, que los medios de comunicación siguen siendo sexistas y discriminadores, carentes de un enfoque de derecho el tratamiento informativo sobre temas que hacen a las mujeres. Instalan estereotipos y siguen relativizando la violencia contra las mujeres con expresiones éticamente cuestionables.

 

Hay diversas formas en las que el patriarcado se manifiesta y los medios de comunicación son un espacio de privilegio para este: ¿cuáles son a juicio de ustedes las primeras acciones que hay que realizar para cambiar el estado de las cosas en los medios?

 

Hemos reflexionado sobre la necesidad de formación para nuestras y nuestros propias colegas y consideramos que uno de los elementos claves es que las mallas curriculares incluyan ramos sobre comunicación con enfoque de género para que así las nuevas generaciones de periodistas se formen bajo una perspectiva inclusiva, no discriminadora, con mayores principios éticos sobre la responsabilidad de no reproducir discursos que dañan a la sociedad. Creemos que la formación es clave para cambiar los actuales patrones culturales que siguen reinstalando estereotipos de género e invisibilizan a las mujeres como actoras claves.

 

También es indispensable que editores, que son los principales en los medios de comunicación, generen espacios de formación y promoción con sus equipos a fin de que el ejercicio del periodismo avance hacia una comunicación no sexista e inclusiva. Convenciones internacionales reconocen el potencial de los medios de comunicación para incidir positivamente –o negativamente- en la promoción de la igualdad de las mujeres, y para aportar a la erradicación de los estereotipos de género, y es por ello que se hace necesario que los Estados intensifiquen los procesos de formación, de manera continua y programada, dirigidos a periodistas, comunicadores y demás activistas de la comunicación en temas de derechos de las mujeres, estereotipos de género y la no violencia contra las mujeres.

¿Cuál ha sido la mayor enseñanza de la nueva ola del movimiento feminista?

 

La nueva ola feminista se hace cargo de las demandas que por años ha instalado el movimiento de mujeres y feministas en Chile, hace público temas que quisieron estar ocultos y que la cultura machista y patriarcal no podría seguir silenciando.

 

Las denuncias de acoso y abuso sexual en los planteles educativos explotó y con ello universidades, centros de estudios, liceos y colegios tuvieron que adecuar sus protocolos para enfrentar esta expresión de violencia e incluso obligo a muchos hacerse cargo del problema.

 

Este contexto, también fue un escenario propicio para observar cómo fueron tratados los temas y los casos de denuncia por parte de los medios de comunicación, no pudiendo con ello relativizar el acoso, el abuso y la violencia, sin embargo, creemos que deben estar en permanente fiscalización. Nos permitió trabajar en guías para avanzar en medios no sexistas, generar debates y conversaciones, ser más agudas con los micro machismos, empoderarnos y exigiendo un trato igualitario.

 ¿Cuáles son sus principales proyecciones para el 2019 como organización?

 

Los últimos años hemos visto como se han sumado cada vez más mujeres periodistas y comunicadoras a las demandas feministas en la necesidad de incidir en al interior de los medios de comunicación y de las instituciones en general.

 

A partir del año 2018, se sumaron a la Comisión muchas compañeras profesionales, estudiantes y trabajadoras de las comunicaciones que están empujando cambios importantes en sus puestos laborales. Por eso este año esperamos fortalecer esta red de periodistas y comunicadoras feministas con una agenda de incidencia que dé cuenta de la realidad de las mujeres en los medios, con la posibilidad de observar críticamente estos espacios y recopilar mayores antecedentes sobre las situaciones de desigualdad que se gestan al interior de los espacios laborales.

 

Así mismo, seguiremos demandando la necesidad de que Chile cuente con una ley de medios y el establecimiento del derecho a la comunicación en la constitución a través de alianzas con otras organizaciones amigas.

 

 ¿Por qué creen que es necesario unirse como periodistas y organizarse?

 

La organización es la base para proyectar cualquier transformación social y en ese sentido es muy importante que en la diversidad de los intereses de las periodistas feministas podamos estar unidas para hacer frente al patriarcado que está en los medios de comunicación y que se expresa no solo en los contenidos sexistas sino que también en las relaciones laborales.

 

Es por eso que organizarse es un paso fundamental para poder hacer frente a las relaciones de opresión y desigualdad que existe al interior de los medios de comunicación, a través de diversas instancias, que permitan articular una gran masa crítica de trabajadoras de los medios de comunicación. Creemos que el feminismo nos abre la posibilidad de unirnos en base a puntos comunes y asociarnos desde la sororidad para buscar acciones estratégicas que permitan mejorar el periodismo y la comunicación social.

 

Coordenadas:

Facebook: Comisión de Género Colegio de Periodistas

Instagram: @comisiongenero

Twitter: @comisiongenero_

Emancipa

Deja un comentario