La violencia basada en el género contra las mujeres es una de las violaciones más comunes a los derechos humanos y tiene a la base un sistema patriarcal que considera que las diferencias biológicas entre mujeres  y hombres justifican desigualdades de derechos.

 

Según cifras del INE, 1 de cada 3 mujeres está viviendo o ha vivido violencia de pareja en nuestro país, violencia que tiene su expresión más extrema en los femicidios y que este año nos han arrebatado la vida de 43 mujeres en manos del machismo.

 

Asimismo, en cifras de acoso sexual callejero, en promedio las mujeres empezamos a vivir situaciones de acoso desde los 10 años y 7 de cada 10 mujeres han vivido alguna situación de acoso sexual en el transporte público.

Las violencias contra las mujeres se manifiestan de diversas formas: simbólicamente a través de los medios de comunicación; económicamente con deudas de pensiones de alimentos; sexualmente con acosos, tocaciones y violaciones; sicológicamente, con agresiones verbales permanentes que nos denigran y físicamente, con golpes, vejaciones e incluso el asesinato femicida.

 

Asimismo, las violencias se expresan en todos los espacios: en la vida íntima y familiar, en la educación, en el trabajo, en la vida política y pública, en el quehacer cultural y deportivo, en la vida rural y urbana.

 

Por eso, desde los feminismos decimos que las ciudades no son neutras, pues están construidas bajo conceptos patriarcales que están a la base de estas violencias. La ciudad no se vive de la misma manera para hombres y mujeres: para una mujer salir a la calle puede significar vivir acoso sexual, tocaciones en el transporte público, ser seguidas por cuadras o simplemente tener que caminar mucho más para llegar a la casa para evitar pasajes oscuros de nuestro territorio.

 

Las calles, los parques, las plazas, el transporte público, que para los hombres pueden ser espacios naturales, para las mujeres y niñas se pueden transformar en una batalla.

 

Como Consejeras Regionales feministas, invitamos a este Consejo y Gobierno Regional a pensar la ciudad desde la inclusión interseccional y a comprometerse como cuerpo colegiado a avanzar en la erradicación de todas las formas de violencias contra las mujeres.

 

Caminar hacia políticas públicas regionales que comprendan que las violencias contra las mujeres en el espacio público tienen diferentes expresiones, entendiendo por un lado, las diferencias entre mujeres y hombres para habitar las ciudades, pero también las diferencias entre mujeres: ¿cómo habitan las mujeres en barrios inseguros, con pocas luminarias, en espacios públicos abandonados, poco transporte público, clasismo y racismo en las instituciones que debe apoyarlas y dificultades de movilidad?

 

Generalmente la seguridad ciudadana y de los espacios públicos por ejemplo obvian el componente de género.

 

Este viernes 25 de Noviembre se conmemorará nuevamente en el mundo el Día Internacional contra las Violencias hacia las Mujeres y en ese contexto les llamamos a fomentar más y mejores políticas públicas transformadoras, que promuevan los derechos de las mujeres y las niñas a usar espacios públicos libres de violencias de género y acoso sexual.

 

 

Consejeras Regionales Feministas

Consejo Regional Metropolitano

Beatriz Albornoz

Nadia Ávalos

Paola Chávez

Claudia Hasbún

Noemí Martínez

Camila Navarro

Claudina Nuñez

Carolina Oteiza

Valeria Ortega

María Eugenia Puelma

Danae Prado

Karina Ramos

Sofía Valenzuela

 

Deja un comentario