Diversas organizaciones feministas y sociales del Barrio Brasil de Santiago en Chile, han denunciado desde enero de este año el maltrato infantil que se ejerce en la Guardería After School Renacer, dejamos la denuncia a continuación:

«Desde enero de 2020, hemos realizado diversas denuncias por los constantes maltratos de tipo verbal, psicológico, físico que se ejercen hacía les niñes que asisten a la guardería por parte de las personas a cargo de la Guardería After School Renacer S.P.A, ubicado en Cienfuegos #37, Barrio Brasil.

«Es importante mencionar, antes de describir las diversas acciones tomadas, que buena parte de las familias son migrantes, el costo de la mensualidad es más bajo que el promedio en un entorno de escasez de establecimientos de cuidados de la infancia. El establecimiento no es Junji, ni Integra, tiene patente comercial de la Municipalidad de Santiago, más al ser de carácter privado disminuyen las atribuciones legales para poder investigar, sancionar, clausurar. El establecimiento ofrece apoyo y acompañamiento de profesionales como: educadora, fonoaudióloga, educadora diferencial, psicopedagoga y terapeuta ocupacional, aunque solo se ven dos mujeres trabajando en extensas jornadas, una de ellas estaba embarazada y recientemente se incorporó otra en su reemplazo de prenatal.

«En las inmediaciones del recinto se han escuchado llantos y gritos de niñxs durante horas y en vez de contener la aflicción de las y los menores, las encargadas  suben el volumen de la radio, donde generalmente ponen reggaeton. Por parte de las mujeres cuidadoras constantemente se escucha que gritan a les niñes frases como: “¡CÁLLATE!”, “¡UNA MÁS Y TE PEGO!”, “¡NO LLORES!” “¡ERES UN PARÁSITO!” Constantemente se escuchan ruidos de alguien que quiere abrir una puerta, es posible que dejen encerrado a algún niñe en alguna de las salas o el patio.

«Además de estas violencias ya mencionadas, se les amenaza con que tienen prohibido llorar, de lo contrario “tendrán que ir a la sala de las guaguas y cambiarles los pañales”. Por parte de les niñes se han escuchado gritos de reclamo y acusación, nombrándolas como: “TÍA MALA”.

«Además, las vecinas organizadas del barrio hemos investigado y tomado conocimiento de que la responsable, Sra.Denisse Berner, ha sido denunciada previamente por acciones de este tipo y hemos recopilado declaraciones de madres y padres con acusaciones del mismo contexto.

Entre las declaraciones se encuentran relatos como:

Otra cosa que me dice mi hija es que a los niños que se portaban mal los dejaban en una sala que está cerca de la cocina, y yo le pregunte ¿cuándo salían?, y me dijo que cuando los iban a buscar salían (todas palabras de mi hija)”

 

“Nos llegó un comentario de que la hija nuestra nunca la sacaban del coche y la mantenían sentada ahí y que le daban un dulce o un pedazo de pan para que ella se entretuviera, que si la niña lloraba la tía que estaba en el cuidado de la bebé la callaba de mala gana diciéndole ya!  ya cállese!  luego una niña que estaba en esa misma sala cuna le dijo a la mamá que ella estaba aburrida porque siempre les daban vienesa con arroz y tomate y que a los bebés les daban una pura vienesa o si no les daban medio completo”

 

Al optar por tomar la vía institucional, se han realizado desde enero diversas gestiones de denuncia y seguimiento en la OPD de la Municipalidad de Santiago, Superintendencia de Educación, Defensoría de la niñez y Fiscalía por violencia física, psicológica, amenazas, encierro, castigos y falta de profesionales. Cabe destacar que las denuncias iniciaron en el periodo de Alessandri y luego hubo cambio de gabinete municipal. Posterior a esto, en septiembre, se realizaron dos fiscalizaciones sanitarias a la guardería, con correspondiente sumario sanitario y en ambas ocasiones, asistió Seremi de Salud, Carabineros y Fiscalizador sanitario municipal. También ha fiscalizado la Superintendencia de Educación. Pese a que llamamos a la 48ava Comisaría de la Infancia, las llamadas fueron cuestionadas y minimizadas con respuestas como “Tenga compasión porque ahí hay niños autistas y por eso gritan” sin embargo, las llamadas eran para denunciar violencia explícita de amenazas de adultas a niñes y no por ruidos molestos como lo sugiere el comentario anterior.

