*Por Noelia Díaz Esquivel

“Varón aliado te tenemos fichado”

De la formación participan estudiantes del primer, segundo y tercer año de la media. Ese día todas las nenas, de las tres promociones y de todas las secciones, fueron vestidas con el buzo del colegio, incumpliendo uno de los artículos del reglamento de la institución que señala que el uniforme diario, para el sexo femenino, debe ser pollera gris – un poco por encima de la rodilla – y camisa blanca.

El ambiente en el colegio estaba denso. Algunos padres y madres acompañaron a sus hijxs y también participaron de la formación.

Ellas sólo querían denunciar los hechos ante los directivos del colegio, pero el plan cambió desde el momento en que  una docente, exigió que alguien le explique lo que estaba pasando y el micrófono se abrió. El tinglado del colegio hizo eco de todas y cada una de las denuncias de las chicas durante dos horas.

¿Quiénes hablaron, qué denunciaron?

  • Me impactó mucho, porque ese micrófono abierto duró como dos horas. Habló todo el colegio, hablaron nenes, hablaron nenas. Se hicieron denuncias de todo tipo. Habló un papa, hablaron profesoras. Una de las chicas que sabía que sus fotos estaban en el drive habló y dijo “yo ya había denunciado esto antes”. Relató que ya le había pasado esto, que le sacaban fotos y que básicamente ante el problema nunca hacen nada, porque las charlas no sirven. O sea capaz sirven cuando unx es más chicx y todavía no tiene un pensamiento formado sobre el poder que le dan a los hombres sobre el cuerpo de la mujer, pero cuando ya son más grandes y ya tienen una idea y que además está apoyada por la sociedad y por sus papás ellos básicamente creyeron que se les REPRENDÍA PORQUE A NOSOTRAS NOS MOLESTABA, NO PORQUE ELLOS ESTABAN HACIENDO ALGO MAL. Porque eran los mismos nombres los que saltaban, los mismos de octavo grado, eran los mismos quienes siguieron haciéndolo.

¿Por qué estaban ahí los papas?

  • Porque los papas ya sabían, porque obviamente sus hijas ya les habían contado. Y el papá que habló dijo que si el colegio estuvo encubriendo todas éstas anteriores denuncias, era un delito y que era denunciable.

Y las afectadas ¿tomaron el micrófono y lo denunciaron públicamente?

  • No todas. Tres se animaron y denunciaron concretamente con nombre y apellido a sus agresores, que además dos de ellos estaban ahí presentes en la formación y estaban mirando con sus padres detrás de ellos. Los nombres siempre se supieron. Literalmente hubo algunas que agarraron el micrófono y se dieron la vuelta y le dijeron vos, vos y vos, mencionando los tres nombres, son unas lacras y les dijeron cómo se sentían. Y ahí por ejemplo a muchas ya no les gustó. Pero yo personalmente pienso que capaz si vos no querés decir el nombre completo es cómo vos lidias con todo lo que te está pasando, pero no le podes juzgar al resto por como deciden lidiar ellas con eso. Por ejemplo una de ellas tomó el micrófono y dijo vos fulanito en noveno grado me tocaste la cola y era uno de los que hizo el drive y dijo frente a todo el colegio, frente a sus papás. Imaginate lo que le habrá costado a ella. Fue así súper fuerte porque fue una de las pocas que se animó a citar el nombre, pero él siempre hace eso. Para él es súper simpático y se ríe.

Lo que yo supe después es que los directivos le habían dicho a las nenas que esta no era la forma, cuando fueron ellos mismos quienes abrieron el micrófono, y sinceramente yo no sé cuál es la forma porque  entiendo que es algo súper normalizado y que probablemente el colegio, no digo que haya intentado encubrir, pero sí como que se minimizó mucho y eso era lo que ya estaba molestando YA QUERIAMOS QUE LOS NENES SEPAN QUE HABIA CONSECUENCIAS PARA LO QUE ESTABAN HACIENDO, QUE NO ERA UNA CHARLITA Y YA ESTÁ. Porque el año pasado según lo que yo me enteré hubo suspensiones a unos nenes que habían hecho esto anteriormente, pero nosotras no nos dimos cuenta de que se les suspendió, solo creímos que habían faltado al colegio, no sabíamos quiénes fueron, no sabíamos nada, se mantuvo súper en secreto y a puertas cerradas.

