*Por Noelia Díaz

Hoy voy a escribir en primera persona.

Hace unos meses viajé al extranjero y visité a un familiar. Una noche se dio un encuentro con un grupo de amigos, todos médicos residentes en Alemania.

Chorizo, cerveza y asado de por medio se daba la charla con los paraguayos, eran todos varones. No se cómo, pero empezamos a hablar de orientaciones sexuales y de género. No pude creer cuando un médico, mejor egresado de su promoción, ejerciendo la profesión en Europa, afirmó que las personas LGTBI son enfermxs mentales!!!

No fue hasta ese día que comprendí que la LGTBIfobia no tiene que ver con la formación académica de las personas, sino con la pesada mochila de prejuicios con la que nos cargan desde siempre.

 

Querido y joven doctor: un día como hoy hace 29 años la Organización Mundial de la Salud (OMS) eliminó a la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales y es por eso que cada 17 de mayo se conmemora el Día Internacional contra la Discriminación por Orientación Sexual, Identidad de Género y su expresión.

La discriminación quita derechos, no es un sentimiento subjetivo. Pero está tan naturalizada que cuesta identificarla como tal. Y como ya vieron la discriminación y la estigmatización gozan de buena salud.

Desde Aireana – grupo por los derechos de las lesbianas compartieron un documento en el que analizaron los casos de discriminación por orientación sexual e identidad o expresión de género recibidos en el 2018, a través del servicio gratuito de atención telefónica Rohendu. Se registraron 121 atenciones en el servicio. La discriminación y acciones violentas dentro de las familias siguen siendo el factor que más se repite en la vida de las personas LGBT en Paraguay. Para entender porque estas son las llamadas más frecuentes es importante entender el impacto psicológico que tiene la presión social ejercida desde los tabúes y el prejuicio ante la orientación sexual y de género. También se atendieron denuncias relacionadas con discriminación en ámbito del trabajo, donde las mujeres no se sienten seguras de denunciar las situaciones que las afectan.

El informe también refiere que se recibieron  pedidos de información por parte de funcionarias/os, con preocupación por la falta de herramientas que tienen para afrontar el trato a personas LGBT.

El servicio funciona de forma ininterrumpida desde el año 2013 y es atendido por diferentes profesionales que brindan atención y asesoramiento en un marco de absoluta confidencialidad y garantizando el acompañamiento en casos que requieren denuncias ante instituciones públicas o privadas.

Recordemos que…

Según el artículo 46 de la Constitución Nacional: “Todos los habitantes de la República son iguales en dignidad y derechos. No se admiten discriminaciones. El Estado removerá los obstáculos e impedirá los factores que las mantengan o las propicien. Las protecciones que se establezcan sobre desigualdades injustas no serán consideradas como factores discriminatorios sino igualitarios”

Este artículo no tiene una ley que lo reglamente y establezca mecanismos de denuncia. Si bien existe un proyecto de ley contra toda forma de discriminación desde 2007, no ha sido todavía  aprobado  en  el  parlamento.  No  obstante,  la  no  discriminación  es  una  obligación constitucional que el Estado debe cumplir

Para compartir…

Para acceder al informe completo de Rohendu: https://www.aireana.org.py/documentos/accede-al-informe-rohendu-2018/

El servicio telefónico Rohendu está habilitado de lunes a viernes en horas de la tarde de 13hs. a 20hs.  Para más información contactar con Carolina Robledo al 0981904829 o al correo aireanaparaguay@gmail.com

 

Deja un comentario