“Mantener vivo un género y darle más lugar a  las mujeres para que lo desarrollen es una militancia muy importante”

 

Por Pamela Soledad Méndez*

 

Si tuviéramos que musicalizar el ruido que hacen las olas del Río de la Plata al romper con las costas argentinas y uruguayas, sin dudas, elegiríamos un tango. Pero, ¿En quiénes pensamos cuándo hablamos de tango? Carlos Gardel, Julio Sosa, Argentino Ledesma, Aníbal Troilo son algunos de los nombres a los cuales, generalmente, se suele remitir cuando pensamos en este popular género. Sin embargo, en pleno siglo XXI, tres decenas de mujeres se organizaron y conformaron “La Empoderada”, la primera orquesta atípica de tango formada exclusivamente por mujeres.

Desafiando al tiempo y a los estereotipos que lo anexan a la masculinidad del siglo XX; siguiendo el camino de otras tangueras como Nelly Omar, Tita Merello y Libertad Lamarque, irrumpen en el escenario, aunque esta vez el ritmo lo marca la lucha feminista.

En Revista Emancipa dialogamos con Pamela Victoriano, directora de La Empoderada.  

¿CÓMO FUE EL PROCESO DE FORMAR UNA ORQUESTA DE MUJERES?

El proceso de formar una orquesta de mujeres fue muy arduo. En un primer momento fue una especie de sueño. Un objetivo a cumplir, como directora del proyecto no pensé que llegaría a dónde llegó y que siga creciendo. Pero, me parece que el proceso fue sorpresivo, intentamos formar una orquesta de mujeres que tocara tangos y tuvimos muchos obstáculos en el camino. Con muchísimo trabajo y un gran laburo en equipo lo pudimos lograr, pero la verdad no fue fácil. 

¿FORMABAN PARTE DE OTRAS BANDAS ANTES? ¿ALGUNA VEZ VIVISTE SITUACIONES DE VIOLENCIA POR SER MUJER DENTRO DE SUS GRUPOS MUSICALES?

Formábamos parte de otras bandas antes y ahora también. Hay muchas chicas que forman parte de otra banda además de “La Empo”, al igual que yo que soy directora de otra orquesta. 

Siempre sufrimos violencia por ser mujer en otros grupos, no una vez, sino siempre. Yo toqué mucho con hombres, hace muchos años (no sé porque, ya que todavía no existía en ese momento lo que hoy vemos como feminismo) yo estaba interesada en formar grupos de mujeres, tuve una banda de rock hace muchos años, también formé un grupo de música latinoamericana y estuve en una orquesta de salsa de mujeres.

Entre medio de esos grupos estuve en muchos donde la mayoría eran hombres y sentí situaciones de violencia con hombres, y mismo con mujeres machistas también. Hubo grupos de mujeres en los cuales reinó la violencia, era un ambiente muy hostil para mí. Siempre bajo la lógica patriarcal dónde hay “un líder” que tiene el aval para hacer lo que quiera con los demás, eso es muy violento. Es una mirada patriarcal y no necesariamente tenes que ser hombre para comportarte de ese modo, también hay mujeres así, y sobre todo años atrás. 

Hoy tenemos una conciencia mucho más sana entre nosotras que es la clave del éxito para la mujer: llevarse bien con otras mujeres, tener sororidad y entender que el patriarcado nos está destruyendo a todas.

¿CÓMO LLEVABAN SU RELACIÓN CON EL TANGO Y EL FEMINISMO?

Como llevas cualquier situación de la sociedad. 

El tango en sí mismo no es machista.

La sociedad es muy machista y el tango como expresión popular es el reflejo de una situación totalmente machista. Lo que hace el tango es relatar el machismo, llevarlo a su círculo íntimo de gente. 

Llevábamos esa relación como cualquier cosa que te toca y tenes que bancártela porque vivis en este mundo. Por ejemplo, si vas al banco y sufrís una situación machista no preguntas ¿cómo hago para ir al banco? Seguís yendo porque no te queda otra.  Bueno, nosotras somos músicas, la mayoría de nosotras tocamos tango hace años y la situación era esta; como pasa con cualquier estilo musical y con cualquier trabajo. 

¿TIENEN RELACIÓN CON OTRAS ORGANIZACIONES DE MUJERES MÚSICAS?

Sí, claro. De hecho, La Empoderada nace de un proyecto llamado Red de Orquestas de Mujeres, de las cuales formamos parte tres orquestas (una de ellas es La Empoderada), siempre estamos en contacto entre nosotras.   Nuestra génesis de la orquesta es estar en contacto con otras mujeres músicas. Todo lo que sea ponernos en contacto con mujeres, conocernos entre nosotras, darnos espacios, nos encanta. 

¿PUDIERON ESTABLECER CONTACTO CON OTRAS MUJERES MÚSICAS DE LATINOAMÉRICA?

