Por Soledad Dure*

Mujeres mayoritariamente estudiantes universitarias marcharon por las calles de Asunción el viernes pasado con la consigna #MarchamosContraElAcoso. La convocatoria fue hecha a través de las redes sociales nos cuenta Jazmín Coronel, una de las organizadoras de la acción “iniciamos esto cuando hubo un caso mediático de acoso. El caso fue evidente, y leer las reacciones de muchas personas nos enojó, porque vimos lo naturalizado que está el acoso, tanto que hacen bromas sobre el tema. Entonces a través de las redes fuimos expresando nuestra molestia, viendo que éramos muchas decidimos responder convocando a una marcha, sin importar que en el día estemos pocas, sentimos la necesidad de responder. Y a los medios les pareció llamativa la marcha como respuesta, por lo que publicaron, lo que hizo que la convocatoria llegue a más gente”.

Con cánticos como “se cuidan los machistas, América Latina va a ser toda feminista”, “tu acoso no es gracioso” y “aquí las chicas luchan”  marcharon desde  la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional de Asunción, yendo por la avenida Carlos A. López que se encuentra en las inmediaciones del Estadio Defensores del Chaco y de la calle en la que sucedió el acoso a la periodista. La actividad culminó con una peña artística con grupos musicales solidarios que se adhirieron.

Al respecto de si tienen contempladas siguientes acciones Jazmín nos dijo que “lo importante fue que ese día sentimos que somos muchas con ganas de responder. Y ahora es empezar a organizarnos mejor, para que las respuestas sean constantes, para que ya no nos encuentren solas”

El caso

Clara Martínez periodista de la Red Paraguaya de Comunicaciones (RPC) fue a cubrir un evento deportivo el pasado sábado 26 de agosto, al finalizar el partido buscó captar las impresiones del público con respecto a lo que fue la jornada. Ante las preguntas algunos hinchas la asediaron y en específico uno de ellos la violentó con un beso mientras ella trataba de cumplir con sus tareas laborales. En las imágenes captadas podemos ver el malestar de la trabajadora de prensa y su intento por seguir con las tareas asignadas.

Algunas reflexiones al respecto

Las imágenes del acoso se viralizaron en las redes sociales y desató una serie de comentarios entre ellos la mayoría minimizando la situación y otros tantos instalando un falsa discusión semántica y legal. Si ante cámaras sin ningún pudor, hemos visto tamaña violencia, festejada por quienes estaban alrededor y por la sociedad en general debemos hacernos la pregunta de cómo sería en la intimidad de las oficinas, de las casas, de las iglesias, y otros lugares en los que las mujeres deberíamos sentirnos seguras.

Lo que es también un hecho es que esta práctica, normalizada y naturalizada por hombres y mujeres tuvo una respuesta clara y contundente: no hay nada imposible de cambiar, a sumar en las calles, en las redes sociales y en la lucha en general para erradicar el acoso y otras formas de violencia que vivimos las mujeres.

* Feminista y socialista, amante de los gatos e intento de comunicadora. Vaga por convicción, las calles son los mejores espacios de aprendizaje que me dio la vida.

Fotos de Alex Bowie y de Osvaldo Zayas

Deja un comentario