 

El día 26 de octubre, la Superintendencia de Educación nos llama para decir que se iniciará un informe técnico para clausurar el espacio, más hasta el día de hoy no se llega a dicha resolución.

 

Como feministas y vecinas afectadas con esta violencia exigimos:

  1. A las instituciones correspondientes, la exigencia mínima de requisitos, antecedentes y claridad de las condiciones requeridas para poder trabajar con la infancia ya sea por una institución privada o pública.
  2. Que se actualice la base de Certificados de Inhabilidad para trabajar con menores de edad. En este caso puntual inhabilitar de forma inmediata a Denisse Berner y a su colega (Fanny) quien ha sido cómplice y ejecutora de violencia.
  3. Actualizar mecanismos y protocolos de fiscalización de las instituciones que regulen los trabajos vinculados con la infancia, para que tengan mayores atribuciones para poder intervenir en situaciones como esta.
  4. Incorporar criterios de especial atención cuando existe vulnerabilidad en caso de guaguas y niñes con necesidades especiales alimentarias o en situación de discapacidad.
  5. Fluidez y comunicación entre las instituciones públicas antes mencionadas, es necesario que se comparta la información para evitar extrema burocratización y así  agilizar las denuncias.
  6. Terapia de recuperación y sanación familiar a las víctimas de este establecimiento para fomentar los vínculos sanos, amorosos y de respeto.  Y una solución concreta para les niñes y sus familias, ya que si cierran la guardería elles quedarán sin un lugar.
  7. Mayor cantidad de jardines infantiles gratuitos en el sector, con especial énfasis en familias migrantes con pocos recursos.

 

Como Asamblea feminista de mujeres y disidencias del barrio Yungay, hacemos un llamado al territorio a estar atentes, a la escucha activa de las necesidades de les niñes, no podemos seguir normalizando la violencia de los gritos y el maltrato hacia la infancia. Es responsabilidad de todas, todes y todos otorgarles un espacio seguro, de crianza amorosa y libre para su desarrollo personal. Hoy en una nueva jornada de día contra la violencia hacia las mujeres y disidencias, también nos hacemos cargo de los y las menores de edad que se ven agredides día a día por crianzas enmarcadas en patriarcado. Creemos que es fundamental proteger la integridad humana. Incluso desde la gestación, no seguiremos tolerando la agresión, el maltrato y la fragilización de los cuerpos.  En este nuevo 25 de noviembre Feministas Yungay nos declaramos contra la violencia hacía la infancia.

¡ VIVAS NOS QUEREMOS, DESDE LA INFANCIA!

¡ TOCAN A UNX RESPONDEMOS TODAES!

 

  1. ASAMBLEA FEMINISTA DE MUJERES Y DISIDENCIAS BARRIO YUNGAY
  2. BOLETÍN DE LA ASAMBLEA AUTOCONVOCADA DEL BARRIO YUNGAY
  3. BIBLIOTECA POPULAR JUANA LUCERO
  4. TALLER OJO DE PEZ
  5. ASAMBLEA AUTOCONVOCADA BARRIO YUNGAY
  6. COOPERATIVAS AYLLÚ
  7. ESPACIO AILANTO
  8. MADRES POR LA NO VIOLENCIA
  9. ASAMBLEA AUTOCONVOCADA BARRIO BRASIL
  10. FEDERACIÓN DE ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD ALBERTO HURTADO 

 

Deja un comentario