Por Tamara Homel Navarro*

Hace décadas que las mujeres venimos soportando la falta de derechos para nosotras.
Hace década que las mujeres pobres no tienen un lugar para habitar la vida,sin tener que pagar arriendos o dividendos carísimos que se llevan gran parte de los ingresos de nuestra vida.
La violencia a las que están esperando que la lista del subsidio avance.Violencia a las mujeres que ya no esperan y viven en chozas en lugares públicos.
Las mujeres han tenido que criar hijos con pocos recursos y otras con nada.
Las mujeres hemos resistido a la cultura de la violencia.
No poder tener que darles de comer a sus hijos y en los días de descanso no poder llevarlos a los hijos e hijas a cines , museos o recreación espectáculos,menos hemos tenido tiempo para desarrollar nuestras actividades como estudiar, participar en la sociedad o preocuparnos de nuestra salud. Porque cada tiempo libre es dedicado al trabajo en casa.

Las mujeres hemos soportado mal trato y abusos, violencia machista estructural de Estado.

Y luego cuando estamos en la calle nos tildan de violentas.
Violencia por exigir al estado derechos de todos y de todas. Violencia porque nos unimos a golpear ollas para exigir justicia.
Me pregunto que entienden por violencia.

Acaso no es violencia mantenernos en ésta sociedad del lucro para unos pocos y miserias para otras.
Violencia es que una adolescente se embarace y tenga que enfrentar la vida desprovista de todo.
Violencia es que una mujer no pueda continuar sus estudios o trabajo porque su hijo no quedó en la lista del jardín infantil o que el empresariado no cuente con salas cunas.
Violencia es que una mujer no tenga derecho a mamografias porque los consultorios no cuentan con las máquinas necesarias.
Violencia es que las mujeres pierdan piezas dentales y no puedan tener derecho a un tratamiento adecuado porque tiene que optar entre el trabajo o la atención del consultorio.
Violencia es que una mujer tenga que viajar en transporte apretada y que cualquiera puede tocar su cuerpo por llegar a la hora.
Violencia es que a una mujer la golpeen en su hogar y las instituciones no le den protección o se burlen de ella.
Violencia es que a la mujer no le alcance el sueldo hasta fin de mes
Violencia es que la mujer no pueda decidir sobre su cuerpo y cuando asume abortar y la condenen por hacerlo.
Violencia es que la mujer se convierta en la cuidadora del hogar y no reciba una pensión acorde a sus necesidades.
Violencia es que acepte insultas y humillaciones
Violencia es que no se otorgue una remuneración a la jefa de hogar
Violencia es vivir hasta adulta con una pensión que se llevó todos tus aportes
Violencia es que a las mujeres indígenas se les quite toda posibilidad para vivir que destruyan su cultura ,que les roben sus tierras,
Violencia es que a las pequeñas campesinas los empresarios del -Agro o mineros les desvíen los ríos y les roben el agua.
Violencia es que una mujer no pueda decidir, porque el estado es una máquina estructural ,regresiva de desarrollo de carácter machista y patriarcal.
Si estos ejemplos no son violencias
díganme que son
Yo quiero una nueva Constitución para mi país donde el desarrollo a plenitud esté garantizado con respeto a la diversidad y equidad de género pero que contemple una irrestricta visión feminista.

#AsambleaConstituyente
#NuevaConstitución

*Tamara es profesora, feminista y comunista, parte del Círculo de Acción Feminista Akelarre

Deja un comentario