En el marco del Día Internacional de la Mujer –8 de marzo- y del llamado de las organizaciones feministas, la CUT convocó a todas sus estructuras a sumarse activamente a la Huelga General Feminista. En este año, la movilización adquiere especial relevancia y no solo por la crisis sanitaria, económica y de empleabilidad que ha golpeado especial y brutalmente a las trabajadoras también por el Proceso Constituyente en disputa donde la igualdad de género, en todas sus dimensiones, debe exigirse que quede consagrada en la nueva Constitución Política.

 

Dos hitos marcarán la conmemoración de este 8 de Marzo. Uno de ellos es el Proceso Constituyente en curso que se aspira desemboque en un nuevo orden político que asegure una democracia participativa e inclusiva, siendo la equidad de género uno de los contenidos principales demandado por las mujeres.

 

Otra arista son los efectos de la pandemia COVID-19 y el manejo de esta por parte del Gobierno y de los empresarios. La crisis de empleabilidad reflejada en las tasas de desocupación nacional que se mantienen en dos dígitos (10, 3% entre octubre-diciembre 2020, según INE) es una de sus principales consecuencias. Sin embargo, el panorama es mucho más desolador para las mujeres (10,9 %, según INE) quienes no solo han retrocedido en cuanto a participación en el mercado laboral también han visto mermadas sus condiciones laborales, las cuales ya eran, históricamente, precarias e injustas como, por ejemplo, la odiosa desigualdad salarial.

“Estamos viviendo una grave crisis de empleabilidad. Hemos visto que la pandemia ha golpeado con mayor crudeza a un mundo del trabajo que ya venía golpeado […] En este escenario, las que más han sufrido este flagelo y las que más han pagado el costo de la crisis han sido precisamente las mujeres […] Hemos tenido que denunciar  con mayor fuerza en las instituciones, como la Dirección del Trabajo, los abusos que se han querido cometer producto del no pago del derecho a las salas cunas, las garantías de nuestros niños y niñas a la educación, en tiempo donde, claramente, hay empleadores que, de manera descriteriada, han querido guardarse sus ingresos en sus bolsillos e incluso despedir a mujeres con tal de no tener que pagar esos derechos”.

 

Así lo señaló en conferencia de prensa, realizada en la sede de la CUT, la presidenta Bárbara Figueroa, acompañada por dirigentas de organizaciones sindicales del sector público y privado, reafirmando: “…nuestro llamado a todas nuestras estructuras sindicales, sindicatos de base nacionales, confederaciones, federaciones, asociaciones y gremios a que se hagan parte activa de la convocatoria este 8 de marzo a la Huelga General Feminista; una huelga productiva y reproductiva”.

 

En la discusión de los contenidos de la nueva Carta Fundamental, Figueroa reiteró la  exigencia de poner en el epicentro de la sociedad el Valor del Trabajo tal cual se está promoviendo en el mundo y en ello: “Las desigualdades que vivimos las mujeres se ponen cada vez más en el centro de este debate”.

En tanto la vicepresidenta de la Mujer e Igualdad de Género de la CUT, Julia Requena señaló que si bien la inequidades de género se arrastran históricamente: “…así y todo, teníamos un 57% de mujeres incorporadas al mundo laboral, hoy, por efecto de la pandemia y de los abusos de los empleadores, estamos en un 30%”, fustigando a los empresarios que están optando acogerse a la Ley de Protección del Empleo: “…para evitar el pago de las salas cunas a las trabajadoras que por ley lo tienen”.

De ahí que en este 8 de Marzo, afirmó, las mujeres deben levantar la voz para reclamar por: “Trabajo decente, trabajo digo con igualdad salarial, con cuidado infantil […] Nunca más sin nosotras, nunca más dejando los espacios ni la dignidad de la mujer trabajadora”, señaló, instando también al Parlamento a ratificar el Convenio 190 de la OIT sobre violencia y acoso en el mundo laboral.

 

 

Convocatoria de dirigentas sindicales

 

Nicole Cossio, Sindicato de Trabajadores del Banco BCI: “Es importante sumarnos […] Ha sido un año que nos ha afectado de forma emocional y financiera, en especial a nosotras tanto por el cuidado de los hijos y porque muchas hemos perdido el trabajo”.

 

Margarita Araya, Confederación Democrática de Profesionales Universitarios de la Salud, Confedeprus: “Es relevante sumarnos, sobre todo para las trabajadoras de la Salud que somos más  del 75% de la fuerza laboral en cada uno de los recintos hospitalarios y de Atención Primaria; importante verter esa fuerza en la calle para tener mejores condiciones laborales que se han visto sumamente mermadas, sobre todo en este tiempo de pandemia”.

 

«En América Latina y El Caribe: Un retroceso de más de una década en los avances logrados en materia de participación laboral ha generado la pandemia COVID-19», CEPAL febrero 2021CLIC PARA TUITEAR

Camila Vergara, consejera nacional CUT: “La clase trabajadora ha sido las más afectada, pero aún más ha sido nefasta con las trabajadoras y con las mujeres, por lo tanto es tremendamente importante que todas nos sumemos a esta gran Huelga Feminista”.

 

Holanda Vidal,  CUT Provincial Maipo: “Es un homenaje a aquellas mujeres como Fabiola Campillay que perdió sus ojos y a toda esa tremenda larga lista de mujeres que en dictadura desaparecieron Es por eso la importancia que este día marchemos todas unidas y demostremos las mujeres que podemos ser más”.

 

 

¡¡La Huelga General Feminista va!!

Gladys Manríquez, dirigente Fenats Nacional: “Hoy lo que cruza al país es el llamado a la construcción de una nueva Constitución y por ende, debemos plasmar en la figura de esta Constitución más derechos y obviamente una Constitución anti-patriarcal. Hoy más que nunca es necesario que salgamos a las calles”.

 

Carolina Guerra, Federación de Trabajadoras(es) de Call Center, Fetracall: “Es sumamente importante que participemos, que seamos parte de este movimiento. No solamente en las marchas que es lo primordial, sino que también en todos los ámbitos y las posibilidades que se puedan dar: redes sociales, en el lugar de trabajo, en el domicilio”.

 

Marta Cortez, madre de Óscar Pérez, joven atropellado por dos “zorrillos” de Carabineros el pasado diciembre en Plaza Dignidad: “Que nunca más se estén tomando decisiones sin las mujeres, estando participando activamente en todos los procesos sociales”.

 

Dirigentas de la Comisión Solidaridad, Conflicto y DDHH de la Agrupación Nacionales de Empleados Fiscales,  ANEF: “Particularmente en tiempos de pandemia, cuando el neoliberalismo se expresa de la manera más brutal  y más grosera, es probablemente el 8 de marzo una de las formas de reivindicación más significativas para las mujeres en los últimos años”.

Diez años de retroceso

 

El pasado 10 de febrero, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) dio a conocer su “Informe Especial COVID-19 N⁰9: La autonomía económica de las mujeres en la recuperación sostenible y con igualdad”.

 

Entre sus principales conclusiones se consigna: “La crisis generada por la pandemia del COVID-19 impactó negativamente en la ocupación y en las condiciones laborales de las mujeres en América Latina y el Caribe, generando un retroceso de más de una década en los avances logrados en materia de participación laboral”.

 

Precisando aún más, la Cepal señala: “En 2020 se registró una contundente salida de mujeres de la fuerza laboral, quienes, por tener que atender las demandas de cuidados en sus hogares, no retomaron la búsqueda de empleo“.

Deja un comentario