 El año que pasó estuvimos tocando en un “Congreso” en la Biblioteca Nacional organizado por ibermúsica. Fueron jornadas de tres días hablando de las mujeres en las orquestas, nosotras cerramos el último día de actividad. En ese momento conocimos muchísimas músicas que venían en representación de cada país. Estuvo muy bueno porque pudimos conectarnos y nos encontramos con un vínculo más directo por estar en la misma lucha.

Este año nosotras viajamos a Uruguay. Hicimos nuestra primera gira y participamos del Primer Encuentro  de mujeres músicas y disidencias en Montevideo. Allí tocamos, en la Sala Zitarroza, con las organizadoras del evento, una orquesta de tango de mujeres llamadas “Las Señoras”.

A PARTIR DE LA LUCHA FEMINISTA SE LLEGÓ A LA LEY DE CUPO PARA LOS FESTIVALES ¿CUÁLES CREES DEBERÍAN SER LAS PRÓXIMAS CONQUISTAS?

 Creo que estaría bueno que el cupo sea del 50%, aunque el 30% es un montón y se va a tocar muchísimo más, es un gran avance. Estamos dentro de un proceso y de a poco se irán ganando más lugares y más espacios. Me parece fundamental que la próxima conquista sea el cupo laboral trans arriba de los escenarios – y debajo de los escenarios también-.  Creo que es algo urgente y aún estamos muy lejos. Realmente necesitamos que todas las disidencias puedan trabajar como lo hace cualquiera; como hacen los hombres, sobre todo, quienes tienen mucho cupo laboral. Esto me parece de carácter urgente: que las trans, travestis, lesbianas y no binaries puedan trabajar más. Arriba del escenario, ni hablemos. Es una lucha que aún le queda muchísimo tiempo y tenemos que acelerar ese tiempo, no podemos seguir esperando que puedan trabajar, eso es algo terrible y tiene que dejar de suceder ya mismo.

EL NUEVO GOBIERNO LE DEVOLVIÓ EL RANGO DE MINISTERIO A LA CULTURA ¿QUÉ EXPECTATIVAS TE GENERA? ¿PENSARON ALGUNA DEMANDA PUNTUAL?

 Las expectativas son todas, no sólo para nosotras como Orquesta, sino para todas las personas que forman parte de la cultura. Es importante contar con la posibilidad de tener un Ministerio de Cultura, te hace sentir más segura como trabajadora del arte y de la cultura. 

Por ahora no tenemos demanda puntual, sí proyectos e ideas para seguir creciendo y para seguir aportando y me parece que está buenísimo tener la posibilidad de, aunque sea, hacerlo. 

ALGUNAS CIUDADES, POR EJEMPLO CABA, TIENEN UNA POLÍTICA BASTANTE RESTRICTIVA EN CUANTO A LA CULTURA POPULAR (POR EJEMPLO, LA CRIMINALIZACIÓN DEL ARTE CALLEJERO) ¿PUDIERON ESTABLECER CONTACTOS CON ARTISTAS DE ESA ÍNDOLE? ¿PENSARON EN ORGANIZARSE COMO ARTISTAS?

 Sí, de hecho muchas de nosotras fuimos artistas callejeras y tenemos muchxs amigxs que trabajan en la calle. En cuanto a la organización, sí, incluso tener una orquesta como La Empoderada es un pequeño bastión con respecto a la resistencia de la música popular. Me parece que mantener vivo un género y darles más lugar a  las mujeres para que lo desarrollen es una militancia muy importante. Creo que los artistas callejerxs que están organizados tienen también su lucha y obvio que apoyamos todas las luchas de artistas por el arte y por la música popular, por el grito popular, el grito de la gente en la música. 

¿ALGUNA VEZ CREYERON POSIBLE SUBVERTIR EL ORDEN PATRIARCAL DEL TANGO?

Desde el primer momento que nos juntamos dijimos “vamos a intentar esto” teniendo la esperanza de que pueda funcionar, que se pueda hacer una orquesta donde no haya sistema patriarcal, donde haya un sistema horizontal, no tengas que competir con tu compañera, donde ayudes a la persona que necesite ayuda, en donde puedas trabajar en un ambiente libre de acoso, donde no te sientas ninguneada, maltratada, rebajada por ser mujer. 

Lo logramos, sí.

Fue un logro para nosotras llegar a todo eso. Hay muchas cosas que las fuimos reflexionando a medida que fueron pasando. Para nosotras esto fue una gran conquista, fue conquistar-nos a nosotras mismas, cada una a su persona. 

—————————————————————————-

Conocer a La Empoderada nos brinda la certeza de que no habrá más silencios ni complicidad, porque cada día luchamos mejor. 

 

*Pamela es estudiante de Ciencias de la Comunicación y del Profesorado de Ciencias de la Comunicación en la UBA.
Es hincha de Racing, le gusta tomar mate, comer asado y tomar cerveza 🤭
Fotografías de Julia Bravo

 

Deja un comentario