Por Heather Balbuena

En el año 1960 tres activistas políticas de la Republica Dominicana fueron brutalmente asesinadas por orden de quien gobernaba en aquel entonces, el dictador Rafael Leónidas Trujillo.

Por esta razón, en 1981 el movimiento feminista latinoamericano comenzó a organizarse cada 25 de Noviembre para conmemorar a las compañeras y su lucha que dieron como mujeres. Luego la Asamblea General de las Naciones Unidas, en su resolución 54/134, estableció esta fecha como el “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer” invitando a gobiernos, organizaciones internacionales, movimientos sociales y políticos, sindicatos, activistas a trabajar en la promoción, erradicación y prevención de la violencia contra los derechos de la mujeres.

En Argentina, a partir del análisis realizado por el Observatorio Ahora que Si Nos Ven, sabemos entre del 1 de enero al 20 de noviembre del año 2020 hubo 265 femicidios (conocidos), los cuales en mayor medida ocurrieron en la vivienda y a manos de la pareja. Con respecto a la vía pública, se vio reducido no porque haya frenado sino porque este escenario de violencia machista fue restringido por la disminución en transito público producto de la pandemia.

Con el cambio de gobierno en el año 2019 hemos visto un cambio de escenario que va en construcción.  La creación del ministerio de Mujeres Géneros y Diversidades vino de la mano con la instalación de uno de los principales ejes que es el «Registro de Promotorxs Territoriales de Género y Diversidades» política pública demandada por las organizaciones sociales durante un largo periodo. 

Para hablar también sobre la lucha de las compañeras en el estado nacional, los proyectos de ley, el territorio en este día tan importante, nos contactamos con tres luchadoras; de diferentes provincias y todas militantes transfeministas de Mujeres Evita del  Movimiento Evita. Una de ellas Romina Chiesa, quien es Directora Nacional de Protección de Victimas por Razones de Género del Ministerio de Mujeres Géneros y Diversidades quién comenta “ la creación del Registro Nacional tejiendo matria en primer lugar reivindica, reconoce e institucionaliza la tarea de compañerxs que vienen desarrollando tareas en los diferentes territorios, en relación a la erradicación de la violencia por motivos de género. Son lxs que desde el primer momento hacen una escucha, una derivación, acompañamiento y por lo tanto, el rol de las organizaciones y de las personas que llevan adelante esta tarea es fundamenta. Son el primer eslabón que existe en el territorio, en todo lo que tiene que ver con políticas de género y diversidad. Es sumamente importante que ese primer eslabón, que no era parte de ninguna institucionalidad, se incorpore a esa red a nivel nacional en donde los Estados locales y los Estados provinciales deben ser protagonistas porque son quienes deben ejecutar las politicas de genero, pero como un actor central es importante el rol de las organizaciones.”

Con respecto al área que tiene a su cargo agrega “estamos  trabajando fuertemente en todo lo que tiene ver con dispositivo territoriales de protección (hogares, refugios). Entendemos que las personas que tiene que ingresar, más allá de trabajar la protección y la seguridad, se debe trabajar el abordaje integral. Deben ser espacios abiertos a la comunidad, también a trabajar con la diversidad, todo lo que tiene que ver con la interseccionalidad. Desde la dirección presentamos hace aproximadamente 8 meses el programa de fortalecimiento para dispositivos territoriales de protección, que transfiere fondos a estos dispositivos pertenecientes a estos gobiernos locales y provinciales para que puedan equiparlos, ampliarlos. Por otro lado, se acaba de presentar la guía de abordaje integral en donde comenzamos a incorporar todo lo que tiene que ver con la diversidad y la interseccionalidad, para poder trabajar con el colectivo lgbtiq+, con personas indígenas, con prisión domiciliaria. Empezamos a trabajar con una mirada más amplia e integral para no resolver sólo la situación habitacional momentánea, que es lo que sucede cuando una persona ingresa a un dispositivo territorial de protección. También una línea central que se tiene desde el ministerio, es la creación de nuevos conceptos y terminologías, es por esto que empezamos a hablar de personas en situación de violencia por motivos de género, para dejar de hablar de victimas, porque sabemos que lo primero que debemos hacer es no re victimizar a una persona en situación de violencia. También empezamos a hablar de abordaje integral para salir de la terminología ruta crítica».

Nuestra segunda consultada es Majo Poncino, compañera de la provincia de Santa Fe, quien impulso las capacitaciones para el territorio nacional. Nos contó sobre el Programa de Promotorxs Territoriales de Género y Diversidad Micaela García: “el segundo proyecto de ley que impulsamos en el Congreso Nacional desde Mujeres Evita forma para parte del paquete de leyes Micaela que presentamos en el 2017 luego del femicidio de nuestra compañera Micaela García. La negra es el nombre de cada una de las vitolas de la violencia machista, su nombre es la responsabilidad que asumimos como feministas populares para hacer valer su compromiso y transformar el dolor en organización para que ninguna compañera , hermana, amiga le pase. Es una herramienta fundamental para prevenir la violencia por motivos de género en los diferentes territorios generando espacios de formación, asesoramiento, escucha e intercambio para desnaturalizar la desigualdad y brindar herramientas para erradicar la violencia machista. Fortalecen las redes comunitarias y son nexos articuladores entre el barrio y el Estado.”

Por último conversamos con la chaqueña Aldana Meza, quien se desempeña como capacitadora en esta red y sábado de por medio se reúne con lxs compañerxs de la Provincia de Chaco para transmitir lo que está plasmado en las guias de abordaje. Ella nos contó por qué decidió involucrarse en este trabajo fundamental: “Veo en nuestra sociedad y en nuestra cultura que hay mucha desigualdades y violencias de géneros que son naturalizadas, afectando fuertemente en todos los ámbitos, no sólo al privado sino que también el público. Por eso es importante formarse para poder visibilizar estas problemáticas y de esa manera revertir estereotipos y prejuicios y dejar de reproducir relaciones de subordinación, violencia y discriminación. La formación te brinda eso, las herramientas para poder abordar, contener, acompañar a las personas en situación de violencia y discriminación. Esta política pública llega en el momento justo, porque se le está dando prioridad a la mujer, a la comunidad lgbtiq+, porque si buscamos una sociedad libre e igualitaria esto tiene que ser primordial.”

Esta política pública impulsada por el gobierno de Argentina es una ejemplo concreto de lo de la articulación con las organizaciones y la militancia feminista. El trabajo con quienes conocen la realidad territorial es fundamental para el abordaje de la violencia de género y en este día de conmemoración consideramos importante conocer acciones que aporten a la erradicación de la violencia.

Deja un comentario