Imagen: Vivi Zarza

Por Macky Pereira

¿Qué feminista no recuerda al café como una compañía infalible de la militancia? Obviamente, hay una multiplicidad de bebidas posibles, aunque, particularmente, además de ser una “coffe lover” desde siempre, recuerdo cada reunión, tertulia, charlas, debates políticos y lecturas feministas acompañadas por un buen café.

Pero, como se sabe, lo más genial del feminismo, es su capacidad de interpelarnos con preguntas hasta sobre lo que bebemos todos los días. Por eso, a modo de reseña, compartir que, actualmente, en el mundo cafetero a nivel global, también están presentes roles de género diferenciados. Éstos, a su vez, se encuentran fuertemente instalados en el proceso de la producción y comercialización del café, y, por supuesto, en las competencias. Es decir, si bien las mujeres se constituyen en las máximas productoras de café, sus salarios son inferiores con relación a los hombres, y, muchas veces, sus lugares de trabajo se ven afectados por situaciones de violencia.

Así también, cuentan con mayores dificultades para el acceso a recursos y la ocupación de espacios de toma de decisión, sobre todo en lo referente a la comercialización de lo producido.

Con relación a las competencias, las mujeres todavía representan los porcentajes más bajos de participación. De ahí el interés de compartir este artículo con ustedes, con ánimo de teñir de violeta (también) al mundo cafetero en Paraguay.

El pasado 7 y 8 de julio, se llevó a cabo el “Asu Coffee Fest 2018”, en su tercera edición, un evento que busca fomentar la cultura cafetera en el país, que, ojalá, pueda continuar promoviendo el acceso de más personas.

Entre aromas y sabores diversos de café, degustaciones, maridajes; la música y las charlas ofrecidas por baristas nacionales e internacionales, se realizó el “Primer campeonato Nacional de AeroPress”, impulsado por Kafa Tostadores, una de mis motivaciones centrales para asistir.

Se preguntarán qué es el AeroPress, tanto como yo inicialmente, bueno, les cuento, es el nombre de una cafetera inventada por Alan Adler en el año 2005, con la cual, se prepara uno de los cafés más deliciosos y poco convencionales del mundo, tanto así, que generó el Campeonato Mundial de Aeropress (World Aeropress Championship).

Me pareció muy genial que pueda darse una competencia así en Paraguay, sobre todo, porque la persona ganadora, tendría la oportunidad de participar del Campeonato Mundial en representación del país.

Durante la competencia, compartí los nervios de cada participante, y, siendo muy sincera, deseé en todo momento, que una de las baristas sea la ganadora. No porque los chicos no sean igual de talentosos, sino porque cada vez que una MUJER gana una competencia, todas las MUJERES lo hacemos con ella. Ganamos visibilidad y poder colectivo en la ocupación de espacios cada vez más diversos.

Y, así fue… ¡La ganadora fue Viviana Zarza! ¡También celebro el tercer puesto obtenido por Kay!

A continuación, comparto una entrevista concedida por Vivi para EMANCIPA, con el propósito de que puedan conocer una parte de su proceso como barista paraguaya.

Punteo de datos personales:

Nombre y apellido: Viviana Zarza

¿Cómo te llaman normalmente?: Vivi

Edad: 31 años

En qué ciudad naciste: Asunción

En qué ciudad estás viviendo actualmente: Capiatá

Trabajo: Soy barista en Kaffetario

Tus pasatiempos preferidos: En mis días libres recorrer eternamente el centro, nunca me canso jaja. Soy de leer de todo, amo conocer lugares nuevos y sin son cafeterías mejor

¿Algún libro en especial?: Yo diría que todas las de Herman Hesse, Augusto Roa Bastos, Eduardo Galeano y por el eterno niño las de Michael Ende

¿Película o Serie?: Realmente no soy de ver películas, cuando puedo me gustan ver las de suspenso.

¿Cuál es tu café favorito?: Aun no me he casado con ninguno. Pero podría decir que me gusta mucho el café que preparo en una chemex.

Si tuvieras que pensar en algún sueño, cuál sería:

“El llevar a kaffetario a varias ciudades de Paraguay. Y porque no, hacerla internacional. Crear fuentes de trabajo para jóvenes, porque este es un mundo que a ellos les va encantar y motivar para grandes cosas”

¿Podrías compartir con nosotras cuándo y cómo inició tu amor por el café y tu camino de formación como barista? ¿Cuáles fueron tus principales motivaciones?

