32 Encuentro Nacional de Mujeres Chaco 2017-Argentina

photo5134509308334155764

Revista Emancipa en el 32 Encuentro Nacional de Mujeres

El sábado por la mañana en la ciudad de Resistencia se respiraba alegría, ansiedad del abrazo y animo de militancia. Los buses de diversas partes de la Argentina iban llegando y en ellos cientos de miles de mujeres que año tras año viajan para encontrarse y reflejarse en la otra.

En los kioskos y barcitos ya sabían quienes éramos. Nuestros pañuelos verdes y conversaciones sobre feminismo y emancipación nos delataban. La ciudad toda se preparaba para recibirnos.

En el predio de acreditaciones y acto inaugural, las encuentreras felices buscaban su lugar para ser parte del acto. Cantos, bailes, banderas y aplausos se apoderaron del estadio, todo demostraba que las mujeres habíamos llegado y que serían 3 hermosos y sororos días.

Una vez terminada la jornada inaugural, donde se leyó el documento y se dio la bienvenida, el mar de mujeres se dirigió hacia la Plaza 25 de Mayo, lugar de encuentro y paso obligatorio para todas. Por la tarde cada una escogió uno de los 71 talleres que tuvo el encuentro. Allí debatimos, reflexionamos, apoyamos y crecimos cada una de nosotras. En cada uno de estos talleres encontrabas mujeres deseosas de contar su experiencia o hacer un balance desde el encuentro anterior. Muchas participaban por primera vez y gracias a un ambiente solidario ellas expresaban que se sentían a gusto y sin miedo a opinar u contar porque habían llegado estos días a la provincia de Chaco.

Mientras tantos en las plazas y calles de la ciudad seguían las actividades, desde feria de artesanas hasta marchas. La fiesta se tomo la noche y las mujeres bailamos al ritmo de bandas, tambores o cuerdas.

Llego el domingo y la primera iniciativa fue encontrarse para repudiar el secuestro de Milagro Sala y luego continuaron los talleres. Por la tarde comenzamos a prepararnos para la marcha. Grupos de mujeres se acercaban al lugar de la convocatoria con sus banderas y canticos. Rostros pintados, pelucas, colores, sonrisas todo auguraba una marcha hermosa y así fue. Las personas salían de sus casas, nos esperaban, nos saludaban. Vimos lagrimas, nosotras también lloramos, la energía de miles y miles de mujeres es gratificante, renovadora, nos hace revivir y reafirmarnos. Nos hicimos una con cada una que estuvo ahí.

Cansadas y felices culminaba el día y sentíamos el orgullo de haber estado.

El Lunes, ya con menos participantes porque muchas habían partido a sus ciudades después de la marcha, nos dirigimos a la cita final, el acto de clausura. Allí se definió la sede del 33 Encuentro Nacional de Mujeres de Argentina. La provincia escogida por clamor popular feminista fue Chubut, la ciudad será Puerto Madryn. Allí nos veremos, Revista Emancipa ya es parte de este encuentro maravilloso.

Milagro Sala Presente en el 32ENM

La mañana del día sábado, cuando nos preparábamos para comenzar la gran jornada que es el Encuentro Nacional de Mujeres de Argentina, se escuchaba de la boca de todas las mujeres que llegaban al estadio del Club Sarmiento “A Milagro Sala se la llevaron a la cárcel nuevamente”

Se veía rabia, indignación, preocupación en los rostros de muchas. Las noticias de llegaban desde Jujuy se interpretaban como una provocación para nosotras. Justo el día en que comenzaba el encuentro que reúne a más de 70 mil mujeres año tras año, una mujer indígena, dirigenta política, perseguida por el actual gobierno de la Argentina es llevada nuevamente a la cárcel donde estuvo detenida desde el verano del 2016 violentándose todos sus derechos procesales y vulnerándose burdamente sus Derechos Humanos. En horas de la madrugada un Grupo Especial de la Policía Jujeña, con sus caras cubiertas con pasamontañas y sin identificación, a bordo de un auto que no tenía identificación ni patente, ingresaron al domicilio donde Milagro cumplía prisión domiciliaria hace 45 días y  la trasladaron nuevamente al penal del Alto Comedero. La sacaron de su cama, los golpearon a ella y a su compañero, a empujones la sacaron de su vivienda, la subieron al auto y la trasladaron hasta el penal.

Durante el sábado la ciudad de Resistencia comenzó a llenarse con su imagen, Milagro se torno protagonista de la jornada y en diversas plazas comenzaron los actos en rechazo a esta nueva provocación al campo popular y en apoyo y solidaridad a la compañera Milagro.

La mañana del Domingo diversas organizaciones políticas y sociales se reunieron a las 9 de las mañana para realizar una conferencia de prensa. A medida que llegaban las mujeres se abrazaban, se miraron cómplices y todas, convertidas en una sola voz gritaron “Libertad a Milagro Sala”

Milagro se transformo en protagonista de este encuentro. Todas hubiéramos querido que ella hubiera estado ahí junto a nostras. O al menos todas hubiéramos querido que la mañana hubiera despertado libre junto a nosotras.

La visión de Solana Lopez, referente de la Corriente Nacional Lohana Berkins

El 32 ENM fue un nuevo episodio de lucha, resistencia, construcción política, debates y encuentro de decenas de miles de mujeres. Cada año se va sumando más participación y se expresa no sólo en las calles sino, fundamentalmente, en los cientos de talleres donde compartimos nuestras experiencias y debatimos nuestras visiones. La pluralidad sigue siendo un rasgo de la riqueza del movimiento de mujeres, las temáticas que se abordan son múltiples, como múltiple es la vida cotidiana desde donde nos pensamos y actuamos para emanciparnos. Algo hemos aprendido en tantos años de encuentreras, el ejercicio de sororidad, la capacidad organizativa y la potencia de nuestra agenda constituida colectivamente y sostenida por nuestra lucha en todos los ámbitos, estatales, privados, sociales, políticos, culturales, educativos y sobre todo en la transformación de sujetas protagonistas en nuestra realidad.

La derecha heteropatriarcal e imperialista sigue queriendo imponer disciplinamiento, esta vez fue a través del secuestro del que fue objeto Milagro Sala justo el día de inicio del encuentro, pero las miles de miles de mujeres que allí nos encontramos le demostramos que no nos callan, ni nos detienen en nuestro camino por la liberación.

Deja un comentario