• En medio de la reciente cuarentena total, nace la primera experiencia colectiva de la comunidad gorda en Chile.
  • Mediante clases virtuales para todo el mundo hispanohablante, más de 100 gordes entre 18 y 60 años se unen para practicar Yoga, especialmente pensado para cuerpos voluptuosos.

Los beneficios del Yoga son múltiples: mejora el sueño, la concentración, la flexibilidad, el equilibrio; también reduce la ansiedad, el estrés, la presión arterial, el colesterol y el riesgo de lesiones al fortalecer tanto los huesos como los músculos. Es por esto que el mundo del bodypositive y activismo gordo se unen en esta práctica para reconectar y pensar sus cuerpos desde el corazón de sus casas.

Cocineras, dramaturgos, periodistas, estudiantes y académicas universitarias, artesanas, profesionales de la moda, de la salud y la psicología, así como gordes hastiados del encierro, prenden sus cámaras tres veces por semana para mover el cuerpo, compartir experiencias y suspender la rutina cotidiana, sin taparse los rollos ni bajarse la polera. Sin la vergüenza o prejuicios que encuentran en gimnasios o espacios públicos para ejercitarse.

La iniciativa creada por la filósofa y activista gorda Andrea Ocampo Cea, convoca a Instructores de Loknath, escuela de Yoga Tradicional (Hatha), caracterizados por la amabilidad y escucha sobre los cuerpos. “Nos levantamos como un espacio protegido, con 8 salas de clases virtuales, cursos paralelos y cupos acotados. Resguardamos la intimidad de los cuerpos que habitamos en un ambiente libre de discriminación y discursos salubristas” comenta Ocampo. “Con el equipo, valoramos el viaje del redescubrimiento corporal, antes que el destino. Sabemos que cada proceso es absolutamente personal, pero su memoria y organización puede volverse colectiva (…) Aquí nadie nos reclamará rendimiento o baja de peso, sabemos que tenemos derecho a permanecer gordos”.

Practicantes de todo el mundo en habla hispana, como España, Australia, Alemania, Irlanda, pero también, Magallanes, Chiloé hasta Vallenar, Cañete e Iquique, comparten asanas, meditaciones y debate sobre la experiencia gorda. Pensado especialmente para mujeres y diversidades -tanto sexuales como corporales- este espacio no-separatista busca la autonomía política y económica, además de la investigación entorno al cuerpo y la reflexión feminista.

Este mes, la organización abre el primer curso de Yoga para Gordes Gestantes y durante las noches, irá en ayuda de los gordes insomnes con Prácticas para el Buen Dormir. Para inscribirse y conocer más sobre el espacio puedes ir al instagram de @yogagorde o escribir a afocampo@uc.cl 

Deja un comentario