El café es una de mis bebidas favoritas definitivamente, pero hace unos 3 años, cuando conocí el café de especialidad, fue cuando me encontré con toda la esencia de eso que toda la vida tomé. Ahí fue cuando verdaderamente de enamoré de este mundo. Desde ese entonces no he dejado de visitar cafeterías, asistir a cursos, leer más sobre todo el proceso que lleva detrás para que llegue a mi taza.

Incursioné en el barismo hace 1 año, cuando por cosas de la vida, se me dio la oportunidad de montar mi propia cafetería. Entonces fue cuando tomé clases de barismo y ya detrás de la barra, se fueron afianzando mis conocimientos.

Podrías contarnos alguna anécdota breve preparando o tomando café que fue importante para vos.

¡Por Dios!! Creo que podría ser un día en que quise calibrar el molino para el espresso y desperdicié 1 kilo de café. Recuerdo que desesperada le llamé al barista anterior de Mary`s Coffee, y, en una video llamada pudimos resolver el problema jaja.

Si tuvieras que identificar las principales dificultades y los aprendizajes durante tu proceso de formación como barista y en el mundo del café nacional ¿Cuáles serían?

Al no ser un país muy cafetero, la información que nos rodea sobre el tema es muy básica. Sólo conocemos esa bebida final, no todo el proceso que conlleva su producción, es así que muchas veces no le damos el valor que merece. Aunque existan cafeterías que te ofrecen cursos personalizados, no es suficiente. Pero creo que vamos por buen camino.

Una vez un amigo me dijo, que el barista se hace en el día a día detrás de la barra y realmente es así, después de haber tomado las clases de barismo, aún me sentía perdida, decía dentro de mí,  que hubiese sido mejor haber trabajado antes en alguna cafetería o ir a algún país cafetero a adentrarme más en esto antes de arriesgarme tanto. Pero el momento que tanto estuve esperando estaba ahí, en ese mismo instante. Pues, agarre mis miedos y los metí en el bolsillo jaja. Y aquí estoy, 10 meses después, con la oportunidad de representar a mi país en una de las competencias más importantes para el mundo cafetero. Gracias a esta decisión conocí a muchas personas que día a día me ofrecen esa mano que todos necesitamos para no soltar nuestros sueños. Claro, también están aquellas que me apuntan con el dedo, por haber desviado tanto mi camino, hasta ayer era psicóloga, con muchas posibilidades de avanzar en mi profesión, pero no era eso lo que me llenaba, sentía que no era lo que quería para mi vida.

¿Qué te motivó a participar en el Campeonato Nacional de Aeropress? ¿Cuál fue el tiempo y el proceso de preparación para la competencia?

Me motivó la importancia que tiene este evento para la comunidad cafetera en nuestro país, sabía que habría un antes y un después con este evento. Bueno, ahora ya estamos incluidos, oficialmente, en la ruta del café de especialidad. Y eso es realmente muy bueno.

Me preparé de lleno desde que lanzaron la publicación del campeonato, en un primer momento fue buscar experiencias de otros competidores, sus recetas, ir probando con mi café, hasta que nos dieran el café oficial. Ahí ya fue buscar una receta que se ajustara al perfil del café que nos dieron.

¿Qué tipos de apoyos recibiste?

Absoluto apoyo de mis amigos cafeteros, familia y amigos.

¿Cómo viviste la competencia? ¿Cuáles fueron tus sensaciones durante el proceso?

Realmente al máximo, una experiencia única. Recuerdo que le dije a una amiga que sólo quería llegar a la final jaja. Esos momentos previos a mi presentación sentía que el corazón me iba a estallar. Pero ya estando ahí, durante la preparación, estaba bastante relajada, pero cuando terminaba y tomaba la taza para dejarla en su lugar volvían esa sensación de ahogo jajaja.

Al ver que mi bebida fue elegida por unanimidad fue algo realmente muy genial. ¡Muy satisfactorio!

¿Qué cosas te vinieron a la cabeza cuando te nombraron campeona?

¡Ufs!! Mi familia, sobre todo mis padres. Por eso me eché a llorar jajaja.

¿Hay un antes y un después de esta competencia para vos? Si es así ¿en qué aspectos de tu vida?