Después de las denuncias públicas, ¿qué pasó?

  • Después las exas empezaron a twittear sobre el tema y se subieron videos. Fue un súper shock para todas. Salieron varios videos, de diferentes nenas hablando de algo que para nosotras era algo súper privado y entre nosotrxs. Explotó en todos lados y a la noche éramos trending topic y eso le superó a muchísimas nenas y yo entiendo el susto que tuvieron. Y empezaron a pensar, mañana va a estar la prensa en el colegio, no hablen con la prensa, la prensa es mala, la prensa va a tergiversar todo, si ellos deciden sacar información que no sea de nosotras, no publiquen nada en sus redes sociales. Básicamente de una revolución que pensábamos hacer, silencio. ¡Basta! se acaba cortamos acá mismo por lo menos hasta que el colegio decida hacer algo. El colegio dijo que para el miércoles iba a tener una respuesta. Bueno y nosotras vamos a callarnos hasta el miércoles. Pero la 019 dijo nosotras queremos meter un poco de presión todavía con el tema, no para apurarle pero sí para decirle que estamos pendientes de lo que están haciendo y ahí fue que se dio el tema de los carteles. Pero las de la promo 020 no querían nada con los carteles y querían re contra respetar al colegio, que personalmente no creo que sea una falta de respeto poner carteles. Y entonces las chicas de las 019 dijeron, bueno no hay problema, como nosotras también somos víctimas de esto y nos concierne a todas y es una realidad los carteles los hacemos nosotras y firmamos con la promoción abajo.

Y ahí paso lo de los carteles.

Los nenes que el día anterior pasaron a hablar y a defendernos y a decir que estamos acá para ustedes, al segundo que vieron los carteles como que algún botón en su cabeza se apagó y se enojaron muchísimo. Las chicas habían puesto un cartel en el baño de hombres que decía “VARON ALIADO TE TENEMOS FICHADO” y eso les molestó muchísimo, les re indignó. El mensaje del cartel hacía alusión a tipo: quienes están encubriendo van a salir a la luz. O sea todos los que se pusieron la máscara de ESTAMOS CON USTEDES EN REALIDAD NO ESTABAN CON NOSOTRAS.

También pasó algo muy denso con la promoción 019, nenas y nenes se dividieron totalmente. En dos segundos se volvió una guerra. Le hicieron un súper escrache a todas sus compañeras que confeccionaron los carteles. A mí me impresiona mucho cómo perdieron totalmente la empatía en 2 segundos. IMAGÍNATE QUE TE SENTÍS TAN OFENDIDO POR UN CARTEL, PERO CÓMO SE HABRÁN SENTIDO SUS COMPAÑERAS A LAS QUE LE SACARON LAS FOTOS. Yo no entiendo como perdés tan rápido el sentido de empatía y no pensar en que si yo me siento así por un cartel, ¿cómo se han de sentir ellas? No, su primer pensamiento fue son todas unas feminazis de mierda. Al toque empezaron a decir feminazi, dijeron que lo estaba pasando no fue lo que se pensó y que se había ido todo a la mierda. Eran comentarios súper descalificadores sobre sus compañeras. Así los mismos que estaban hablando a favor de sus compañeras el día anterior, 24 horas después estaban mandando a la mierda a todas. Y algunas de las que hicieron los carteles eran las víctimas.

Y las chicas  ¿están unidas?

  • Puedo resaltar que aunque no pensamos lo mismo siempre hablamos de una forma civilizada y nadie intenta imponer una cosa que cree sobre otra, siempre termina ganando lastimosamente el lado más de callarse y no de mostrar tanto, pero por lo menos es con respeto y nadie intenta pasar por encima de la otra. De repente sí había algunas nenas que decían “yo no quiero esto” y yo pensaba que eso sonaba muy fuerte porque ella no era la única víctima y no se debe callar a la otra porque una se quiere callar.

Para mí el miedo de ahora tiene que ver con el boom de las redes sociales. A mí me pareció que la gente se olvidó un poco que hay nenas víctimas detrás de esto. Les asustó mucho y ya no se animan a hablar. Algunas sí y otras no.

 

  • Nos reservamos el nombre de la adolescente a quien entrevistamos, por protección. Aclaramos que su madre estaba al tanto y la acompañó en todo momento.

Deja un comentario