*Por Noelia Díaz Esquivel

“El tema siempre fue tomar conciencia, en ningún momento fue dejarles de lado y hacerles sentir que son una mierda. Era decirles: ¡Ey en serio nos hace mal lo que nos están haciendo por favor vean! Porque expulsarles del colegio no va a solucionar mucho que digamos porque van a seguir haciendo, tiene que haber un seguimiento. El tema es que se den cuenta que lo que están haciendo está mal, que se sientan mal, no que se sientan como unas lacras que nunca van a poder cambiar. Cuando estás enojadx eso es lo que querés pero cuando empezás a pesar un poco más te das cuenta que eso no va a resolver nada”

Esta es la última entrega del “Book de las Insurrectas”. A lo largo del relato se demuestra cómo las protagonistas tomaron la palabra y denunciaron algo sumamente normalizado: la vulneración del cuerpo de las mujeres, pero también se evidencia el mecanismo para el apañamiento.

Es sin duda admirable la valentía de las chicas del Cristo Rey que alzaron colectivamente su voz para decir BASTA ante las situaciones de violencia a las que sobreviven. Ésta fue una acción respetuosa para defender de su integridad.

Es necesario el debate y ésta desafortunada situación representa una enorme lección para aprender como sociedad. Una invitación a que todos, todas, todes reflexionemos sobre el compromiso con la construcción de una sociedad que no tolere ninguna forma de violencia.

Cual fue la reacción de los padres y directivos?

– Tuvimos una reunión 019 y 020 y ahí se había dicho que el colegio pidió más tiempo, porque la situación resultaba muy difícil de resolver. Hubo reacciones divididas entre los papás. Hay algunos que quieren el escrache en todos lados porque están súper enojados. Empezó a recorrer, por ejemplo, el audio de papá y decía los tres nombres y son adolescentes no podes estar mencionando los nombres escarchándoles y mandándoles a la mierda.

Yo sé que la fiscalía se fue al colegio pero no sé con qué tipo de información salió, lo que sí sé por ejemplo es que el colegio presentó los tres nombres de los involucrados y otros datos que salieron en entrevistas. El colegio también nos brindó apoyo sicológico con charlas. Nos íbamos en grupos nenas y nenes para hablar de cómo nos está afectando esta situación a todos, en grupo, como promoción, como colegio, porque el ambiente en el colegio está densísimo. O sea

todas estamos súper mal, la promoción 2019 está divida, todas estamos súper mal. Yo nunca pensé por ejemplo que le vería a mis compañeras llorar todo el día. Muchas no quieren volver a estar en un aula con ellos, del miedo que tienen.

¿Qué quieren conseguir con esto?

– Hay muchas opiniones divididas, estamos esperando a ver qué pasa porque la fiscalía y la defensoría y las autoridades tienen que dar como un veredicto. Ahora está todo tan denso, esperando a ver qué pasa y quieren esperar también para saber si van a salir afectados quienes tuvieron acceso al drive. Esperamos que se le pida a Google que pase el registro de los celulares que entraron a ese drive y que caigan también los cómplices. Tenemos esa expectativa que tendría que ser desde la fiscalía penal.

Hay nenas que no quieren que esto se convierta en una lucha feminista, que mandaban a la mierda porque esto no es una marcha feminista y que no querían que se use mas el #NiUnaMenos. Pero otras que gracias a esto se volvieron más afines al feminismo y les está cambiando todo esto que está pasando. Además se creó una página en Instagram que se llama “Colegio Libres de Acoso” que crearon exas del colegio y en un día tuvo más de 1500 seguidores y más de 40 denuncias.

“Supuestamente el nombre del colegio quedo manchado, pero para mí al contrario, en ningún momento quedo machando porque una vez mas fue el colegio que inicio la conversación así como en el 2015 cuando se llevó adelante la marcha estudiantil, ahora una vez más demostramos que si necesitamos intervenirnos a nosotrxs mismxs… nos vamos a intervenir y eso es lo importante!”

Deja un comentario