Totalmente, sabía de la importancia de esta competencia para el mundo cafetero, pero solo al ver como repercutió esta noticia en muchos lugares fue cuando dimensioné todo. Tanto que ahora estoy dando una nota para ustedes jaja. ¡Me encanta!

Ahora, ¿cómo van tus preparativos para la Competencia en Australia? Y, ¿cuáles son tus expectativas?

Ahora estoy en puras prácticas  teóricas, es muy importante conocer todo sobre el café, desde su parte química hasta las recetas que puedo ir experimentando. Esta semana estoy reuniéndome con los organizadores para ver todos los pormenores del viaje, comunicarnos con la WAC y esperar a que nos envíen el café oficial, a partir de ahí podré preparar mi receta.

Realmente es un sueño poder reunirme con tantas personas que aman al café al igual que yo, compartir mis experiencias y aprender de ellos. Y a disfrutar de una ciudad maravillosa. Ya estoy viendo lugares que sí o sí tengo que visitar, sobre todo, cafeterías jaja.

Pasando a un plano más general. ¿Cómo ves “la movida cafetera en Paraguay”?

Realmente estamos por buen camino, cada día se están montando más cafeterías en el centro de asunción, sobre todo, pero también estamos los de afuera, como es mi caso con Kaffetario y me he enterado de otros lugares, como el caso de Itá, Areguá y otros, en donde el café de especialidad es protagonista. Tenemos a tostadores de cafés especiales, lugares donde tomar cursos o talleres de barismo. Pero sobre todo, veo que los dueños de estas cafeterías se interesan más, porque la materia prima sea de buena calidad, el café es protagonista en estos lugares. ¡Y eso es muy bueno!

¿El café aporta a nuestra cultura? ¿Por qué?

Realmente sí, el café es la segunda bebida más consumida en todo el mundo. Es algo que uno no puede dejar de consumir a primera hora de la mañana, alrededor de ella se han levantado un sinfín de cosas, desde una buena idea o un amor. La forma en la que la gente toma y disfruta su café depende de donde viva, cada país le da su toque para hacerlo más suyo y de esa forma disfrutar de esta bebida mágica.

¿Crees que existen diferencias para las mujeres con relación a los hombres en el mundo del barismo, en especial en las competencias?  ¿Por qué?

Es uno de los oficios en donde yo creo, según lo que veo en nuestro país, que las mujeres tenemos más protagonismo. En la mayoría de las cafeterías en Paraguay podemos ver a una mayor cantidad de mujeres. En esta primera competencia de café aquí si mal no recuerdo, fue muy parejo. No es tanto así en otros países, donde la mayoría de los que se presentan son hombres. Será porque la presencia de los hombres en las cafeterías es mayor y presentarse a alguna competencia implica algún tipo de conocimiento. Pero eso esta cambiando, el año pasado, por ejemplo, en el campeonato mundial de Aeropress, fue una mujer la ganadora y este año en la competencia de barismo también fue una mujer. De a poco, y a nuestra manera, estamos ganando terreno en muchos ámbitos que antes se creía sólo para hombres. Definitivamente somos el equilibrio perfecto para este mundo.

¿Hay campeonas en otras partes del mundo? Si las hay, ¿en qué cosas te identificarías con ellas?

Sí hay, pocas aún, pero ya nos estamos manifestando con más seguridad en estos campeonatos. ¡Vamos por buen camino! En el 2017 en el campeonato de Aeropress y en el 2018 en el de baristas, tuvimos a mujeres como ganadoras. Me identifico con ellas por el hecho de arriesgarse a un mundo donde los hombres predominan, las dos, sin buscarlo, encontraron en el café una profesión, porque yo lo llamaría así, y, un estilo de vida

Podrías dejar un mensaje para otras mujeres que están con ganas de apostar a este mundo cafetero y a las competencias.

Que sin temer apuesten por esto, el café no sólo es esa bebida final, está toda esa trama que hay detrás, esas manos por las cuales pasa para llegar a nuestras mesas. Sobre todo en el café especial, como su nombre lo dice, es esa semilla que fue tomada con todo el respeto a la naturaleza, a los pequeños caficultores, a esas familias que durante años cuidan de ese árbol que, en algún momento, nos dará la mejor bebida que pudo haberse descubierto por casualidad.

Y claro está, el apostar por un lugar donde las personas puedan reunirse, compartir gratos momentos y planear toda una vida.

¡Por Vivi y más MUJERES en el mundo del café, salud!

Deja un comentario