*Por Jessica Lillo.

La lucha por los Derechos Humanos y por el reconocimiento de los Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos de las mujeres, ha sido una larga historia de resistencias donde el patriarcado, a través de sus dispositivos sociales de control -escuela, iglesia, medicina- ha buscado desterrarnos de nuestros cuerpos, atándonos a un único rol reproductivo vistiéndonos de una maternidad santificada y obligatoria.

Socializadas bajo severos  mandatos de género se nos marginó durante siglos de la educación y el derecho a la información, del derecho a la autoexploración, al erotismo, al placer que hasta hace poco no tuvieron un domicilio conocido en la corporalidad ni una presencia permitida en el lenguaje ni en la vivencia de nuestro cotidiano.

Motivos de sobra tenemos para que este 16 de septiembre, la diversidad de mujeres que habitamos esta larga y angosta franja de tierra llamada Chile, al igual que en el resto del mundo, celebremos  el Día Mundial del Condón Femenino, que tiene su origen en la III Conferencia Internacional del Sida realizada 2012 en Washington.  La  profunda desigualdad en el ejercicio de los derechos sexuales y derechos reproductivos que nos afecta, nos hace demandar  su difusión y distribución gratuita en los servicios de salud pública, como parte de la oferta de métodos anticonceptivos que fortalecen nuestra autonomía y reivindican el derecho a decidir.

En este contexto la feminización del Sida comienza a ser una preocupación no solo en la región sino también en nuestro país, que como recordaremos ya fue alertada con antelación por las organizaciones de mujeres viviendo con VIH/Sida  señalando que, la interseccionalidad de la  violencia contra las mujeres y el VIH es producto de las condiciones de vulnerabilidad individual, social y económica, consecuencia de las profundas desigualdades de género y del rol de subordinación que históricamente se nos han impuesto a las mujeres. Esta realidad que requiere que con urgencia el Estado incluya, en sus políticas públicas de atención y prevención, a las mujeres de forma integral y atendiendo no sólo a las necesidades, sino que también a las diversidades.

Las organizaciones de mujeres entendiendo que el aumento en las estadísticas de mujeres infectadas con el virus del VIH es un tema de salud pública, impulsaron durante el 2013, dos importantes campañas por el Condón Femenino, que demandan que el Estado chileno subsidie su compra y distribución en el Sistema de Salud Público.

La primera de ellas es la de la Comunidad Internacional de Mujeres Viviendo con VIH/SIDA (ICW Chile) que incorporó la recolección de firmas, y la segunda es la Campaña “Todxs por el Condón Femenino” de Fundación Savia, OTD Chile, Mesa Intersectorial de Prevención del VIH/Sida de la zona sur oriente, Fundación Margen y EPES. A ellas se suman hoy, las acciones realizadas por la Agrupación Rompiendo el Silencio y el Movimiento por la Diversidad Sexual  MUMS Chile que, el pasado 09 de Agosto del 2017, junto a las diputadas Karol Cariola presidenta de la Comisión de Salud y  diputada Camila Vallejo, , ingresó el Proyecto de Ley denominado “Por el derecho a la Sexualidad de todas las mujeres, adquisición, entrega y distribución del preservativo femenino como medida de prevención del VIH y otras ITS” que propone la incorporación, adquisición y distribución del Condón femenino como parte de la política sanitaria del Ministerio de Salud -el proyecto agrega al artículo 4 N°2 de 2006 del Minsal[1] la entrega de CF y todos aquellos productos que buscan el cuidado y prevención de enfermedades en las mujeres y que se incorpore la equidad de género como principio rector, basado en la igualdad de derechos y la no discriminación, sin importar la orientación sexual ni la identidad de género.

La incorporación del CF a la oferta pública es una estrategia fundamental para la prevención del VIH/Sida e ITS., que nos da mayor control sobre nuestros cuerpos para decidir sobre las prácticas sexuales incorporando el CF sin tener que depender de la persona(s) con quien(es) se tiene las prácticas sexuales.

Declaradas habitantes de nuestros propios cuerpos, la diversidad de mujeres que somos en los más diversos espacios públicos, culturales, sociales, políticos exigimos el derecho  a vivir una vida libre de violencia, a la información actualizada, científica, de calidad que responda a nuestras necesidades, libre de mitos y prejuicios, a la autonomía de nuestros cuerpos  que nos libere de la sumisión y disciplinamiento que nos vuelve vulnerables y sin derecho a decidir.

Hace algún tiempo atrás conocí a una niña y que hoy un poco más grande, la rencuentro en espacios de activismo a sus juveniles 13 años, que me nutren de optimismo y motivación para compartir parte de su lucha por los derechos de las mujeres.

Jessica haciendo clases del uso del condón femenino. Foto:JessicaLillo

“Nadie  conocía  el Condón Femenino”

Gabriela Amigo Calderón tiene 13 años, es estudiante de 7ª básico en el Colegio  Benjamín Vicuña Mackenna de la comuna de Santiago, Chile. El pasado 30 de agosto participó en la Feria de Sexualidad y Afectividad para los cursos de 1ª a 8ª básico, organizada por su colegio. Gabriela es una joven comprometida y muy inquieta, siempre está interesada en conocer y tomar nuevos desafíos, es así que motivada por generar espacios de debate participó en un estand para dar a conocer a sus compañeras el Condón Femenino.

Ella nos cuenta que en la Feria se expusieron diversos temas como el periodo menstrual y los distintos métodos higiénicos como la toalla, los tampones, la Moon Cup, las Infecciones de transmisión sexual, los métodos anti-conceptivos de barrera, químicos, hormonales y los irreversibles, las diferentes orientaciones sexuales e identidades, las diferencias entre género y sexo, las prevenciones del abuso sexual, todos muy interesantes. Me sentí con mucho ánimo de participar en la feria,  porque me tocó explicar el funcionamiento del condón femenino ya que no es conocido y  tampoco es distribuido por el sistema público de salud”.

Las personas que nos visitaron fueron mayoritariamente alumnas de mi colegio pero también habían personas apoderadas y  las/os profesores …de ellas ”nadie conocía el condón femenino” el CF llamaba la atención de las personas grandes y chicas. Nuestro  puesto en la feria  fue el más visitado, incluso más que el puesto que hablaba del condón masculino.  Me quedé muy sorprendida que  nadie lo conociera,  entonces al explicar qué es y cómo se usa las personas se interesaban mucho y nos hicieron muchas preguntas, además fue también interesante, porque  pudieron aprender a ponerlo ellas mismas.

“Personalmente esta experiencia me hizo darme cuenta de lo importante que es que las niñas y mujeres conozcan más sobre el uso y la existencia del condón femenino ya que este método les da más independencia en relación a los varones” comenta la joven Gabriela.

 

Condón Femenino Ahora!! #Todxs por el Condón Femenino #CondónFemenino

[1] “ESTUDIO DE PERCEPCIÓN DEL CONDÓN FEMENINO EN POBLACIONES FOCALIZADAS” INFORME FINAL. DICIEMBRE 2005. http://www.minsal.cl/portal/url/item/853a0fe1263820d8e04001011e010893.pdf

*Jessica Lillo, chilena, es activista en la campaña Todxs x el Condón Femenino,  del colectivo Culturx Erótica por el derecho al autoerotismo e integrante del grupo Kume Felen, de facilitadorxs en consejería para la prevención del VIH/SIDA

Deja un comentario